Curiosidades del paso de los precandidatos presidenciales de Argentina

(CNN Español) — Son cuatro los precandidatos presidenciales que se imponen como favoritos en las encuestas de intención de voto hacia las elecciones de 2023 en Argentina. En su ambición, no siempre gustan de que ciertos datos de su pasado salgan a la luz. Para bien, para mal o para sorpresa de algunos, estos sucesos son parte de la historia de cada figura.

Tres de ellos —Sergio Massa, Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich— son personajes con larga trayectoria en la política; en cambio, el cuarto, Javier Milei, se define como un “outsider” que llega a la escena electoral a romper con la lógica bipartidista que marcó los últimos años.

Elecciones Argentina 2023: así quedaron las alianzas que buscarán la presidencia
La carrera hacia octubre se precipitó desde el cierre de las listas, el 24 de junio. Y todos buscan acaparar la mayoría de los votos. “¡La felicidad ja, ja, ja, ja!”. El momento en el que Massa y Larreta convergieron en el camino

Ramón “Palito” Ortega es un cantante y actor popular argentino que empezó su carrera de jovencito en un grupo llamado “El Club del Clan”. Más adelante, ya como solista, sus canciones sonaron a lo largo y ancho del país y también en el exterior: “La felicidad” es uno de sus éxitos más grandes.
Palito, como se le conoce públicamente, también incursionó en la política. Fue gobernador de Tucumán, su provincia, y luego estuvo a cargo de la Secretaría de Desarrollo Social en el gobierno de Carlos Menem. Fue entonces cuando el actual ministro de Economía, Sergio Massa, y el alcalde de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, ahora precandidatos opositores, velaron por un espacio en común. Ambos acompañaron a Ortega esa cartera a fines de los 90, el primero como asesor y el segundo como subsecretario.

De la derecha a caudillo del peronismo; de la juventud peronista a la centroderecha del Pro

Massa es la principal apuesta de Unión por la Patria para conseguir el sillón presidencial en octubre. Sin embargo, sus primeros pasos en la política fueron en la derecha defensora de la libre empresa. La Unión del Centro Democrático (Ucede), el espacio entonces liderado por Álvaro Alsogaray, estaba muy alejada del pensamiento que el ministro profesa hoy día.

Elecciones Argentina 2023: ¿cómo consultar si estoy en el Registro de Infractores electorales?

Del otro lado del escenario, un dato curioso que completa la foto electoral es que, en las antípodas de Massa, Patricia Bullrich, una de sus rivales más fuertes en la contienda, encuentra su vocación en la Juventud Peronista a los 17 años.

Actualmente, la exministra de Seguridad es la precandidata “halcón” de la oposición y presidenta del Pro, el ala de Juntos por el Cambio (JxC) que se opone más férreamente al kirchnerismo.

El relato detrás del mote de “montonera” con el que se señala a Patricia Bullrich

La exministra de Seguridad y precandidata presidencial se unió a la Juventud Peronista (JP) en su adolescencia. Fue la propia Bullrich quien habló abiertamente del tema en diferentes oportunidades. Incluso estuvo presente el día de la “masacre de Ezeiza”, cuando el expresidente Juan Domingo Perón regresó al país tras su exilio en España y estallaron enfrentamientos de distintos sectores del peronismo dejaron muertos y heridos.

Pero la duda que pesa sobre la figura de Bullrich es si formó parte de Montoneros. La relación entre ella y la organización guerrillera se desprende, además de su pertenencia a la JP, porque fue cuñada de Rodolfo Galimberti, comandante de la Columna Norte del movimiento. Ella lo niega fervientemente.

En un video que circula en redes sociales, ella rememora una canción de otras épocas que dice: “Somos soldados de FAR y Montoneros”.

“Tajaí”, la incómoda campaña que terminó en una pieza de televisión

Corría 2015 y Sergio Massa hacía campaña para competir en las elecciones presidenciales. Buscaba posicionar al Frente Renovador como una alternativa en el centro de los principales espacios: Cambiemos, con Mauricio Macri a la cabeza, y el kirchnerismo que tenía como candidato a Daniel Scioli.

Entonces, Massa lanzó una serie de anuncios distribuidos en todo el país que apuntaban específicamente a cada una de las provincias. Rápidamente llamaron la atención, no tanto por su contenido político sino por el tono utilizado. “Vos, que estás ahí…” era la frase que se repetía en cada pieza. Sin embargo, se señaló al precandidato porque supuestamente cambiaba su acento según la región objetivo. El “tajaí” se refiere al “estás ahí” con la ese aspirada típica del interior del país.

¿Dónde voto en las PASO 2023?: cómo consultar el padrón electoral definitivo para las elecciones

Massa negó que esa fuera la intencionalidad. Explicó que la grabación de las piezas implicaba repetir una y otra vez el mismo discurso y que el cansancio propio de ese mecanismo afectó su tono. Esto no evitó que se hicieran chistes y piezas televisivas de comedia sobre aquel hecho.

Milei, el “outsider” que se formó adentro, y dos datos de color del economista libertario

Como es sabido, Javier Milei se presenta como el candidato “anticasta”. Según el economista —ha repetido en innumerables ocasiones— “la casta” alude a los políticos que viven de la función pública hace años y que, por conveniencia propia, perpetúan el sistema tal y como está: ineficiente, desde su punto de vista.

Pero su prédica contra los políticos “tradicionales” frente a los que se posiciona como independiente tiene algunos ribetes desconocidos.

De acuerdo con el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Ciudad de Buenos Aires, Milei presidió la Fundación Acordar, un centro de estudios y análisis creado por el dirigente kirchnerista Daniel Scioli. Pero ese no fue su único vínculo con “la casta”.

Según Leandro Santoro, precandidato a alcalde de la Ciudad de Buenos Aires por Unión por la Patria, el economista también cobró funciones de las arcas públicas.

Trabajó con el entonces militar Antonio Bussi durante su paso por el Congreso nacional, quien más tarde fue condenado a cadena perpetua por delitos de lesa humanidad.

Ante estos dos señalamientos, Milei dijo que Scioli se fue rápidamente de la Fundación y respecto a Bussi, argumentó que trabajó “para alguien elegido por el voto popular”.

Y en datos de color de su biografía, que él mismo confesó en publicaciones periodísticas y en su libro “El camino del libertario”, destaca que durante su juventud fue arquero de las ligas inferiores del club de fútbol Chacarita y también cantó en una banda de rock.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.