La industria pasa por los chips y Alemania lo sabe: invertirá 20.000 millones de euros para ser el rey de Europa

Olaf Scholz sabe que el futuro pasa por los semiconductores. Y con la Ley Europea de Chips puede que no sea suficiente. Por ello esta semana han anunciado un paso adelante. Una inversión multimillonaria ampliada para no solo convertirse en el auténtico referente europeo, sino para intentar competir contra las primeras potencias a nivel mundial.

20.000 millones de euros en fábricas de chips. Es la cifra anunciada por el ministro de industria que se alcanzará a través de las distintas subvenciones.

Durante los próximos años, Alemania invertirá hasta 20.000 millones de euros, algo más de los 17.000 millones de euros que ya se han puesto a disposición de los principales fabricantes para que instalen en el país germano sus fábricas de semiconductores.

Ya tienen acuerdos con Intel, TSMC y otros grandes fabricantes. Del paquete anterior, 10.000 millones de ayudas irán a parar a Intel, compañía que apostará fuertemente por Alemania con una inversión de más de 30.000 millones para sus dos plantas en Magdeburgo. Intel juega un papel trascendental para Alemania, pues se ha convertido en la inversión extranjera más grande jamás obtenida.

Otras compañías que ya han anunciado su intención de construir fábricas en Alemania son Infineon, GlobalFoundries y TSMC.

Infineon quiere iniciar la producción de su nueva planta en Dresden, en 2016, después de invertir 5.000 millones de euros. Recibirá 1.000 millones del gobierno alemán, según apunta Bloomberg. GlobalFoundries ya lleva tiempo trabajando en Alemania y ha anunciado que ampliará sus instalaciones si consigue subvenciones de aproximadamente el 25% del coste. Por parte del mayor fabricante del mundo, TSMC, tiene intención de abrir también una fábrica en Dresden. Pero los números no están cerrados y TSMC está negociando duro.

Solo quedan unos 3.000M€ por asignar. Para TSMC se espera que se pacten unos 5.000 millones de euros de ayudas, tras una inversión de 10.000 millones de euros. Si sumamos el resto de inversiones, vemos que aproximadamente solo quedan unos 3.000 millones de euros por asignar.

La Transformación económica son los chips. Alemania tiene un megafondo de 177.500 millones de euros para la Transformación económica y la protección del clima. Una enorme cantidad de inversión pública presupuestada hasta 2026 que iba destinada a proyectos de movilidad eléctrica y energía y ahora se amplía a semiconductores. El gobierno alemán se ha dado cuenta que para atraer a grandes fabricantes como TSMC necesita ampliar la cantidad inicial de fondos.

Alemania deja al resto de Europa en ridículo. La diferencia con el resto de Europa es inmensa. Si nos fijamos a nivel Europeo, el plan de la Ley de Chips es movilizar unos 43.000 millones de euros a nivel europeo, donde unos 11.000 millones de euros salen de los fondos europeos directamente. Ya solo Alemania ha cubierto casi la mitad de ese objetivo.

Las cifras están muy lejos del resto. Francia por el momento solo ha anunciado 5.500 millones de euros para semiconductores, de los cuales 2.900 millones de euros irán a parar a STMicroelectronics y GlobalFoundries para una fábrica en Crolles. Italia ha anunciado un plan todavía inferior, de 4.600 millones de euros. Más elevado es el de España, con un PERTE Chip de hasta 12.000 millones de euros.

El doble que España (y mucho más en la práctica). Los 20.000 millones de euros que Alemania invertirá en fábricas de semiconductores son casi el doble que los 12.250 millones de euros que está dispuesto a invertir España. Sin embargo, el problema no radica en cuánto dinero se quiere gastar, sino en cuanto se gastará finalmente.

De esos 20.000 millones, Alemania ya tiene pactados unos 17.000 millones. Sin embargo, de los 12.000 de España, únicamente se ha conseguido el apoyo de Broadcom y una inversión de 920 millones de euros, de los cuales no ha trascendido qué porcentaje serán subvencionados. Siguiendo los ejemplos de otros fabricantes, es posible que la mitad de esa inversión sea compensada con ayudas públicas.

Esto nos deja un panorama desolador para España, pues pese a la gran cantidad de dinero público disponible, todavía no se ha encontrado aplicación. Alemania está siendo más de diez veces más efectiva en este terreno.

Una apuesta por la innovación industrial a la altura de las grandes potencias. La industria alemana siempre ha sido muy alabada y el país con los chips está demostrando que quiere competir contra las grandes potencias a nivel mundial.

Está por encima de los 10.000 millones de dólares de la India y los 14.000 millones de dólares de Japón, aunque todavía por detrás de los 52.000 millones de Estados Unidos y claramente por debajo de los 143.000 millones de China, completamente enfocada en intentar impulsar su industria de semiconductores para hacer frente a los múltiples bloqueos económicos del resto de países.

Imagen | L N | Maheshkumar Painam

En Xataka | Alemania ha cedido: Intel recibirá la subvención que ha pedido para su fábrica de chips, aunque no le saldrá gratis


La noticia

La industria pasa por los chips y Alemania lo sabe: invertirá 20.000 millones de euros para ser el rey de Europa

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Enrique Pérez

.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.