Las conclusiones de los nuevos cargos contra Trump, su asistente y un trabajador de Mar-a-Lago en el caso de documentos clasificados

(CNN) — El fiscal especial Jack Smith amplió su caso sobre los documentos clasificados contra el expresidente Donald Trump, e hizo nuevas y significativas acusaciones de que Trump y sus empleados intentaron borrar imágenes de seguridad de Mar-a-Lago buscadas por el gran jurado que investiga el mal manejo de los registros del gobierno.

Los nuevos cargos fueron presentados en lo que se conoce como una acusación de reemplazo que fue entregada por un jurado investigador en Florida este jueves. También se agregó al caso un tercer acusado, el empleado de Mar-a-Lago Carlos De Oliveira. Está acusado junto con Trump y Walt Nauta de obstruir la investigación con el presunto intento de eliminar imágenes de seguridad en el resort de Trump en Florida.

Trump también enfrenta un nuevo cargo derivado de los documentos clasificados presuntamente mal manejados que son el núcleo del caso, y los fiscales identificaron un nuevo documento, informado por CNN como posibles planes de ataque a Irán, que dicen que Trump retuvo ilegalmente.

Trump y Nauta se declararon inocentes de la ronda inicial de cargos que Smith presentó en el caso el mes pasado.

La presentación de los nuevos cargos ilustra la profundidad y amplitud del peligro legal al que se enfrenta Trump. Una acusación potencial en la investigación de subversión electoral de Smith continúa acechando contra el expresidente y se esperan posibles cargos en las próximas semanas en el condado de Fulton, Georgia, que investiga la conducta postelectoral de Trump y también de sus aliados.

Esto es lo que debes saber sobre los nuevos cargos en el caso de documentos clasificados.

Fiscal especial acusa a Trump de cargos adicionales en el caso de los documentos clasificados hallados en Mar-a-Lago CNN obtiene grabación de Trump sobre documentos clasificados 1:51 Trump “solicitó” la eliminación de las imágenes de seguridad

La acusación formal acusa a Trump de ser parte del esfuerzo para eliminar las imágenes de seguridad de Mar-a-Lago después de que fue citado, asegurando que el expresidente “solicitó” que un empleado de la casa de descanso eliminara las imágenes “para evitar que las imágenes se proporcionen a un gran jurado federal”.

El nuevo acusado del caso pone al expresidente en medio de los intentos de borrar las imágenes de seguridad. Según la acusación, De Oliveira le dijo a otro empleado de Trump, que era director de tecnologías de la información en Mar-a-Lago, “que ‘el jefe’ quería que se borrara el servidor”, según la acusación.

Cajas de documentos clasificados se almacenan dentro de la sala de almacenamiento del Mar-a-Lago Club en esta foto incluida en la acusación federal de Donald Trump. (Foto: US District Court/Southern District of Florida)

Esto sucedió en junio de 2022 después de que los fiscales solicitaron las imágenes de seguridad.

Cuando el empleado anónimo de Trump, identificado como Empleado 4, respondió que no sabría cómo hacer eso y que no creía que tuviera los derechos para hacerlo, De Oliveira lo presionó aún más, refiriéndose nuevamente a “el jefe”, dijeron los fiscales.

“De Oliveira luego insistió al Empleado 4 de Trump que ‘el jefe’ quería que se borrara el servidor y preguntó, ‘¿qué vamos a hacer?’”, alega la acusación formal.

Según la acusación, De Oliveira le preguntó al empleado de IT cuánto tiempo retuvo el servidor las imágenes de seguridad. Le dijeron que eran aproximadamente 45 días. De Oliveira también dijo que la conversación “debe permanecer entre los dos”, según la acusación.

De Oliveira también habló por teléfono dos veces con Trump después de que los abogados de Trump fueran notificados de los planes para citar las imágenes de seguridad.

Trump y Nauta ya habían sido acusados de obstrucción por el movimiento de cajas, pero ahora los últimos cargos agregan una nueva dimensión al caso de obstrucción que va más allá de ocultar los documentos en sí.

El equipo legal de Trump se reúne con el fiscal especial mientras la acusación federal parece acercarse Estas son las posibles acusaciones contra Trump 4:21 El supuesto mal manejo de un plan de ataque contra Irán por parte de Trump se suma a los cargos

La nueva acusación eleva a 32 el número de cargos que enfrenta Trump por retener información de defensa nacional, y los fiscales agregan un nuevo recuento a los 31 cargos que presentaron anteriormente por un documento clasificado descrito por los fiscales como una “presentación de alto secreto sobre actividad militar en un país extranjero”.

Trump supuestamente promocionó el documento, que CNN informó anteriormente relacionado con los planes de ataque de Irán, en una entrevista grabada en julio de 2021 con biógrafos en su club de golf de Bedminster, Nueva Jersey.

Los nuevos cambios y detalles en la acusación de reemplazo contradicen las negaciones pasadas de Trump sobre el documento en cuestión. Trump había negado previamente que el documento que discutió en las cintas de audio fuera un documento del gobierno y lo describió como un recorte de noticias.

“No había ningún documento”, dijo Trump a Fox News el mes pasado. “Esa fue una gran cantidad de papeles y todo lo demás hablando de Irán y otras cosas”.

“Y puede que haya sido retenido o puede que no, pero eso no era un documento. Yo no tenía un documento per se. No había nada que desclasificar. Estas fueron historias de periódicos, historias de revistas y artículos”, dijo Trump en la entrevista.

Un nuevo acusado en el caso de documentos clasificados

Los nuevos documentos judiciales exponen el papel que supuestamente desempeñó De Oliveira en un intento que hicieron Nauta y Trump para eliminar imágenes que buscaba una citación del jurado investigador. De Oliveira, de 56 años, también fue acusado de hacer declaraciones falsas en una entrevista de enero con el FBI, cuando se le preguntó sobre el movimiento de cajas en el resort de Florida.

Los fiscales describen al nuevo acusado como el administrador de la propiedad de Mar-a-Lago que anteriormente trabajó como valet en el centro turístico.

Después de que el FBI ejecutara una orden de allanamiento en Mar-a-Lago en agosto pasado, Nauta habló con un empleado no identificado sobre la lealtad de De Oliveira, según los fiscales, y solicitó que el empleado confirmara la lealtad de De Oliveira en un chat grupal con un representante del comité de acción política (PAC) de Trump.

“Ese mismo día, TRUMP llamó a DE OLIVEIRA y le dijo a DE OLIVEIRA que TRUMP le conseguiría un abogado a DE OLIVEIRA”, dice la acusación.

Aquí es donde supuestamente Trump guardaba documentos clasificados en Mar-a-Lago Trump debería preocuparse por la investigación en Washington, dice experto 7:12 Lo que sigue a continuación

De Oliveira tiene programada una lectura de cargos por los nuevos cargos en el juzgado federal de Miami el lunes de la semana próxima por la mañana, que tendrá lugar ante el magistrado jefe Edwin G. Torres.

Aún no está claro cómo los nuevos cargos afectarán el ritmo del caso contra Trump y Nauta. Actualmente, el juicio, que está programado para realizarse en Ft. Pierce, Florida, frente a la jueza federal de distrito Aileen Cannon, está programado para comenzar a fines de mayo de 2024.

Pero incluso antes de que se revelaran los nuevos cargos, era posible que la fecha del juicio se retrasara más.

Este jueves por la noche, Trump le dijo a Fox News que los nuevos cargos equivalen a “interferencia electoral al más alto nivel” y “mala conducta de la fiscalía”. También afirmó que su posición en las encuestas de las elecciones presidenciales de 2024 lo convirtió en un objetivo del Departamento de Justicia.

Los abogados de De Olivera y Nauta se han negado a comentar.

 

— Marshall Cohen de CNN contribuyó a este informe.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.