Si queremos un coche eléctrico barato, vendrá de India: Tesla sólo es la última firma que ya se lo plantea

El mercado del automóvil es una cuerda tensa de la que tiran fabricantes y clientes desde dos extremos.

De momento, los primeros están ganando, demostrando que la venta de menos vehículos pero a un precio mayor es más rentable que jugar a volumen. En el otro extremo, los ciudadanos observan con horror cómo las políticas europeas han encarecido el coche, su compra es cada día más complicada y en las grandes ciudades ya se habla abiertamente de prescindir de él.

Lo explica bien el sociólogo Mariano Urraco en este artículo de El País. Apunta a que si el coche compartido triunfa entre los jóvenes es “por su propia situación de precariedad vital. Como no pueden acceder a un vehículo propio, hacen de la necesidad virtud. Hay determinadas soluciones que las tomamos como valiosas en sí mismas cuando en realidad lo que reflejan es la imposibilidad de mucha gente de adquirir o de acceder a determinados productos“.

Sin embargo, una vocecita debe reconcomer por dentro a los fabricantes. Las marcas lanzan mensajes continuamente de que encarecer el producto no ha debilitado sus cuentas. Y, sin embargo, como con un rumor de fondo, hablan de conseguir el coche eléctrico más barato posible, aquel que rompa el mercado.

En Europa, parece que China es la más avanzada y, en cuestión de precio, nadie ofrece tanto por debajo de 20.000 euros como el MG4 Electric. Los fabricantes, además, no dejan de alertar de que desde Oriente pueden ir haciéndose con toda esa base de clientes. Europa parece que empieza a ponerse las pilas.

Pero, como decíamos, los fabricantes tradicionales siguen hablando de rebajar el precio del coche eléctrico y ampliar el número de clientes potenciales. La duda es dónde se impondrá el suelo del coche eléctrico. Si hace años podíamos tener coches que rondaban los 10.000 euros, empezamos a vislumbrar una nueva casilla de salida que esté más cerca de los 25.000 euros.

Y, en ese camino, no queda más remedio que reducir costes. Al fondo, como destino, India abre su puerta. Tesla se lo piensa y otros empiezan a contemplar si también pueden introducir la dirección en la barra del navegador.

India como país clave en el coche eléctrico barato

Si hace unas semanas hablábamos de la posibilidad de que Tesla instalara una nueva gigafábrica en España y de cómo estaba siendo su paseo por Europa, tocando las puertas de Francia o Italia, ahora es Electrek quienes informan de que también está interesada en China para sacar adelante su coche eléctrico más barato.

Afianzados los Tesla Model Y y 3 (sobre todo el primero) como el coche eléctrico más exitoso del mundo, la compañía parece decidida a producir su coche eléctrico más barato, con un precio de salida por debajo de 25.000 dólares, como hace tiempo que anuncia Elon Musk.

Para conseguir los precios a los que Tesla vende sus coches con las capacidades mecánicas y de autonomía que tiene, en el crecimiento de la empresa ha sido clave cómo ha ido escalando sus plantas productoras, reduciendo al mínimo el número de empleados, priorizando el uso de enormes prensas para fabricar mucho más rápido y, sobre todo, apoyándose en países como China para producir mucho más barato que en Europa o Estados Unidos.

India se posiciona como el país favorito para producir el coche eléctrico barato

Este último, gracias a las promesas de grandes incentivos, está consiguiendo atraer parte de la producción de coches eléctricos al país. Sin embargo, los modelos de menor coste, de masas, siguen produciéndose generalmente en sociedades donde producir es mucho más barato.

En Motorpasión ponen cifras a estas palabras: “En 2021, el coste de la electricidad en China para las empresas en diciembre de 2021 era de 0,078 libras esterlinas por kWh (0,10 dólares) (…) En 2021, cuando Alemania todavía disfrutaba del gas ruso a buen precio, el coste era de 0,267 libras esterlinas el kWh (0,352 dólares)”.

Buscando nuevos mercados, Tesla parece estar muy interesada en fabricar en India y cree que puede ensamblar medio millón de vehículos en una nueva planta que está por confirmarse. No es la única compañía que mira al país.

Los rumores ya hablan de que Volkswagen estaría pensando en asentar en India la producción de su coche eléctrico más asequible. Según Automotive News, el grupo está decidiendo si su modelo más económico nace de una asociación entre Volkswagen y Skoda pero producido en el país. Utilizando, además, la estructura de una planta propia de Tesla, con una alta automatización.

Recientemente, en El Confidencial tampoco descartaban que veamos una carrocería del Grupo Volkswagen con logo de Seat, lenguaje de diseño de Seat pero fabricado en India por terceros. Uno de los caminos de mantener con vida a una marca que empieza a apuntar a la micromovilidad, dejando Cupra a un lado.

El país, guarda algunas similitudes con la China de hace unos años. No sólo es que sea barato producir, además, es un escaparate buenísimo para vender vehículos eléctricos en uno de los mercados con mayor proyección del mundo. Una tecnología que apenas tiene penetración (si hablamos de cuatro ruedas) pero cuyo potencial debería terminar por explotar a finales de la década.

Carlos Tavares, quien en reiteradas ocasiones se ha mostrado crítico con los fabricantes chinos, aseguraba en noviembre de 2022 que “Europa es incapaz de fabricar vehículos eléctricos asequibles. Así que la gran oportunidad para la India sería poder vender coches compactos EV a un precio asequible, protegiendo la rentabilidad”, dejando la puerta abierta a un asentamiento de Stellantis en el país.

En Reuters también aseguraban hace unos días que BYD ha presentado una propuesta para fabricar en el país y expandir la producción de vehículos de nueva energía a precios asequibles. El fabricante chino ya ha conseguido ser la marca más comprada en su país, adelantando a Volkswagen, que había ostentado tradicionalmente esta posición. La propuesta, sin embargo, ha sido rechazada, confirmaron más tarde desde la propia agencia.

Mientras tanto, en el país han visto su potencial y ya fabrican vehículos eléctricos muy pequeños a precios muy contenidos. Algo así como sus propios Wuling. En este sentido, China también marca el camino, pues la mayor parte de los vehículos eléctricos que se venden en el país son automóviles de dimensiones y precio reducidos, lo que se asemejaría a los cuadriciclos en España.

En Xataka | Hemos buscado los coches eléctricos más baratos de España: estos eran sus precios hace un año y esto cuestan hoy

Foto | Tesla


La noticia

Si queremos un coche eléctrico barato, vendrá de India: Tesla sólo es la última firma que ya se lo plantea

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Alberto de la Torre

.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.