Un buen router sirve para mucho más que para tener el internet más rápido: estos son los casos en los que es crucial

Un router es para mucho más que simplemente para tener Internet rápido, y de hecho, hay cosas que pueden llegar a ser más importantes que la pura capacidad de velocidad. Porque al final, cuando contratas Internet no es solo para navegar, sino que también lo usas para otras cosas, desde videojuegos hasta el Internet de las cosas

Por eso, vamos a hablarte de estas cosas para las que puedes usar el router y las características que necesita para realizarlas lo mejor posible. Así, podrás entender un poco mejor los aspectos importantes de un router, y a la hora de comprar uno tendrás más conocimientos para tomar una decisión más informada.

Recuerda que esto es Xataka Basics, y vamos a intentar explicarlo todo de una manera poco técnica pero más entendible para todos. Porque al final, elegir un router puede ser más complejo de lo que parece, y que el desconocimiento te haga comprar el primero que veas es un error.

La importancia de tener 5GHz además de 2,4GHz

Una de las cosas importantes de un router es que tenga la capacidad de emitir una WiFi de 2.4GHz y de 5GHz. La de 5 GHz es relativamente nueva aunque lleva varios años con nosotros, por lo que si un router no tiene esta tecnología ya te está diciendo de entrada que es bastante antiguo y obsoleto.

¿Y por qué es tan importante? Pues porque son tecnologías de WiFi que se complementan entre sí. La WiFi 2.4GHz tiene menos canales y más interferencias, lo que provoca que la conexión a veces vaya un poco lenta. También tiene menos velocidad de conexión, aunque un mayor rango, lo que te asegura que llegará a más zonas de tu casa.

Y luego está la de 5GHz, que tiene más canales, lo que significa que hay más espacio y menos saturación con otras redes WiFi. También es más rápida, aunque tiene un menor rango. Si tienes un dispositivo donde necesites tener la mayor velocidad, será bueno tener esta WiFi de 5GHz y que le alcance.

En definitiva, son dos tecnologías complementarias. Dependiendo del router las podrás tener separadas en dos redes WiFi diferentes o unificadas en una, y que el dispositivo que se conecte use la mejor en cada momento. Pero tenerlas separadas te permite una mayor organización dependiendo del dispositivo que quieras conectar, ya que algunos como un altavoz inteligente no necesitan tanta velocidad, pero dependiendo de dónde lo tengas sí que necesitarán alcance.

No todos los routers son iguales y muchas veces no sabemos diferenciar entre un router potente y otro del montón. Fritz! se especializa en routers MUY potentes.

Más información
Consejo ofrecido por la marca

Los routers más modernos ya aceptan otro tipo de WiFi, la WiFi 6E de 6GHz. Esta tecnología de WiFi utiliza tres bandas. La WiFi 6 usa a la vez las bandas de 2,4 y 5 GHz para tener la mejor cobertura de una banda y la mayor velocidad de otra, y la WiFi 6E, que es la más moderna, añade una banda de 6 GHz, con más canales para que tu WiFi vaya menos saturada.

Más allá de los aspectos técnicos, como te hemos dicho antes, el uso de estas tecnologías te puede ayudar a detectar si un router es moderno o no. Si en la tienda ves uno que solo tiene bandas de 2,4 GHz, es un modelo obsoleto. Y si ves que hay alguno con WiFi 6E (es importante fijarse en la E), es porque tiene las tecnologías más modernas que hay hoy.

Qué es eso de los canales WiFi

Y ya que te hemos dado esta explicación sobre los aspectos técnicos y hemos mencionado los canales de la WiFi, vamos a hablar de ellos, porque cambiarlos es uno de los pasos que has de dar para mejorar su señal y ganar potencia.

Tu WiFi circula por determinadas frecuencias divididas en canales, y lo mismo pasa con todas las WiFis que hay a tu alrededor. Es como una autopista, y si varias WiFis de tu vecindario están utilizando el mismo canal exacto, entonces se provocan interferencias y saturación, y en definitiva, la WiFi va más lenta y tiene menos potencia.

Existen aplicaciones gratuitas como Wifi Analyzer de Android, que analizan el estado de los canales de tu alrededor. Si tu WiFi está en un número que también están usando otras, entonces lo mejor es cambiar de canal tu WiFi. Y por eso, las WiFis de 5GHz y 6GHz pueden ser mejores en muchos casos, porque tienen muchos más canales, y por lo tanto hay más espacio para que la red de tu vecino no interfiera con la tuya.

Para cambiar el canal manualmente tienes que entrar en la configuración de tu router, escribiendo en la barra de direcciones los números 192.168.1.1, y usando el nombre de usuario y contraseña que suele venir en la pegatina del router. Aquí, tendrás que buscar la configuración de tus redes, y en ella encontrar la opción de elegir canal.

Si vas a conectar muchos dispositivos al router

Tu ordenador, el portátil, el móvil, el móvil de tu pareja, la tableta, la Smart TV, la videoconsola, uno o varios altavoces inteligentes… En tu casa puede haber muchos dispositivos conectados al router, y para conectarlos todos a la vez debes tener varias cosas en cuenta si vas a comprar un router.

En primer lugar, en sus especificaciones tienes que buscar el límite máximo de dispositivos. El máximo teórico es de 253, pero dependiendo de la modernidad de tu router habrá menos. Si vas a comprar un router que sea antiguo quizá soporte una o dos docenas de dispositivos, que aunque parezcan muchos, si te paras a pensar puede que se llenen pronto.

Para que todos los dispositivos funcionen bien, es recomendable que el router tenga la mayor cantidad de bandas posibles. Vamos, que si usas uno con 2,4 y 5 GHz será mejor que solo 2,4 GHz, y si tienes uno que soporte 6 GHz entonces todo irá mejor.

Y también es importante tener un gran ancho de banda, que tu Internet tenga gran velocidad para que se la puedan repartir entre varios dispositivos. Si tienes contratado un Internet algo lento, puede que cuando estés usando el ordenador y bajando cosas y quieras ver una serie en Netflix a la vez, la calidad del streaming se resienta. Por eso, cuantos más dispositivos más importante es tener Internet de sobra.

Un router para IoT

Y si tienes una casa muy conectada y quieres lo mejor para tu dispositivos del Internet de las Cosas o IoT, debes tener algunas cosas en común. Existen routers optimizados para el IoT, y esto es algo de lo que te debes fijar a la hora de comprar uno nuevo con este fin.

Este tipo de routers suelen tener una gran cantidad de antenas para optimizar su alcance. Además, los modelos más optimizados tienen mejores procesadores internos para que haya un buen flujo de trabajo en sus entrañas y se puedan manejar correctamente todos los dispositivos que tienes conectados.

Pero lo que debes saber es que los routers fabricados pensando especialmente en los dispositivos IoT suelen indicarlo. De hecho, si buscas uno en Amazon como el Xiaomi AX3600, verás que en la propia descripción ya tiene un nombre con alusiones al IoT, y tiene indicada la cantidad máxima de dispositivos.

La importancia de las antenas

Como has visto en el router anterior, la cantidad de antenas influye en la cobertura que te ofrece el router fuera de tu casa. Pueden ser más feos, sí, pero un router con 4 o 6 antenas normalmente llegará más lejos en tu casa que uno que tiene dos antenas o ninguna. Esto no quiere decir que un router sin antenas no llegue, pero uno con ellas puede tener más capacidad.

También es importante su colocación y cómo pongas las antenas de tu router. Si tu router tiene dos antenas, el truco suele ser poner una en horizontal y otra en vertical, para asegurarte de que la recepción de radio se maximiza cuando tanto el emisor como el receptor usan la misma polarización. Algunos dispositivos tienen la antena en vertical, otros en horizontal, así que la única forma de asegurar una mejor recepción para todos ellos es usar ambas orientaciones.

Routers para videojuegos y streaming

Existen en el mercado routers gamings y para streaming, que son esos que están especialmente diseñados para jugar a videojuegos con funciones online, o para consumir contenido en una plataforma de streaming. A la hora de elegir uno, conviene fijarte en que tiene WiFi 2.4GHz y de 5 GHz, y si tiene WiFi 6E mejor que mejor, y también importa que el router tenga al menos 800Mbps de velocidad máxima.

Además de esto, también conviene que el router tenga tecnologías como MU-MIMO y Beamforming, que sirven para mejorar la recepción de la señal con la orientación de la energía emitida por las antenas. También importa el número de antenas, su cantidad de streams simultáneos y su número de conexiones, además de la capacidad del procesador.

Además de esto, también influyen cosas que no tienen que ver con el router, como la conexión que tengas contratada o el ping y la latencia que te estén dando entre el router y el operador. El ping afecta a lo que tarda en llegarte la información en los videojuegos online, o sea que cuanto más alto peor será para ti. Para mejorarlo, es mejor conectar la consola o el PC por cable y no por WiFi, y otros aspectos que tendrás que configurar como los DNS.

El procesador de tu router

Una cosa que hemos mencionado en casos como el IoT o el gaming y a la que no solemos prestarle atención es el procesador y la memoria RAM que tenga el router. Para usos generales como navegar por Internet no va a ser demasiado importante, pero para videojuegos o para conectar muchos dispositivos es mejor que tenga un buen procesador y buena cantidad de RAM.

¿Por qué? Pues porque el router tiene que procesar la información y el intercambio de datos entre los dispositivos conectados, y cuantos más dispositivos conectados o más velocidad requieran, entonces será importante que haya un procesador interno capaz de gestionar toda la información.

Conexiones Ethernet y USB

La conexión Ethernet es la conexión por cable de toda la vida. Es cuando un dispositivo lo puedes conectar directamente al router por cable, algo que mejorará la velocidad y la latencia, y ofrecerá una mejor experiencia a la hora de navegar y usar Internet.

Y si tienes la consola en otro salón diferente y no tienes un cableado especial por la pared de tu casa que incluya Ethernet, recuerda que tienes métodos para conectar casi cualquier dispositivo con esta tecnología, como por ejemplo los adaptadores PLC.

Si quieres un ejemplo, en mi caso tengo mi ordenador de trabajo conectado al router por Ethernet, y tengo una tirada de cable Ethernet del despacho al salón, donde tengo conectada la videoconsola por cable. He preferido conectar la videoconsola en vez del Smart TV, que va por WiFi, porque es a la hora de jugar online cuando más exigencia se requiere con la conexión.

Por eso, lo recomendable es que tu router tenga varios conectores de salida Ethernet, para poder conectar directamente varios dispositivos por cable. También es útil que tenga un puerto USB, porque el USB del router te puede servir desde para cargar dispositivos hasta para compartir documentos por la red.

Imagen de portada | pxhere.com

En Xataka Basics | WiFi, guía a fondo de configuración: todo lo que tienes que saber para mejorar tu conexión


La noticia

Un buen router sirve para mucho más que para tener el internet más rápido: estos son los casos en los que es crucial

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Yúbal Fernández

.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.