El PP quiere hablar con Junts pese a cargar contra Sánchez por buscar el apoyo de Puigdemont

El PP no renuncia a hablar con nadie, ni siquiera con Junts “dentro de la Constitución” para la investidura del presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo. El vicesecretario de Coordinación Autonómica y Local del Partido Popular, Pedro Rollán, ha abierto este sábado la puerta a establecer contactos también con el partido independentista catalán, aunque las posibilidades de que la formación nacionalista liderada por Carles Puigdemont apoyara una investidura de Feijóo son remotas. Rollán ha puesto sobre la mesa esta posibilidad un día después de que los populares sumaran un escaño más, que perdió el PSOE, gracias al escrutinio del voto exterior por Madrid.

En este nuevo escenario, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, necesita del voto a favor de Junts y no solo de su mera abstención para ser investido, en caso de contar también con los apoyos de Sumar, ERC, EH Bildu, PNV y BNG. Los populares consideran que este nuevo equilibrio de fuerzas legitima aún más a Feijóo para ser candidato a la Presidencia y merma las aspiraciones de Sánchez. “Somos el partido más votado y trabajamos para cumplir el mandato de las urnas”, ha subrayado Feijóo en Twitter tras confirmarse el incremento del número de diputados de su grupo, que finalmente es de 137 escaños.

El CERA da un diputado más al PP y llegamos a los 137.
16 escaños más que la siguiente fuerza.

Gracias a todos los españoles en el exterior que quieren un Gobierno de moderación y sentido de Estado.

Somos el partido más votado y trabajamos para cumplir el mandato de las urnas.

— Alberto Núñez Feijóo (@NunezFeijoo) July 29, 2023

Preguntadas por EL PAÍS sobre las palabras de Rollán, fuentes de la dirección del PP han precisado que “no hay novedad” en ese planteamiento porque su “veto siempre es y será a Bildu” y, “con los demás, el límite es la Constitución”. “Lo que no va a estar fuera de la Constitución es nada que pudiera hacer un Gobierno de Feijóo”, inciden las mismas fuentes.

Frente a las palabras de Rollán, respaldadas por fuentes de la dirección, dirigentes populares han censurado esta semana que Sánchez buscase el apoyo de Junts y de Puigdemont en forma de abstención para su hipotética investidura. La secretaria general del PP, Cuca Gamarra, señaló el miércoles que “no se negocia” un Gobierno con quien quiere la ruptura de España ni con quien es prófugo de la Justicia; para que pueda haber otra opción a la investidura de Núñez Feijóo, la capital de España dejaría de estar en Madrid para pasar a Waterloo, dirigida por un prófugo de la Justicia”, dijo en referencia a Puigdemont, huido en Bélgica. Si solo Vox votase a favor de Feijóo, el PP necesitaría el sí de Junts. En caso de sumar a Coalición Canaria, requeriría de la abstención de estos últimos.

Por su parte, el expresidente de la Generalitat y fundador de Junts, Carles Puigdemont, ha bajado este sábado a la arena de la negociación de la investidura y ha mandado mensajes que, sin decirlo, parecen tener como destinatarios al PSOE y a ERC. En ellos pide enfocar un posible acuerdo en la resolución del conflicto catalán y no en soluciones personales y rechaza presiones para haya una decisión favorable a los socialistas. “Quien crea que ejerciendo presión o practicando directamente el chantaje político obtendrá algún beneficio táctico, se puede salvar el esfuerzo”, ha advertido a través de Twitter, para después denunciar que es continuamente espiado y que se han publicados informaciones falsas con ataques personales que ponen en cuestión su salud mental o que señalan a su familia que él siempre ha alejado del foco. “Ya sé cuál es el objetivo de toda esa ingeniería narrativa: que lo deje ir. Y que, si puede ser, me presente delante de un juez español y acepte tanto su autoridad como su decisión”, ha añadido, informa Camilo S. Baquero.

Seguir leyendo

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.