Nuestra concepción del mundo ha cambiado mucho durante la historia. Este mapa ilustra todas sus formas

Los mapas han sido una pieza importante en la historia de la humanidad durante siglos. Se dice que los primeros fueron creados sobre el 16500 a.C, aunque los más antiguos conocidos tienen su origen en tablillas de arcilla babilónicas de hace “tan solo” 3.000 años. Las primeras civilizaciones querían ilustrar cómo encajaban sus realidades en la complejidad del planeta. Una forma de tener el mundo, literalmente, en la mano.

De hecho, uno de los mapas más antiguos estudiados tiene el tamaño y la forma de un iPhone: el Imago Mundi. Se trata de una tablilla de arcilla creada en el 700 a.C. en Mesopotamia que ilustra a Babilonia dividida en dos por el río Éufrates y rodeada por el océano. Aunque aparecen algunas regiones como Asiria, su funcionalidad no era ayudar a ubicarse. Era simbólica: captar la idea del mundo entero, con su autor en el centro.

Al principio, la precisión y los detalles no fueron las prioridades de los dibujantes, eran más una forma de hacer arte. Siglos más tarde, los romanos dibujaron un extenso mapa de su imperio en un pergamino gigante. El problema era que con apenas medio metro de alto no podía ser ni mucho menos realista. Fue, otra vez, otro intento por ilustrar el poderío del hombre y de hasta dónde llegaba el dominio del imperio.

No fue hasta principios del siglo XVI que comenzaron a aparecer los primeros mapas del mundo realistas, cuando el belga Gerardus Mercator desarrolló una proyección basada en matemáticas, mucho más precisa que cualquier otra hasta esa fecha.

A lo largo de la historia, los mapas se han utilizado para la navegación, la guerra, la exploración y la planificación urbana. También permitieron a los gobiernos administrar su territorio de manera más eficiente. Visual Capitalist ha publicado un mapa ilustrado por el usuario de Reddit PisseGuri82 que representa cómo evolucionaron las formas de los mapas hechos por el hombre a lo largo de la historia. Y es una delicia.

Puedes consultar el mapa en su máxima resolución aquí.

Uno de los primeros esfuerzos por hacer la cartografía un poco más realista sucedió en Egipto en el siglo II d.C. con Claudio Ptolomeo. Era un astrónomo y astrólogo obsesionado con hacer horóscopos, lo que requería colocar con precisión la ciudad natal de alguien en un mapa del mundo. Para ello, reunió documentos y relatos de viajero que detallaban la ubicación de las ciudades

Cuando terminó, había ideado un sistema de líneas de latitud y longitud, y trazó unas 10.000 ubicaciones, desde Gran Bretaña hasta Europa, Asia y el norte de África. Ptolomeo incluso inventó formas de aplanar el planeta (entendía que la Tierra era redonda al igual que la mayoría de los griegos y romanos) en un mapa bidimensional. Llamo a esa técnica “Geografía”.

A la mayoría de mapas cristianos tampoco les importaba la precisión, estaban diseñados para contar relatos religiosos. Un ejemplo fue la creación del mapa medieval T-and-O Beatine, atribuido al monje español Beato de Liébana. Aunque muestra varios continentes como África, Asia y Europa, su principal objetivo era ilustrar lugares bíblicos. Por ejemplo, debido a que el sol sale por el este, el Jardín del Edén se puede ver apuntando hacia arriba y hacia Asia en el mapa.

Y durante los próximos siglos los mapas siguieron estando más centrados en la narración de historias, como es el caso del famoso mapa del siglo XII del erudito islámico al-Sharif al-Idrisi, encargado por el rey Roger II de Sicilia. En él, se mezclan ciudades islámicas y cristianas con las tierras del rey en el medio. Una de las singularidades de la “Tabula Rogeriana” era que estaba orientado hacia el sur, por lo que algunas representaciones lo muestran al revés.

No fue hasta 1935 que el cartógrafo judío Abraham Cresques creó el mapa más importante de la época medieval, el Atlas catalán. En él se pueden identificar muchas ciudades indias y chinas, después de que algunos exploradores como Marco Polo y Sir John Mandeville realizaron sus viajes. En 1489, Henricus Martellus amplió los mapas basándose en los viajes de Marco Polo para imaginar el Viejo Mundo, lo que ahora conocemos como América. Después de estos, los mapas ya comenzaron a parecerse más a los que conocemos ahora.

De esta forma, los informes de navegación de los marineros empezaron a usarse para ilustrar nuevas coordenadas. Y esto llevó al cartógrafo portugués Diego Ribero a crear el primer mapa científico del mundo en 1529, hecho exclusivamente para la Corona española. Un modelo que le sirvió años después al matemático inglés Edward Wright para perfeccionar la proyección de Mercator, que tiene en cuenta la curvatura de la Tierra

También conocido como mapamundi de Wright-Molyneux, esta representación lineal del mapa cilíndrico de la Tierra se convirtió rápidamente en el estándar para la navegación. A ellos le siguieron muchos otros hasta este momento. Y, aún en la actualidad, no hay ningún mapa que refleje al 100% cómo es la Tierra en realidad.

Imágenes: @PisseGuri82 / Wikimedia Commons

En Xataka | Qué personajes históricos nacieron en tu ciudad o pueblo, localizados en un alucinante mapa interactivo


La noticia

Nuestra concepción del mundo ha cambiado mucho durante la historia. Este mapa ilustra todas sus formas

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Albert Sanchis

.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.