La intrahistoria del escaño CERA en Madrid: así trabajó Ayuso durante un año el voto exterior

En torno a las 22.00 del viernes, la decena de apoderados del PP presentes en el escrutinio del voto exterior en Madrid se miraron con alegría contenida. Acababan de ganar un escaño clave. Después de 14 horas de farragoso proceso para contabilizar los sufragios correspondientes al Censo Electoral de Residentes Ausentes (CERA), y sin cambios en el resto de las provincias, solo quedaba una opción para alterar el resultado de los bloques de izquierda y derecha: que lo hiciera la circunscripción madrileña. Y así fue. Tras perder un diputado en Madrid en favor del PP, Pedro Sánchez necesita el apoyo de Junts y no su mera abstención. Algo que en el Partido Popular esperaban ansiosos, después de que Alberto Núñez Feijóo no colmase las expectativas puestas en el 23-J. Pero para los representantes del PP madrileño, la sorpresa fue menor: llevaban un año afanándose en cultivar el voto emitido desde fuera de España.

Fue después del congreso del PP de Madrid, celebrado en mayo de 2022, cuando la presidenta de la comunidad, Isabel Díaz Ayuso, institucionalizó el departamento dedicado a la pata del PP de Madrid en el exterior. El impulso de esta área pretendía “cuidar de los afiliados” populares residentes en el extranjero, como detalla Javier Hurtado, responsable de la secretaría creada ad hoc. Desde el PP madrileño eran además conscientes, ya entonces, de que se avecinaban unas elecciones —tanto autonómicas como generales—, cuyos resultados estarían muy ajustados entre los bloques de izquierda y de derecha. Y contaban con que el sufragio CERA podría ser determinante, más aún cuando se efectuaba por primera vez sin el sistema del voto rogado, que dificultaba a los residentes en el extranjero el sufragio activo ante la cantidad de trámites que eran preceptivos para solicitar el voto.

Desde el lanzamiento de la secretaría, “creación personal” de Ayuso, —según Hurtado—, él y su equipo, formado por una decena de personas, “multiplicaron” la actividad del PP de Madrid en el exterior y los contactos con afiliados, simpatizantes y colaboradores del partido en otros países. Además de tejer esa red, también analizaron dónde había más posibilidades de recibir votos y se lanzaron acciones tendentes a fidelizar las relaciones. “El contacto ha sido continuo”, prosigue Hurtado, que ha encabezado muchas de las delegaciones enviadas desde España. Entre los trabajos se incluye asimismo el lanzamiento de redes sociales específicas para la secretaría del PP de Madrid en el exterior.

En paralelo, la presidenta de Madrid ha viajado durante los últimos meses a varios países para “fortalecer” su imagen fuera de España, además de cultivar las relaciones con los madrileños residentes en el extranjero. Como ejemplo, Ayuso visitó Londres en febrero, y allí combinó la agenda institucional con diversos actos organizados por el PP de Reino Unido.

El consulado que registró un dato de mayor participación en el voto CERA fue precisamente el de Londres, con un 18,11% de los llamados a ejercer el sufragio. Pero no es posible saber cómo es el reparto por partidos en cada país, ya que los sobres llegados desde el exterior se distribuyen entre las 52 circunscripciones y es ahí donde se contabilizan. Este 23-J, Madrid registró el dato de participación más alto de todas las circunscripciones en el voto CERA. También cosechó el mayor porcentaje de votos para el Partido Popular, un 42,95%. Aunque en la mayoría de las provincias fue el PSOE el partido más votado en el exterior.

“Hemos priorizado las acciones en los países donde residían más madrileños”, como Estados Unidos, México y Reino Unido, explica Hurtado. Licenciado en Medicina y con estudios en Relaciones Internacionales, el responsable de la secretaría empezó su andadura en el PP catalán con 18 años. “El voto al PP en exterior se ha consolidado”, asegura. En un principio, la estrategia se pensó para las elecciones autonómicas del 28 de mayo, en las que Ayuso ganó por mayoría absoluta, y en las que el voto CERA no fue determinante ni alteró el resultado. Aunque también cosechó un buen número de votos para el PP, casi el 45%. Al final, el escaño logrado en Madrid ha beneficiado a Alberto Núñez Feijóo, que ve legitimada aún más su intención de ser el candidato a la Presidencia tras sumar un diputado más, según afirman desde el PP.

Aguirre ya detectó el caladero

El PP cuenta también en el ámbito nacional con un área específica dedicada a los residentes en el extranjero. Sus inicios datan de los tiempos del expresidente autonómico Manuel Fraga, en Galicia, comunidad con un alto volumen de población emigrante. Por lo que el modelo seguido por Hurtado se basó en la experiencia gallega, aunque atendiendo a las “particularidades” de los madrileños que en la actualidad residen fuera de las España.

En Madrid, durante el segundo mandato de la expresidenta de la Comunidad Esperanza Aguirre, también se montó una estrategia y un área concreta dedicada a atender a los afiliados madrileños residentes en el extranjero, y a captar a potenciales votantes. Fue tras la reelección de Aguirre, en mayo de 2008. Y el departamento constató que las acciones desarrolladas en el extranjero revertían en mayor porcentaje de votos, como ha ocurrido ahora. Pero con la llegada de la crisis, los trabajos se diluyeron.

Seguir leyendo

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.