ARM ha aguantado décadas su salida a bolsa. Ahora apuntan a una de las mayores OPVs de la historia

A finales de 2020 NVIDIA quiso dar el campanazo. Anunció la intención de adquirir de ARM por 40.000 millones de dólares. Los reguladores jamás vieron con buenos ojos aquel acuerdo y la compra se fue al garete en febrero de 2022. La empresa, subsidiaria del gigante japonés SoftBank Group, tiene ahora otra intención muy distinta. Una que ha evitado durante años.

Salida a bolsa. Según Bloomberg, SoftBank está preparando la salida a bolsa de ARM y el objetivo de la Oferta Pública de Venta (OPV, IPO por sus siglas en inglés) es el de lograr una valoración de entre 60.000 y 70.000 millones de dólares.

La relevancia de las GPUs profesionales de NVIDIA en el campo de la IA ha hecho que las acciones de la empresa se disparen en los últimos meses. Fuente: Google Finance

A la vuelta de vacaciones. Esa salida podría producirse muy pronto, en septiembre. Según fuentes cercanas a la decisión, el proceso quiere aprovechar ese interés del mercado por tecnologías ligadas a la inteligencia artificial y a los chips.

Siguiendo los pasos de otro gigante. A NVIDIA por ejemplo ese auge de la IA generativa le ha ido de fábula: la empresa se ha disparado en bolsa desde sus mínimos de octubre de 2022, y ha cuadruplicado el valor de sus acciones. En SoftBank probablemente quieren aprovechar el mismo tirón, aunque el posicionamiento de ARM en ese ámbito es mucho más discreto y sus diseños, aunque parte de la ecuación, están más orientados al ámbito de los dispositivos móviles y no a tarjetas gráficas profesionales para entrenar modelos de IA.

Una valoración incierta. Datos previos de Bloomberg ampliaban mucho más la horquilla de la valoración y estimaban que podrían situarse entre los 30.000 y los 70.000 millones de dólares, una señal de lo complicado que era valorar esta compañía. En SoftBank parecen creer que el tope inferior de esa estimación es muy bajo y de hecho su ambición es la de lograr una valoración de 80.000 millones de dólares, aunque eso parece complicado.

NVIDIA e Intel en la jugada. La intención de ARM en esa salida a bolsa ha atraído el interés de otros grandes fabricantes de semiconductores, y según los datos de Bloomberg tanto NVIDIA como Intel —que se alió con ARM recientemente para producción de chips de 1,8 nm— están ya negociando la posibilidad de ser inversores importantes en esa operación.

Una de las mayores OPV de la historia. En ARM esperan lograr una inversión de 10.000 millones de dólares con la operación, lo que situaría esta salida a bolsa como una de las más importantes de la historia en el panorama tecnológico. De hecho, solo Alibaba (25.000 millones de dólares) y Meta (16.000 millones) la superarían.

ARM quiere ir más allá de los móviles. Rene Haas, que cogió el testigo y se convirtió en CEO de ARM el año pasado, quiere liderar una transición que parece necesaria: el mercado móvil, que siempre ha sido el foco de ARM, lleva tiempo en desaceleración. Eso hace que Haas tenga la intención de dirigir sus próximos pasos a la computación avanzada con chips para centros de datos para infraestructuras en la nube —en China ARM es protagonista con el 40% de cuota en ese segmento— y, cómo no, para plataformas de inteligencia artificial.

En Xataka | ARM pisa el acelerador: sus nuevas CPU y GPU nos prometen colocar el listón de Android por las nubes


La noticia

ARM ha aguantado décadas su salida a bolsa. Ahora apuntan a una de las mayores OPVs de la historia

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Pastor

.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.