Chivite avanza en la reedición del Gobierno de Navarra con Contigo Zurekin, que gestionará Vivienda

La socialista María Chivite ve cómo se allana el camino hacia su segunda investidura como presidenta de Navarra, después de que la Ejecutiva de Contigo Navarra-Zurekin Nafarroa haya aprobado la propuesta para reeditar la coalición en el Gobierno foral, que conformaron PSN, Geroa Bai y esta tercera formación.

Desde Contigo-Zurekin apuntan que el preacuerdo alcanzado en materia programática y de estructura debe ser ahora validado por todos los grupos que componen la coalición (Podemos, IUN-NEB, Batzarre, Independientes, Alianza Verde y Verdes Equo). No obstante, se prevé que sea ratificada sin problemas, dado que Contigo Zurekin ha obtenido una de sus principales demandas: la gestión del Departamento de Vivienda.

Vivienda era un área muy disputada, porque también la pedía Geroa Bai, la formación que la gestionó en la última legislatura. Así, PSN y Contigo Zurekin avanzan en la firma de un acuerdo que sigue contemplando a Geroa Bai como socio principal del Gobierno. Si estos deciden no seguir adelante con las negociaciones, Chivite todavía podría ser presidenta —en minoría— con los votos afirmativos de EH Bildu, que anunció este martes una consulta a sus bases para concederle ese apoyo, y la abstención de Geroa Bai, que ha aseverado que no se opondrá a esa solución. Con este panorama, la actual presidenta contaría en una previsible sesión de investidura con 14 parlamentarios —11 socialistas y 3 de Contigo Zurekin— y los votos afirmativos de la coalición abertzale (9). Con un total de 23 escaños y la abstención del partido de Uxue Barkos, podría salir elegida en segunda ronda.

De momento, las conversaciones entre los tres socios siguen adelante, con el reparto de puestos como principal escollo, y con una fecha límite cada vez más cercana, el 28 de agosto. Por ahora, Contigo Zurekin ha confirmado en un comunicado que ocupará la Consejería de Vivienda y que también tendrán “capacidad directa de gestión” en las áreas que atienden “las necesidades de las mujeres, las y los jóvenes y las personas migrantes”. Respecto al acuerdo programático, se muestran satisfechos, si bien reconocen que quedan algunos flecos por concretar. Una fuente de la Ejecutiva asegura que este “es un preacuerdo suficiente para nuestra coalición, que ofrece vías para una incidencia política notable y tremendamente necesaria para la ciudadanía, en áreas clave y que forman parte de las preocupaciones principales de la sociedad”.

Sobre la mesa de negociación los puntos de vista son encontrados. Geroa Bai sigue exigiendo mantener la misma representación que en la última legislatura (cuatro consejerías, senador autonómico —ahora demandado por los socialistas— y la presidencia del Parlamento de Navarra —que seguirá ocupando—), a pesar de que en los últimos comicios ha obtenido dos parlamentarios menos (de nueve a siete), mientras que sus socios en el Gobierno han mantenido las mismas actas. Al otro lado, la propuesta del PSN: quieren nueve consejerías para los socialistas (frente a las ocho de esta pasada legislatura), tres para Geroa Bai y una para Contigo Zurekin. A cambio, ofrecen a los nacionalistas que, además de la presidencia de la Cámara navarra, asuman la gestión de Salud —hasta ahora en manos del PSN— que, con el 25% del presupuesto, es el departamento con más recursos del Ejecutivo. Esta oferta ya ha sido calificada de “inadmisible” por Geroa Bai, puesto que la consideran una “clara invitación” a abandonar el Gobierno.

Seguir leyendo

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.