Worldcoin estaba siendo un éxito en Kenia. Hasta que el país lo ha paralizado por dudas sobre la privacidad

Kenia estaba siendo uno de los principales mercados de Worldcoin, el proyecto de Sam Altman donde se ofrecen tokens regularmente a cambio de registrar el iris. Más de 350.000 usuarios se habían registrado en el país. Sin embargo, ahora el gobierno local ha tomado una decisión que afecta de pleno las operaciones de esta llamativa y polémica aplicación. 

Kithure Kindiki, ministro del Interior de Kenia, ha confirmado que la administración ha obligado a suspender las actividades de Worldcoin en el país, por motivos de sus potenciales riesgos a la seguridad pública. 

A través de unos orbes metálicos que se ponen a disposición de los usuarios en localizaciones concretas seleccionadas por la compañía, los usuarios pueden registrarse en la plataforma y obtener Worldcoins. Según apunta Reuters, los usuarios han podido obtener unos 7000 chelines kenianos, unos 44,85 euros al cambio. Se trata de una cantidad similar a la que se ha repartido a los usuarios en mercados como España, donde también está disponible.

Según justifican desde las autoridades de Kenia:  “Las agencias relevantes de seguridad, servicios financieros y protección de datos han iniciado consultas e investigaciones para establecer la autenticidad y legalidad de las actividades antes mencionadas”. 

Estas dudas sobre la seguridad de Worldcoin están en línea con lo publicado por la Oficina de Protección de Datos de Kenia, operativa desde 2019. En un comunicado, el regulador de protección de datos solicitaba a Worldcoin que explicase correctamente cómo se iban a utilizar los datos de los usuarios. 

STATEMENT: @ODPC_KE Calls for Vigilance from the Public as It Engages WorldCoin on Compliance with Data Protection Act, 2019. pic.twitter.com/xoY7uOqcNG

— OFFICE OF THE DATA PROTECTION COMMISSIONER (@ODPC_KE) July 28, 2023

La promesa de Worldcoin ha atraído a miles de kenianos, que hacían cola durante horas para registrar su iris y obtener tokens a cambio. Unos tokens que posteriormente pueden intercambiarse por USDT y posteriormente, ya en distintos exchanges, cambiarse por chelines kenianos. 

Worldcoin es un proyecto que promete garantizar la privacidad, pero el registro del iris supone un dato biométrico muy comprometido. Además de en Kenia, que ha sido el primer país en adoptar la medida de suspender la actividad de Worldcoin, el proyecto de Sam Altman está siendo investigado por las agencias de protección de datos de Francia, Reino Unido y Alemania. Por el momento, la AEPD no ha comunicado que haya iniciado investigación. 

Desde Xataka hemos contactado con Worldcoin para conocer su postura sobre la decisión del gobierno de Kenia. 

En Xataka | Worldcoin ya regala dinero por registrarse. Sam Altman aspira a que 2.000 millones de humanos se apunten


La noticia

Worldcoin estaba siendo un éxito en Kenia. Hasta que el país lo ha paralizado por dudas sobre la privacidad

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Enrique Pérez

.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.