ANÁLISIS | Trump está listo para regresar a Washington para una cita monumental en la corte, pero es poco probable que haya una catarsis nacional

(CNN) — Se espera que este jueves el expresidente de Estados Unidos Donald Trump regrese al epicentro de su supuesto intento de derrocar las elecciones de 2020 para responder a cargos históricos, incluida el de conspiración para defraudar a Estados Unidos.

Trump será procesado luego de ser acusado de una serie de supuestos planes para frustrar la victoria del presidente Joe Biden y su conducta luego del ataque de sus seguidores al Capitolio de EE.UU.

Aunque este no será el primer viaje del expresidente a la capital después de desairar la asunción de Biden, la vista de su caravana abriéndose paso por Washington puede desencadenar un trauma que aún sienten los residentes durante un día oscuro en la historia 31 meses atrás.

La audiencia será el último giro en una saga extraordinaria e histórica que rodea a un expresidente y favorito para una candidatura de un partido importante en 2024, quien hasta ahora ha sido acusado en tres investigaciones penales separadas.

Es también un momento decisivo en el esfuerzo de las instituciones gubernamentales y judiciales por dar cuenta del peor ataque a la democracia en los tiempos modernos.

Cientos de partidarios de Trump ya se han enfrentado a un ajuste de cuentas en los tribunales por sus esfuerzos para interrumpir la certificación de una elección democrática. Ahora es el turno del presunto cabecilla.

¿Podría Donald Trump ser presidente si lo condenan?

El expresidente Donald Trump llega para pronunciar un discurso en la convención del Partido Republicano de Georgia, en Columbus, el 10 de junio de 2023. (Foto: Anna Moneymaker/Getty Images)

La audiencia procesal para la lectura de cargos de Trump, que sigue a la acusación explosiva del fiscal especial Jack Smith este martes, se llevará a cabo en un juzgado federal cerca de donde les dijo a sus partidarios que “luchen como el infierno” para salvar a su país y justo bajando la colina del Capitolio, que su multitud invadió el 6 de enero de 2021.

Se espera que Trump se declare inocente, mientras sus abogados preparan argumentos de que sus afirmaciones de fraude electoral estaban protegidas por la libertad de expresión y que simplemente estaba siguiendo el consejo de sus abogados, por ejemplo, al buscar reunir electores alternativos en estados clave. El equipo de Trump también ya está argumentando que nunca tendrá un juicio justo en una ciudad donde obtuvo solo el 5% de los votos en 2020 y que a menudo demoniza.

La breve audiencia de este jueves ante un juez de primera instancia será observada de cerca en busca de pistas sobre el momento de un juicio, dado que el calendario de Trump se está llenando de eventos de campaña y dos juicios potenciales en otros asuntos el próximo año. Su equipo legal ya ha señalado un intento de retrasar los procedimientos hasta después de las elecciones de noviembre de 2024 en las que podría ser el candidato republicano.

Recuerdos inquietantes

La audiencia es el inicio de un proceso legal que representa el impulso más significativo del sistema judicial para pedir cuentas al expresidente por su intento de mantenerse en el poder a pesar de perder una elección.

Cientos de simpatizantes de Trump que estaban en el Capitolio ese día han sido juzgados. Muchos han sido condenados y algunos actualmente cumplen penas de prisión significativas. Pero los críticos de Trump se han sentido frustrados porque el hombre que alimentó las teorías de conspiración electoral que llevaron a los disturbios en el Capitolio había escapado hasta ahora a la responsabilidad legal. Algunas de esas preocupaciones ahora se han abordado, incluso si Trump no ha sido acusado específicamente por Smith de incitar a una insurrección.

Trump enfrenta cargos de conspiración para defraudar a los Estados Unidos, conspiración para obstruir un procedimiento oficial, obstrucción e intento de obstruir un procedimiento oficial y conspiración contra los derechos. Seis co-conspiradores también se nombran en la acusación, pero no fueron acusados. CNN ha establecido que incluyen al exabogado de Trump, Rudy Giuliani, y al abogado constitucional John Eastman.

La audiencia de este jueves representa un momento sombrío en la historia estadounidense. Por primera vez, Estados Unidos se prepara para llevar a juicio a un presidente que aparentemente buscó destripar algunos de los principios más básicos de la Constitución que juró preservar, proteger y defender.

Esos valores democráticos exigen que se presuma la inocencia de Trump hasta que se pruebe su culpabilidad. Los abogados del expresidente aún no han tenido la oportunidad de cuestionar la versión de Smith de lo que sucedió o de contrainterrogar a los testigos cuyos recuerdos de eventos y conversaciones se basan en su acusación.

Todos los casos en los que Donald Trump ha sido acusado, resumidos Trump, acusado de intentar anular elecciones de 2020 6:01 Por qué es poco probable que un juicio una al país

Pero independientemente de lo que se desarrolle en un eventual juicio, es poco probable un momento de catarsis sobre un episodio que ha profundizado un venenoso distanciamiento político nacional.

Para empezar, este caso y otros dos procedimientos judiciales penales de Trump se están desarrollando en medio de una campaña presidencial en la que Trump critica cualquier intento de llamarlo a rendir cuentas como equivalente a una “interferencia electoral”. Eso significa que otra campaña para la Casa Blanca seguramente estará contaminada a los ojos de sus millones de seguidores. Trump también está aumentando su presión sobre las instituciones políticas y judiciales que forman la base de la sociedad democrática de Estados Unidos, aprovechando el mismo pozo de extremismo y demagogia que aprovechó en 2021.

“El pantano que tengo la misión de drenar está intentando encarcelarme de por vida como un hombre inocente”, escribió Trump en un correo electrónico de recaudación de fondos a sus seguidores este miércoles. “No hay otra forma de decirlo: nuestra nación está al borde de la tiranía”.

Trump claramente tiene la intención de crear el tipo de espectáculo que acompañó este jueves a sus dos acusaciones penales anteriores, en consonancia con sus persistentes esfuerzos por demostrar que es víctima de persecución política y por enmarcarse a sí mismo como un héroe desafiante de su movimiento. El juzgado federal en Washington tiene instalaciones para que los acusados comparezcan de forma remota en las audiencias procesales. Pero se espera que el expresidente asista en persona, lo que requiere una operación de seguridad masiva para el tipo de evento televisivo mundial en el que se deleita.

Otra razón por la que es poco probable que el juicio de Trump sea el tipo de evento unificador que alivia una profunda herida nacional es que la mayor parte de su Partido Republicano está cerrando filas a su alrededor.

“A pesar del intento ilegal del Departamento de Justicia de interferir en las elecciones de 2024 en nombre de Joe Biden, el presidente Trump continúa disparándose en las encuestas y derrotará a Joe Biden y prestará juramento como presidente de los Estados Unidos en enero de 2025”, dijo la presidenta de la conferencia republicana de la Cámara de Representates, Elise Stefanik, de Nueva York, en un comunicado después de la acusación.

ANÁLISIS | Los problemas legales de Trump crecen. También su poder político ¿Quién es Carlos De Oliveira, coacusado en caso vs. Trump? 2:28

La negativa del Partido Republicano de abandonar a Trump, una vez más, es aún más notable ya que muchas figuras del partido argumentaron que el sistema legal, y no el político, era el foro correcto antes de un juicio en el Senado luego de su segundo juicio político por parte de la Cámara de Representantes tras la insurrección.

Esto puede explicarse por el hecho de que millones de votantes republicanos creen que Trump ganó las elecciones de 2020, a pesar de que los tribunales descartaron múltiples casos en los que el expresidente afirmó que hubo fraude. En una encuesta de CNN/SSRS a principios de este año, el 63% de los votantes republicanos y de tendencia republicana dijeron que Biden no obtuvo suficientes votos para ganar en 2020.

Un gran número de votantes de las primarias republicanas también son receptivos a la idea de que Trump está siendo blanco de la administración de Biden, aunque tal conclusión es difícil de cuadrar con la evidencia de su presunto comportamiento en la acusación de Smith, un abogado especial independiente, sobre el caos posterior a las elecciones y en el caso de los documentos clasificados que acumuló en su Mar -a-Resort Lago en Florida.

Dadas las recriminaciones políticas de un juicio a un expresidente, es razonable cuestionar si tal procesamiento es de interés nacional. Sin embargo, el hecho de no utilizar el sistema legal para responder a un ataque al sistema político estadounidense generaría dudas sobre la sostenibilidad de la democracia.

Las graves implicaciones de las últimas elecciones, y las repercusiones políticas que ahora están afectando a las próximas, se resumieron en los comentarios de este miércoles del exvicepresidente Mike Pence, quien es potencialmente un testigo estrella de Smith dados los repetidos esfuerzos de Trump, alegados en la acusación, para lograr que bloqueara la certificación de la victoria de Biden.

“Realmente creo que cualquiera que se ponga por encima de la Constitución nunca debería ser presidente de Estados Unidos”, dijo Pence, un raro candidato republicano a la Casa Blanca para criticar a Trump por la última acusación. “Cualquiera que le pida a otra persona que se ponga por encima de la Constitución nunca debería volver a ser presidente de Estados Unidos”, dijo Pence a los periodistas en la feria estatal de Indiana.

 

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.