En Japón se han cansado de pasar calor encima de la moto. Su solución es tan sencilla como genial

Pocas imágenes tan idílicas como un motero, melena al viento, con una chaqueta de cuero recorriendo las amplias llanuras desérticas de Estados Unidos a bordo una moto custom (inserte aquí la marca que prefiera).

Pero, teniendo en cuenta que, en la vida real, el motero tiene que llevar casco, debería contar con la ropa adecuada para reducir los posibles daños en caso de accidente y que las amplias llanuras desérticas son un foco de calor tremendo en esta época del año, ahora montar en moto no parece algo tan placentero.

El calor que sufre un motero en verano puede ser muy incómodo, especialmente durante las largas paradas en los semáforos o en rutas de muchos kilómetros con el sol apretando. ¿La solución? Un aire acondicionado para motocicletas.

Uno de esos inventos tan sencillos como interesantes. Que llega desde Japón, por supuesto.

Un aire acondicionado directo al cuerpo

El invento lo hemos conocido gracias a Motorpasión Moto, quienes se han hecho eco de este genial accesorio para los motoristas.

La idea la ha tenido la compañía japonesa Komine y la han presentado en una feria local de motocicletas. Con él, aseguran que pueden rebajar la temperatura en 10 grados. Y el sistema es tan sencillo como dirigir aire frío, directamente, al cuerpo del motorista. ¿Cómo lo hace? Con un pequeño generador y una manguera.

Así, venden un pequeño turboventilador que está recogido dentro de una bolsa. Ésta se acopla directamente sobre el depósito de la gasolina y de ella sale una pequeña manguera que dirige el aire, directamente, dentro de la chaqueta del piloto o al interior de sus pantalones. De esta manera, la sensación térmica se rebaja instantáneamente.

El sistema aprovecha la batería de la propia motocicleta para funcionar pero también se puede acoplar a una batería externa si se desea. Además, el kit viene con todo lo necesario para no tener problemas: bolsa con el turboventilador, la manguera extensible, un arnés y dos cinturones de seguridad (uno de ellos de repuesto).

Desde Motorpasión Moto señalan que, además de práctico, el invento no es caro pues por apenas 55 euros (se vende por 8.600 yenes en Japón) podríamos estar refrigerados si terminara por llegar a Europa. Desde luego, una buena opción en un verano que, sin embargo, podría estar empezando a despedirse.

En Xataka | Un día de 1978, Porsche intentó alcanzar 240 km/h… con una bicicleta. Y acabó por conseguirlo

Foto | Harley-Davidson


La noticia

En Japón se han cansado de pasar calor encima de la moto. Su solución es tan sencilla como genial

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Alberto de la Torre

.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.