Una mujer escapó de un “calabozo” improvisado con bloques de hormigón en Oregon. Ahora el FBI cree podría haber más víctimas

(CNN) — Después de que una mujer escapara del “calabozo” improvisado, hecho con bloques de cemento, en la casa de un hombre en Oregon, el FBI informó que busca a otras posibles víctimas en otros estados.

El hombre, identificado como Negasi Zuberi de 29 años, se encuentra bajo custodia federal señalado de secuestro en diferentes estados, luego de que una mujer de Seattle escapara de su casa en Klamath Falls, Oregon, según un comunicado de prensa de la Oficina del FBI en Portland. La mujer también afirmó que fue agredida sexualmente, indicó la agencia.

Zuberi, quien vivió en al menos 10 estados distintos desde 2016, fue vinculado con agresiones violentas en al menos cuatro estados, según el FBI. Los investigadores tienen motivos para creer que podría haber otras víctimas.

Un jurado investigador en Oregon acusó a Zuberi de un cargo de secuestro y un cargo de traslado con la intención de participar en actividades sexuales, según muestran los documentos judiciales presentados el miércoles.

Su abogada defensora, Heather Fraley, le dijo a CNN que no tenía comentarios.

Negasi Zuberi, de 29 años, se encuentra detenido por “secuestro interestatal”, después de que una mujer escapara de su casa en Klamath Falls, Oregon, según un comunicado de prensa de la Oficina del FBI en Portland. (Crédito: Prisión estatal de Washoe)

El 15 de julio, Zuberi viajó desde su casa en Klamath Falls hasta Seattle, donde se hizo pasar por un policía encubierto para solicitar los servicios de una prostituta, según el comunicado de prensa del FBI. La víctima dijo que Zuberi le apuntó con una pistola eléctrica, le colocó esposas y grilletes en las piernas y luego la puso en el asiento trasero de su automóvil, relató la agencia.

“Zuberi le dijo a la víctima que estaba bajo arresto”, dijo el Departamento de Policía de Klamath Falls en un comunicado de prensa. “La víctima informó que Zuberi tenía un arma de fuego, escudos policiales, una pistola eléctrica y otros equipos policiales”, añade el comunicado.

Luego condujo de regreso a su casa en Klamath Falls, a más de 720 kilómetros de distancia, deteniéndose en el camino para agredirla sexualmente, dijo la víctima a los detectives, según el comunicado de prensa.

En un momento durante el viaje, la mujer notó una aplicación de mapas en el teléfono celular del sospechoso que indicaba que estaban a 2 horas y cuatro minutos del destino establecido, según una declaración jurada revisada por CNN. La mujer “supo en ese momento que Zuberi no era policía y que estaba siendo secuestrada”, dice el documento.

Al llegar a la casa, ubicó a la mujer en “una celda improvisada que había construido en su garaje”, la cual estaba hecha de bloques de cemento y tenía una puerta de metal que se cerraba con llave desde el exterior, y la dejó allí, dijo el FBI.

La mujer dijo a las autoridades que golpeó repetidamente la puerta hasta que pudo salir de la celda, según el comunicado de prensa.

Carlee Russell, quien desapareció en Alabama tras llamar al 911 para reportar un niño en una carretera, dice que no fue secuestrada

“La víctima dijo que sabía que Zuberi la iba a matar si permanecía allí”, dijo la Policía. “La víctima comenzó a golpear la puerta con malla de seguridad. La víctima pudo romper las soldaduras de la puerta mosquitera y tirar hacia abajo el material metálico de la pantalla. Luego, trepó por una pequeña abertura en la puerta y escapó”.

La mujer le hizo señas a un conductor del área, quien llamó al 911, según el FBI. La llevaron a un hospital cercano, donde los detectives respondieron ante un informe de una víctima de violación, según la policía de Klamath Falls.

Más tarde, la policía identificó “sangre en la cerca de madera” que la mujer había trepado durante su fuga, dice la declaración jurada.

Los detectives rastrearon a Zuberi usando tecnología de telefonía celular unas horas más tarde en Reno, Nevada, donde fue detenido tras un enfrentamiento, dijo la Policía.

“Debido a la posibilidad real de que este no fuera el primer crimen de esta naturaleza cometido por Zuberi es que se llamó al FBI”, añadió la Policía.

Las autoridades obtuvieron una orden de registro el 16 de julio y localizaron el calabozo improvisada y otros artículos, incluido el bolso de la víctima en el garaje de Zuberi, según la declaración jurada.

Sospechoso escogía a trabajadoras sexuales y a sus compañeras de vivienda como víctimas, dice FBI

“Somos afortunados de que esta valiente mujer escapó y alertó a las autoridades”, dijo la agente especial a cargo Stephanie Shark en el comunicado. “Si bien es posible que haya ayudado a proteger a futuras víctimas, lamentablemente ahora hemos relacionado a Zuberi con varios ataques violentos en al menos cuatro estados y creemos que puede haber muchos más”.

El FBI dijo que cree que Zuberi atacó a trabajadoras sexuales o a sus compañeras de vivienda en California, Washington, Oregon, Colorado, Utah, Florida, Nueva York, Nueva Jersey, Alabama y Nevada entre agosto de 2016 y julio de 2023.

Se cree que Zuberi, que también se hace llamar Sakima, Justin Hyche y Justin Kouassi, tiene varios métodos para “obtener el control de sus víctimas”, que incluyen poner drogas en sus bebidas, hacerse pasar por un policía y solicitar los servicios de trabajadoras sexuales antes de “agredirlas sexualmente con violencia”, según el FBI.

“Algunos de los encuentros pueden haber sido grabados para que parezca que el asalto fue consensuado”, dijo el FBI. “Las víctimas son amenazadas con represalias si notifican a la Policía”.

El FBI está pidiendo la ayuda del público mientras busca a más posibles víctimas e información adicional sobre Zuberi.

Andy Rose, de CNN, contribuyó con este reporte.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.