España se ha comido a Estados Unidos como potencia del fútbol femenino: el Mundial es solo el colofón

Carmonazo al palo largo e Irene Paredes achicando hasta el final. España ya es campeona del mundo en fútbol femenino, otro hito de una era que ha llevado el escudo a lo más alto en tres escalones distintos: las selecciones sub’17, sub’20 y la absoluta han ganado sus últimos mundiales, con Salma Paralluelo como denominador común.

Solo es la consecuencia de una carrera progresiva que nos ha llevado hasta aquí. Desde el fútbol femenino como un fenómeno residual, con poco más que los familiares en las gradas, hasta un primer Mundial reventando el share donde antes solo había octavos y muchas dificultades para verlo por la tele.

De la ausencia a la estrella

Un repaso a los hitos del fútbol femenino en estos últimos años, y en especial en esta última temporada, que demuestran el nivel de España:


Aitana Bonmatí fue nombrada MVP de la Champions League (la segunda que ganó) y MVP de este Mundial.
Alexia Putellas es la única futbolista que ha ganado Mundial, Champions League (dos veces), The Best (dos veces) y Balón de Oro (también dos veces). Además de sus siete ligas o seis Copas de la Reina.
España es la vigente campeona del mundo sub’17, sub’20 y absoluta. Estados Unidos tiene más trofeos absolutos (cuatro) y sub’20 (tres), pero ninguno sub’17.
Hace diez años, España no había logrado siquiera clasificarse para un Mundial femenino. Hoy ya tiene una estrella sobre su escudo.
Hace diez años había una futbolista federada en España por cada 20 futbolistas varones. Ahora hay una por cada doce.
De jugar en campos de entrenamiento a llenar estadios de Primera División masculina.

Ahora mismo, España queda por delante de Estados Unidos (a la que ganó 2-0 en un amistoso a finales de 2022), tanto a nivel colectivo como individual: las norteamericanas quedaron apeadas en octavos por parte de Suecia y ni siquiera en la fase de grupos mostraron su dominio habitual.

Megan Rapinoe y Alex Morgan, sus estrellas de estos últimos años, llevan sin aparecer en el podio del Balón de Oro tres años. En The Best, solo Morgan logró la plata el año pasado.

Y todo hace pensar que Aitana Bonmatí tiene muchas papeletas para llevarse la edición de 2023 de estos galardones.

Estos hitos que han colocado a España en un lugar similar en el fútbol femenino al que logró en el masculino en 2010, son fruto, además del talento de sus futbolistas, de la estructura sobre la que opera el fútbol español, que poco a poco ha ido reduciendo la brecha entre masculino y femenino en cuanto a fase formativa, captación juvenil y profesionalización de clubes y selecciones.

La selección masculina logró refrendar todo ese trabajo con la Copa del Mundo de 2010, y en 2023 ha sido el turno de la femenina, que ya tiene como principal rival a Alemania. De hecho ambas naciones son las únicas que han logrado ambos mundiales, masculino y femenino.

Las grandes selecciones que han levantado la Copa del Mundo masculina han pinchado en los nueve mundiales femeninos celebrados hasta la fecha, y viceversa: las selecciones que han brillado en los femeninos no tienen el mismo éxito en el masculino.

Contenidas lionesas y leonas

A nivel histórico, todavía queda mucho por recorrer para que España pueda equipararse a Estados Unidos en fútbol femenino, pero una vez llegados hasta aquí, solo una catástrofe podría hacernos pensar que vamos a volver a posiciones del pasado.

En Europa, solo Alemania hace sombra a España… de momento. A nivel de clubes, las dos Champions del Barça en 2021 y 2023 son la única interrupción a un pleno de victorias del Olympique de Lyon, un club que lleva ocho, cinco de ellas seguidas entre 2016 y 2020.

Quizás la tendencia del Barça se mantenga, por lo pronto ya ha servido para detener el rodillas de las lionesas… como España contuvo el de las leonas. Pero si sumamos trofeos por país, los clubes germanos siguen liderando con nueve títulos. El rival europeo a batir.

Imagen destacada | GTRES.

En Magnet | El fútbol femenino nos parece menos atractivo que el masculino. La ciencia sabe por qué: puro sesgo.


La noticia

España se ha comido a Estados Unidos como potencia del fútbol femenino: el Mundial es solo el colofón

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Lacort

.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.