Microsoft vende los derechos de los juegos en la nube de Activision Blizzard a Ubisoft. Objetivo: contentar a los reguladores británicos

La compra de Activision-Blizzard-Kling (ABK) se le ha hecho un poco difícil a Microsoft. Es una compra importante y la compañía de Redmond ha tenido que conseguir la luz verde de todos los organismos de competencia de los diferentes países, siendo la CMA británica la que, actualmente, está frenando la compra. El motivo, esgrimen desde la CMA, es que esta compra podría darle a Microsoft un posición dominante en el mercado del cloud gaming, y Microsoft ha movido ficha: vender los derechos para jugar en la nube de los juegos presentes y futuros de ABK a Ubisoft.

Un movimiento estratégico (si la compra se realiza). A la CMA no le importaba tanto ‘Call of Duty’ como el negocio del juego en la nube, un mercado que, poco a poco, se va haciendo cada vez más grande. El argumento de la CMA era que, de completarse la compra, Microsoft podría hacer exclusivos de Xbox Cloud Gaming los juegos de ABK, dándole a Microsoft una posición dominante en este mercado. Para abordar estas preocupaciones, Microsoft se comprometió a lanzar sus juegos y los de ABK en otros servicios de cloud gaming, como NVIDIA GeForce Now o Boosteroid, y así ha sido lo han ido haciendo poco a poco. Para la CMA, no obstante, no era suficiente.

Los derechos, para Ubisoft. Tal y como dijo la CMA en su momento, Microsoft podía reestructurar el acuerdo, lo que llevaría a otra investigación. Pues eso es, precisamente, lo que ha hecho Microsoft. En palabras de Brad Smith, Presidente de Microsoft:


“Estamos reestructurando la transacción para adquirir un conjunto más reducido de derechos. Esto incluye la ejecución de un acuerdo efectivo al cierre de nuestra fusión que transfiere los derechos de streaming en la nube para todos los juegos actuales y nuevos de Activision Blizzard para PC y consolas lanzados durante los próximos 15 años a Ubisoft Entertainment SA, un editor de juegos líder a nivel mundial. Los derechos serán a perpetuidad”.

Para Microsoft, es suficiente. Según expone Smith en el comunicado, la compañía cree que esta propuesta es “sustancialmente diferente” que la anterior. Así pues, Microsoft ha comunicado a la CMA la transacción reestructurada y “prevé que los procesos de revisión de la CMA puedan completarse antes de que expire la prórroga de 90 días”, es decir, antes del 18 de octubre, fecha límite para cerrar la compra.

Microsoft pierde su posición. Al vender los derechos a Ubisoft, Microsoft deja de poder decidir en qué plataformas de juego en la nube se publican sus juegos. Al cierre de la operación, será Ubisoft la que decida si se publican en Xbox Cloud Gaming, pero también en otros servicios rivales. “Ubisoft compensará a Microsoft por los derechos de streaming en la nube de los juegos de Activision Blizzard mediante un pago único y a través de un mecanismo de fijación de precios al por mayor basado en el mercado, que incluye una opción que permite fijar precios en función del uso. También dará a Ubisoft la oportunidad de ofrecer los juegos de Activision Blizzard a servicios de juego en la nube que utilicen sistemas operativos distintos de Windows”, explican desde Microsoft.

Pero, ¿y los compromisos actuales? Antes de este anuncio, Microsoft ya se había comprometido con otras empresas, como Boosteroid y NVIDIA, a llevar sus juegos a sus plataformas de streaming para contentar a la Comisión Europea. Con este traspaso, podría pensarse que estos compromisos no podrán ejecutarse, pero no. De acuerdo a Brad Smith, “el acuerdo con Ubisoft se ha estructurado de manera que Microsoft siga adquiriendo los derechos necesarios para cumplir plenamente sus obligaciones legales en virtud de sus compromisos con la Comisión Europea, así como sus obligaciones contractuales existentes con otros proveedores de streaming de juegos en la nube, incluidos Nvidia, Boosteroid, Ubitus y Nware.”

Ubisoft sale ganando. Como no podría ser de otra manera, Ubisoft no ha dejado pasar la ocasión de anunciar que los juegos de ABK pasarán a formar parte de la parrilla de Ubisoft+ una vez se complete la compra. Con Ubisoft+ Multi Access (17,99 euros al mes) se podrá jugar en PC, Xbox y Amazon Luna, y con Ubisoft+ Classics se podrá acceder desde PlayStation. Se dará más información cuando la compra se complete, si es que lo hace.

La CMA vuelve a investigar. Con esta nueva propuesta, se inicia una nueva fase 1 de investigación por parte de la CMA que debería concluir para el 18 de octubre. Según la CMA, este nuevo acuerdo “permitirá a los jugadores acceder a los juegos de Activision de diferentes maneras, incluso a través de servicios de suscripción multijuego basados en la nube. Ahora examinaremos este acuerdo en el marco de una nueva investigación de fase 1”. Sin embargo, apuntan que “esto no es una luz verde” y que “evaluaremos cuidadosa y objetivamente los detalles del acuerdo reestructurado y su impacto en la competencia, incluso a la luz de los comentarios de terceros. Nuestro objetivo no ha cambiado: cualquier decisión futura sobre este nuevo acuerdo garantizará que el creciente mercado del juego en la nube siga beneficiándose de una competencia abierta y efectiva que impulse la innovación y la capacidad de elección”.

Imagen | Unsplash, montaje de Xataka

En Xataka | Microsoft le dice adios a Xbox Live Gold: su reemplazo se llama Xbox Game Pass Core y llegará con novedades

Más información | Microsoft


La noticia

Microsoft vende los derechos de los juegos en la nube de Activision Blizzard a Ubisoft. Objetivo: contentar a los reguladores británicos

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Jose García

.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.