La Suprema Corte autoriza que el INAI sesione con cuatro comisionados tras meses de parálisis

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) podrá volver a sesionar. Así lo ha determinado la Suprema Corte en un fallo dado a conocer este miércoles. El máximo tribunal ha autorizado que el órgano autónomo, sumido durante meses en una parálisis institucional, pueda reanudar sus actividades con solo cuatro de sus siete comisionados hasta que el Senado cumpla con su obligación de nombrar al menos uno de los integrantes que han quedado vacantes.

“La Segunda Sala de la Corte aprueba el recurso de reclamación”, señaló la Corte en sus redes sociales. En marzo, el pleno del INAI presentó una controversia constitucional contra la Cámara alta, que ha sido omisa en concretar los nombramientos que faltan por la falta de acuerdos entre las fuerzas políticas. El quórum mínimo previsto en la ley es de cinco comisionados.

Morena, el partido con mayoría en el Congreso, bloqueó las designaciones, incluso las peticiones para zanjar el asunto durante periodos extraordinarios de sesiones. La formación del presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo en las últimas semanas que el Poder Judicial no puede obligar al Legislativo a que sesione. “Esos organismos tienen el problema de que le cuestan mucho al pueblo, aparte de que simulan, engañan y cuestan mucho”, señalo el mandatario en su conferencia de prensa mañanera. López Obrador adelantó, horas antes del fallo, que iba a respetar la decisión de los ministros. “No tiene que ver con nosotros”, agregó.

Los partidos de oposición, que han tomado como bandera la defensa de órganos autónomos para criticar al Gobierno y exigir contrapesos al poder de López Obrador, insistieron en que no se trataba de un choque entre poderes y que no había intromisión de la Corte. También aseguraron que la parálisis era provocada intencionalmente para que las autoridades fueran opacas y criticaron las presiones que se han ejercido desde la tribuna presidencial a las instituciones autónomas y al Poder Judicial.

El INAI reconoció y agradeció la resolución de la Suprema Corte a su favor. “Da muestra de la eficacia de pesos y contrapesos en el país, así como la vigencia del Estado de Derecho en el que prevalece el respeto a la Constitución y los Derechos Humanos”, señaló el organismo. López Obrador hizo uso de sus facultades constitucionales y vetó en marzo pasado dos de los nombramientos que pasaron por el escollo del Senado, que no ha podido resolver el embrollo desde entonces.

La parálisis del INAI por la falta de quórum dejó miles de recursos de acceso a la información sin atender, sobre todo cuando las instancias gubernamentales se niegan a divulgar datos públicos y los solicitantes promueven impugnaciones. También dejaba en un limbo los casos para la protección de datos personales e impedía a los ciudadanos que sentían que se había hecho un mal uso de su información hacer esas reclamaciones.

La propuesta del ministro Javier Laynez Potisek era dar una salida a la crisis del INAI y fue apoyada por Alberto Pérez Dayán y Luis María Aguilar, que estuvo esta semana en la diana presidencial después de un fallo contra el Gobierno de López Obrador sobre el reparto de los libros de texto en dos Estados que se negaban a distribuirlos, Chihuahua y Coahuila. El Ejecutivo acusó a Aguilar por un caso separado a esa polémica, al supuestamente favorecer con sus decisiones a una empresa evasora de impuestos.

Votó en contra la ministra Yasmín Esquivel. Loretta Ortiz no se presentó a la sesión de la Segunda Sala porque solicitó un permiso. Después de que se admitiera a trámite la controversia constitucional, Ortiz ya había formulado un primer proyecto que no daba la razón al INAI y que rechazaba la suspensión que solicitaba, decisión que fue apelada por el organismo. La nueva decisión contempla también de que en caso de empate, la presidenta del órgano, Blanca Lilia Ibarra, tenga voto de calidad. Ibarra dijo que la resolución es una “muestra de la vigencia de la democracia constitucional”.

El fallo supone un nuevo revés para López Obrador, el crítico más vocal de las decisiones de la Corte y quien ha visto como algunos de sus asuntos prioritarios, como el llamado “plan B” de la reforma electoral, no han superado la revisión del Poder Judicial. La decisión anticipa también un nuevo encontronazo entre el Ejecutivo y los ministros, que han intentado mantenerse al margen de las polémicas políticas. El INAI no había sesionado desde abril pasado, cuando tres de sus integrantes concluyeron su mandato. Está previsto que el Senado inicie el próximo periodo ordinario de sesiones el próximo 1 de septiembre.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Seguir leyendo

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.