¿Quién es Yevgeny Prigozhin, fundador del grupo Wagner?

(CNN) — Yevgeny Prigozhin es el fundador del grupo Wagner, una organización mercenaria en las sombras que ha combatido en Ucrania y en otros lugares del mundo. Prigozhin conoce a Putin desde la década de 1990 y se convirtió en un oligarca rico al conseguir lucrativos contratos de catering con el Kremlin, lo que le valió el apodo de “chef de Putin”.

Prigozhin, figura entre los pasajeros a bordo de un avión que se estrelló al norte de Moscú, según informaron medios estatales rusos.

Asenso a líder mercenario

Su transformación en un brutal jefe militar se produjo a raíz de los movimientos separatistas apoyados por Rusia en 2014 en el Donbás, en el este de Ucrania.

La estrella política de Prigozhin se disparó en Rusia tras la invasión total de Ucrania por parte de Moscú en febrero de 2022.

Prigozhin utilizó las redes sociales para presionar a favor de lo que quiere y a menudo se ha enfrentado a la cúpula militar rusa, presentándose a sí mismo como competente y despiadado en contraste con el estamento militar.

Sus desacuerdos con los altos mandos rusos salieron a la luz pública durante la cruenta e implacable batalla de Bakhmut, en la que acusó repetidamente a la cúpula militar de no suministrar suficiente munición a sus tropas.

En un video especialmente sombrío de principios de mayo, Prigozhin aparecía junto a una pila de combatientes de Wagner muertos y apuntaba específicamente al ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, y al jefe de las fuerzas armadas rusas, el general Valery Gerasimov.

“La sangre aún está fresca”, decía, señalando los cadáveres a su espalda. “Vinieron aquí como voluntarios y están muriendo para que ustedes puedan sentarse como gatos gordos en sus oficinas de lujo”.

El paradero de Prigozhin antes del siniestro tras la insurrección

En junio, Prigozhin lideró la fallida insurrreción que presentó el mayor desafío para el presidente ruso, Vladimir Putin, en más de dos décadas de gobierno. Mientras las tropas de Prigozhin se detuvieron antes de llegar a Moscú, un furioso Putin dijo en un discurso televisado que aquellos en el “camino de la traición” enfrentarían un castigo. Casi dos meses después, en el caso del jefe Wagner, esto simplemente no ha sucedido.

Apenas unas semanas después de la insurrección, Prigozhin apareció al margen de la reciente cumbre Rusia-África en San Petersburgo, estrechando la mano de un dignatario de la República Centroafricana (RCA).

Sin duda, el jefe mercenario no estaba adoptando una pose marcial: mientras que los suscriptores de su canal de Telegram se han acostumbrado a verlo con camuflaje y equipo táctico, Prigozhin fue visto con una camiseta polo y jeans de mamá, con un aspecto aparentemente más afable que en meses anteriores.

En la insurrección, las fuerzas de Prigozhin derribaron aviones militares rusos y mataron a miembros del servicio militar ruso en su marcha hacia la capital.

Luego, algunos combatientes de Wagner fueron reubicados en Belarús. La medida, aparentemente parte de un acuerdo negociado para poner fin al motín de junio, ya ha despertado las alarmas en Polonia, un miembro de la OTAN fronterizo con Belarús.

No está claro exactamente cuántas tropas de Wagner hay en Belarús y si tienen o no acceso a armamento pesado.

Con información de Nathan Hodge y Tara John de CNN

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.