Microchips en los quesos para asegurar la autenticidad de los Parmigiano Reggiano

Las enormes ruedas de queso Parmigiano Reggiano, que alcanzan los 40 kg de peso y son ideales para rematar platos de pasta, sopas o ensaladas de rúcula, son una de las joyas de la gastronomía italiana más valoradas en todo el mundo. Y también de las más falsificadas. Los fabricantes de estas delicias milenarias han encontrado en la tecnología un aliado para proteger sus productos. Están probando un nuevo sistema de seguridad que consiste en insertar un microchip, más pequeño que un grano de sal, en la corteza del queso que funciona como una especie de carné de identidad y permite rastrear todo el proceso de producción de la pieza, desde su origen hasta la maduración, además de certificar su autenticidad.

Seguir leyendo

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.