El diario de BTK vincula al asesino en serie con un joven de 16 años que desapareció hace décadas, dicen las autoridades

(CNN) — Los escritos personales de décadas de antigüedad de Dennis Rader, el autoproclamado asesino en serie BTK, han llevado a las autoridades locales de Oklahoma a creer que él es el “principal sospechoso” en un caso de personas desaparecidas de 1976.

Rader ha sido vinculado al caso de la desaparición de Cynthia Dawn Kinney, de 16 años, quien fue vista por última vez en una lavandería local en junio de ese año en Pawhuska, Oklahoma, a unas dos horas de donde Rader vivía y poseía tierras en Kansas, según el subsheriff del condado de Osage, Gary Upton.

El prolífico asesino, que se declaró culpable en 2005 de 10 asesinatos cometidos en el área de Wichita entre 1974 y 1991, cumple 10 cadenas perpetuas en prisión.

Desde enero, los investigadores de la Oficina del Sheriff del condado de Osage han examinado los trabajos escritos de Rader, que se encontraron por primera vez cuando fue arrestado en 2005, en busca de vínculos con crímenes locales sin resolver, según Upton.

Los investigadores obtuvieron recientemente los materiales de la policía de Wichita, incluidos diarios recuperados y el manuscrito de un libro inédito, para revisarlos en sus investigaciones de casos sin resolver y crímenes sin resolver.

Rader, conocido por haber calificado sus actividades criminales como proyectos, hizo referencia a un proyecto titulado “Bad Wash Day” en una entrada de diario de 1976 que la oficina del sheriff hizo pública recientemente.

“Laundry Mat era un buen lugar para observar a las víctimas y soñar”, escribió Rader en la entrada. “La Morena era el objetivo”.

En la entrada del diario, Rader también conecta el proyecto “Bad Wash Day” con un capítulo de su manuscrito inédito, que se entiende como una descripción de todos los proyectos o asesinatos que el asesino consideró “exitosos”, dijo Upton a CNN.

Rader también escribió a mano “fuera de la ciudad hasta que las cosas se calmen” en la misma página del diario.

Cynthia Dawn Kinney, de 16 años, fue vista por última vez en una lavandería en junio de 1976 en Pawhuska, Oklahoma. Las autoridades dicen que el asesino en serie de BTK, Dennis Rader, es el principal sospechoso de su desaparición. (Oficina del sheriff del condado de Osage)

Los investigadores creen que el asesino probablemente estaba lejos de su casa en Park City, Kansas, durante el período de 1976, dijo Upton.

Las autoridades registran la antigua propiedad del asesino en serie de BTK

Los escritos de BTK y otros consejos de investigación llevaron a la policía a registrar la antigua residencia de Rader, principalmente en relación con una investigación sobre la desaparición de Cynthia.

Las autoridades también están comprobando si Rader está relacionado con “otros casos de personas desaparecidas y asesinatos sin resolver en las áreas de Kansas y Missouri”, dijo la Oficina del Sheriff del condado de Osage en Oklahoma en un comunicado de prensa este miércoles.

Un abogado de Rader, Rob Ridenour, dijo a CNN el miércoles que no tenía comentarios.

Durante su búsqueda en la propiedad, los investigadores descubrieron “trofeos” de al menos una mujer en un “escondite”, según Upton.

Los investigadores también encontraron cadenas aparentemente utilizadas para ataduras, junto con clips en C que pueden acortar las cadenas o usarse para asegurar las piernas o los pies de una persona, dijo Upton. También encontraron elementos que actualmente no quieren describir públicamente, añadió.

Las autoridades han dicho anteriormente que Rader tomó y guardó los efectos personales de las víctimas, incluidas joyas y ropa. Los detalles sobre si los investigadores creen que conocen la identidad o las identidades de los propietarios de los artículos encontrados, no estuvieron disponibles de inmediato.

En abril, las autoridades también desenterraron lo que describieron como una ligadura de pantimedias.

Rader, que ahora tiene 78 años, está encarcelado en el Centro Correccional El Dorado en Kansas.

Cuando admitió los asesinatos, este dedicado feligrés y padre casado de dos hijos, describió ante el tribunal cómo elegía y acechaba a sus víctimas antes de matarlas. En más de un caso, el asesino dijo que tomó fotografías Polaroid de sus víctimas.

Como Rader no fue descubierto durante décadas, envió cartas crípticas a los medios y a los investigadores, una práctica que finalmente condujo a su captura. Rader fue arrestado en 2005 después de que la policía rastreara un disquete que envió por correo a una estación de televisión local hasta una computadora en su iglesia. Luego, los investigadores determinaron que el ADN de Rader coincidía con el del asesino.

La hija de Rader, Kerri Rawson, ha estado ofreciendo “asistencia voluntaria” a los investigadores del caso Kinney y una investigación sobre un asesinato sin resolver en Missouri y estaba al tanto de la búsqueda en la antigua casa de su infancia.

“Continuaré colaborando estrechamente y apoyando de todo corazón a todas las agencias (de aplicación de la ley) y ofreciendo mi asistencia voluntaria”, dijo Rawson. “Sigamos trabajando juntos para resolver estos casos de estas familias. Se merecen todo lo que podamos darles. Podemos unirnos para dejar nuestra huella en la cooperación interinstitucional moderna y en la ciencia forense moderna”.

Alaa Elassar, Joe Sutton y Jason Hanna de CNN contribuyeron a este informe.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.