Colleen Hoover es la autora más popular en Estados Unidos; también puede ser la más polémica

(CNN) — Un autor no domina las listas de los más vendidos durante meses sin recibir muchos elogios o suscitar mucha polémica.

Colleen Hoover, actualmente una de las autoras más populares de Estados Unidos, ha atraído ambas por igual.

Hoover escribe novelas románticas contemporáneas y novelas de suspense psicológico dirigidas al público femenino. La autora, de 43 años, creció en un pequeño pueblo de Texas y en diez años pasó de autopublicar libros a vender 14,3 millones de ejemplares en 2022.

Su libro más conocido, “It Ends With Us”, se publicó en 2016, pero ha resurgido con fuerza gracias a las redes sociales y a la difusión boca a boca. La adaptación cinematográfica de la novela, protagonizada por Blake Lively, se estrenará en 2024.

Hoover, conocida como CoHo por sus fans, también dirige grupos muy activos de amantes de los libros, con más de 940.000 seguidores en su página de Facebook y 1,4 millones en TikTok. Es la segunda autora más seguida en Goodreads, después de Stephen King, y su popularidad no muestra signos de decaer. Fue nombrada una de las personas más influyentes de TIME en 2023, y sus libros ocuparon tres de los cinco primeros puestos la semana pasada en la lista de libros más vendidos del New York Times Paperback Trade Fiction.

Los seguidores de Hoover utilizan palabras como “desvanecido” y “dulce hasta abrasador” para describir el atractivo de sus libros. No es raro encontrarse en TikTok con imágenes de lectores en estado de embelesamiento tras la publicación de Hoover, boquiabiertos y abrazados a sus tomos manchados de lágrimas, que anuncian sin aliento un giro inesperado de la trama, una escena sexy o un momento emotivo.

“Los libros de Colleen Hoover siempre me dejan sin palabras y con lágrimas”, dice un lector de TikTok.

Sin embargo, hay muchos lectores que no están de acuerdo con la obra de Hoover y no dudan en señalar los peligros que, a su juicio, entrañan sus temas y argumentos. Por ejemplo, varias personalidades influyentes en el mundo de la lectura, e innumerables lectores y escritores, han alertado sobre “It Ends With Us”, afirmando que romantiza el abuso.

Muchos en la comunidad romántica también señalan que la obra de Hoover a veces desafía las convenciones de la novela romántica, lo que la hace difícil de encajar en el género.

En resumen, muchos consideran que los libros de Hoover son problemáticos. Estas críticas plantean cuestiones complejas sobre las expectativas de los lectores en torno a ciertos géneros, cómo el arte presenta temas difíciles, y cómo una autora puede ser tan popular y tan denostada al mismo tiempo.

Algunos lectores se quejan de que los libros de Hoover normalizan el maltrato

(Alerta de spoiler: esta sección contiene detalles de la trama de “It Ends with Us”).

“It Ends with Us” cuenta la historia de una mujer llamada Lily Bloom y sus conflictivas relaciones con dos hombres: su amor de la infancia Atlas Corrigan, y su eventual marido, el neurocirujano Ryle Kincaid. Las consecuencias del maltrato doméstico son un tema claro de la novela y Lily se ve profundamente afectada por el maltrato de su madre a manos de su padre.

De hecho, se supone que el propio título del libro significa el final de este peligroso ciclo en la vida de Lily.

Sin embargo, los lectores han expresado su malestar por la descripción de la relación abusiva entre Lily y Ryle.

En el libro, Ryle abusa física, sexual y emocionalmente de Lily, actuando en ataques de celos y rabia. Este comportamiento es gráfico; se nombra. Otros personajes expresan su preocupación por Lily y ella acaba poniendo fin a su matrimonio por el comportamiento de Ryle.

Para muchos críticos, la cuestión no es que el maltrato doméstico -una dolorosa realidad- forme parte de la narración, sino que ese comportamiento sea el centro de una historia de amor (condenada al fracaso) en la que se supone que los lectores deben implicarse.

Whitney Atkinson, influencer literaria, dice que algunas historias son aspiracionales; los lectores quieren imaginar que forman parte de la trama. (Muchas novelas románticas o de fantasía, por ejemplo, provocan esta respuesta). Sin embargo, la obra de Hoover, dice, difumina esa línea con la adición de arcos narrativos dolorosos y decididamente no aspiracionales.

“Con muchos libros románticos, quieres estar en esa historia o formar parte de ese mundo temporalmente”, dice Atkinson, que tiene más de 90.000 seguidores en YouTube, Instagram y otras plataformas. “En cuanto a Hoover, creo que la gente puede relacionarse más con los personajes, pero no es como si lo leyeras por escapismo, aparte del hecho de que lo engulles solo porque es rápido y fácil y divertido de leer”.

Los libros de Colleen Hoover se exhiben en muchas librerías. (Foto: AJ Willingham/CNN)

Atkinson publicó en las redes sociales fragmentos de la novela de Hoover “November 9”, en la que el amante fantasea con utilizar la fuerza física contra la protagonista y se niega a entregarle las llaves del auto para que pueda marcharse. Señaló lo que ella veía como un patrón en los libros de Hoover de mujeres que soportan un comportamiento perturbador por parte de sus parejas.

“Era el mismo tema una y otra vez: personajes femeninos tímidos e intereses amorosos dominantes y abusivos”, dice Atkinson a CNN. “No creo que nadie sostenga que no se pueda escribir sobre el comportamiento abusivo o controlador. Es la forma en que se escribe, como si pudiera excusarse o formara parte de una relación normal”.

CNN se puso en contacto con Hoover y su agente para hacer comentarios.

Da la casualidad de que estas descripciones son también las que llevan a los lectores a elogiar los libros de Hoover como “crudos“, “emotivos” y “compasivos“.

“‘It Ends with Us’ es el libro más personal, atrevido y doloroso que ha escrito Colleen Hoover”, dice una reseña de cinco estrellas en Goodreads. “El abuso y la violencia doméstica son un tema delicado, y cuando me enteré de que eran el tema principal de este libro pensé en no leerlo… Pero me debía a mí misma, como persona y como mujer, seguir adelante. Porque fingir que un problema no existe no lo hace desaparecer”.

Hoover también ve sus libros como herramientas de empoderamiento. La autora ha hablado abiertamente de las secuelas del matrimonio abusivo de sus propios padres, y ha dicho que “It Ends With Us” se inspiró en el coraje de su madre para abandonar la relación.

“He oído decir a lectores que abandonaron situaciones terribles que mis libros les inspiraron a hacerlo; eso es lo más asombroso que jamás podría esperar que ocurriera”, declaró a TIME en 2022.

Hoover ha dicho que intenta no leer las críticas a sus libros.

“Si a la gente no le gusta lo que escribo, simplemente intento evitar esa parte”, dijo a Jenna Bush Hager en junio. “Lo entiendo. No me molesta en absoluto. Creo que cuando tienes cinco libros en la lista de los más vendidos es muy difícil que te molesten las críticas. Porque sabes que a la gente le gusta tu trabajo, y yo me concentro en eso”.

Amanda Diehl, miembro del equipo que está detrás del popular blog y podcast romántico “Smart Bitches, Trashy Books“, afirma que la gente se siente atraída por las obras de Hoover por el melodrama y los intensos sentimientos que despiertan.

“Hay mucha angustia”, comenta. “Son muchos sentimientos de ese primer amor intenso o de sentirse atraído por alguien que es, entre comillas, malo para ti”.

Si alguien abre un libro sabiendo que eso es lo que le espera, es asunto suyo, dice.

“Siempre he sido partidaria de no fastidiar a nadie. Si esto es lo que quieres leer, confío en que seas un adulto capaz de separar lo que estás leyendo como ficción y lo que persigues en tu propia vida”.

Las complicaciones surgen, apunta, cuando un libro se comercializa como algo que no es.

Sus libros generan debate sobre si encajan en el género romántico

El debate sobre la representación de los malos tratos en “It Ends With Us” y la obra de Hoover en general desemboca en otro debate sobre si el libro, que se comercializa como “romance contemporáneo”, entra dentro de los muy específicos -y muy vigilados- confines del género.

En el género romántico, el “felices para siempre” (HEA por sus siglas en inglés) o “felices por ahora” (HFN por sus siglas en inglés) es un requisito. Los amantes del romance abren los libros -y, de paso, mantienen en marcha la industria editorial- con esta expectativa en mente. Para escritores, lectores y editores, no se trata de una cuestión negociable.

“La HEA/HFN es vital para el género romántico tal y como lo conocemos, lo que hace que los libros de Hoover sean difíciles de clasificar”, afirma Jennifer Prokop, editora profesional especializada en romance. “Pero ¿acaso los libreros y la gente que hace listas tienen siempre en mente el final de la misma forma que lo tendría un lector de novela romántica? Probablemente no”.

Blake Lively y Justin Baldoni protagonizarán la adaptación cinematográfica del libro de Colleen Hoover “It Ends With Us”. (Foto: AP)

“It Ends With Us” no tiene un final feliz al estilo romántico, pero algunos de los libros de Hoover sí lo tienen. Su secuela de 2022, “It Starts With Us”, sigue más de cerca las pautas típicas del género romántico.

En un mundo perfecto, los libros del género romántico también se esfuerzan por retratar historias que sean satisfactorias, significativas y fortalecedoras para los lectores, lo que los pone en desacuerdo con el juicio de muchos lectores sobre la obra de Hoover. A los críticos les ha resultado difícil considerar sus libros románticos o empoderadores cuando, por ejemplo, animan al lector a alentar la infidelidad o a “representar una fantasía abusiva“.

Sin embargo, no vivimos en un mundo perfecto.

“Creo que la novela romántica siempre ha abordado cuestiones sobre lo que significa tener relaciones sanas y cómo manejar las que no lo son. Esa es la labor del género”, afirma Prokop. “Aunque me gustaría decir que el romance siempre muestra relaciones románticas y de pareja sanas, eso no es cierto”.

“Creo que hay libros en el género que, asumiendo las mejores intenciones, exploran cómo la gente puede vivir feliz en situaciones imperfectas”.

Los antecedentes de Hoover en la autopublicación pueden explicar por qué se mueve entre géneros

La popularidad de Hoover ilustra el creciente número de títulos que trascienden géneros y que han despegado en la era BookTok. Según Hoover y sus editores, sus novelas “entran en las categorías de romance contemporáneo para nuevos adultos y jóvenes adultos, así como en el suspense psicológico”.

Aunque novelas como “It Ends With Us” tienen el peso emocional y el sentido de catarsis femenina característicos del género “Chick Lit” (ahora llamado ficción femenina), también tienen un contenido sexual que las alinea con el creciente deseo de libros “picantes” impulsado por TikTok.

Incluso dentro del mundo del romance, las definiciones y expectativas del género están cambiando.

El “romance oscuro“, un subgénero con una gran base de seguidores en las redes sociales, puede contener algo tan manso como el espeluznante gótico o tan gráfico como cualquier mente sucia pueda conjurar. En este rincón del mundo del libro, hay menos expectativas del típico “felices para siempre”, y muchos títulos podrían clasificarse como eróticos.

Para complicar más las cosas, los romances tradicionales suelen contener algún aspecto de otros géneros: fantasía, asesinato, misterio o temas históricos, por ejemplo. Los libros de Hoover contienen varias de estas superposiciones al mismo tiempo: un ensayista los llamó el año pasado “los bagels de todo de la ficción popular”.

Diehl señala que el éxito de Hoover comenzó con la autopublicación, donde aspectos como el género y la comerciabilidad son mucho más flexibles. Eso puede explicar por qué su obra es tan difícil de clasificar ahora que está representada por editoriales más grandes.

“Las editoriales comerciales tienen mucho más marketing detrás”, asegura. “Y una vez que llega a las librerías, es evidente que estas y los libreros tienen más responsabilidad a la hora de clasificar con precisión los libros que tienen en sus estanterías”.

La gestión de las expectativas del lector se complica aún más cuando las grandes tendencias editoriales ocultan el contenido real del libro. Los libros de Hoover están revestidos de colores brillantes y de moda, y su sitio web ofrece artículos de estilo boutique con flores, caligrafía y chistes de sus libros.

Esto no encaja exactamente con las experiencias de lectura emocionalmente brutales de muchos de sus lectores. Sin embargo, Diehl dice que es un problema que va más allá de los libros de Hoover.

“La novela romántica tiene un problema de marketing, y no es solo cosa de Hoover”, afirma. “Les encanta una tendencia, les encanta lo que esté funcionando en las redes sociales. Es más importante que una portada, por ejemplo, se vea bien en un flat lay de Instagram, rodeada de tazas de café y cosas para crear una escena aspiracional, que representar con precisión lo que la gente ha llegado a esperar”.

La propia Hoover es consciente de las inusuales clasificaciones de sus libros que dejan a algunos lectores decepcionados, pero a millones más pendientes de cada una de sus palabras.

“No me gusta que me encierren en un solo género”, dice Hoover en su perfil de Goodreads. “Si me metes en una caja, saldré con las garras”.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.