La consecuencia más grave de la Gran Recesión

Una característica definitoria de la sociedad del siglo XXI es la aceleración vital. Vivimos estresados e inmersos en una sucesión de estímulos, de información, de búsquedas de atención que, entre otros muchos efectos (creo que la mayoría perniciosos) no facilitan la reflexión meditada ni la visión de largo plazo. Por eso es conveniente periódicamente reexaminar el pasado y analizar sus consecuencias.

Seguir leyendo

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.