Boom acaba de dar un paso enorme: el prototipo de su avión supersónico XB-1 está listo para su primer prueba de vuelo

Pese al abandono de Rolls-Royce y de la ausencia de otros grandes de la industria aeronáutica como Pratt & Whitne, CFM y Safran, Overture, el avión supersónico de Boom, sigue su camino. La compañía estadounidense detrás de la ambiciosa idea de resucitar los vuelos supersónicos comerciales acaba de dar un importante paso.

Desarrollar una aeronave de pasajeros capaz de alcanzar velocidades supersónicas y que sea lo suficientemente atractiva en términos de seguridad y costes para las aerolíneas es un desafío enorme de varias etapas experimentales. Una de ellas es la de demostración tecnológica, un elemento clave para comprender su rol en escenarios reales.

Definir la tecnología que integrará el Overture

Y, si hablamos de probar tecnología de vuelo en un escenario real, qué mejor que hacerlo con un vuelo de prueba. Esto es lo que Boom conseguir hacer con el XB-1, un pequeño avión que integra compuestos de fibra de carbono, aviónica avanzada y aerodinámica optimizada digitalmente para permitir viajes supersónicos sostenibles.

La buena noticia para Boom es que el XB-1, que salió por primera vez del hangar en 2020, ha recibido un certificado de aeronavegabilidad experimental de la Administración Federal de Aviación (FAA) tras una minuciosa inspección por parte del organismo. Se trata de una autorización que abre las puertas al primer vuelo de prueba.

Si bien todavía no tenemos una fecha concreta para el desarrollo del esperado momento, sí sabemos que los pilotos de pruebas Bill “Doc” Shoemaker y Tristan “Gepetto” Brandenbur son los únicos autorizados, de momento, a volar el avión experimental. Hasta ahora ellos han entrenado en el avión supersónico T-38 Talon de Northrop.

Concepto visual del Boom Overture

Cuando el XB-1 se eleve, posiblemente en el desierto de Mojave, en California, los equipos de Boom estudiarán el desempeño de los compuestos de carbono y el fuselaje de titanio de 21 metros de largo. Además, prestarán especial atención a sus alas ojiva, elementales para alcanzar velocidades supersónicas, y los motores GE J85.

Boom XB-1

El año pasado Boom presentó un rediseño radical del Overture para “mejorar la autonomía reducir el impacto ambiental”. Aumentó el número de motores de tres a cuatro (aunque todavía no sabemos quién los suministrará) e introdujo cambios en las alas, para minimizar la resistencia y maximizar la eficiencia del combustible.

La firma tiene como objetivo que las aerolíneas cuenten con su avión de pasajeros supersónico en 2020. Algunas incluso han demostrado apoyo a la compañía, como United Airlines, que ha encargado 15 Overture. Toca esperar para saber si dentro de unos años podremos volar a velocidades supersónicas de la mano de Boom.

Imágenes: Boom

En Xataka: Las turbulencias en los aviones han aumentado un 55% en los últimos años. Hay un sospechoso: el cambio climático


La noticia

Boom acaba de dar un paso enorme: el prototipo de su avión supersónico XB-1 está listo para su primer prueba de vuelo

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Marquez

.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.