Trump irá a juicio en el caso de interferencia electoral en marzo de 2024, un día antes del supermartes

(CNN) — El expresidente Donald Trump irá a juicio el 4 de marzo de 2024 por los cargos en los que se le acusa de haber actuado para anular las elecciones presidenciales de 2020, dictaminó este lunes una jueza federal.

Ese día comenzará la selección del jurado, un día antes de las primarias del llamado supermartes, dijo la jueza Tanya Chutkan durante la audiencia de este lunes en la que fijó la fecha del juicio.

“Este calendario no hace avanzar el caso con las prisas de la mafia”, dijo Chutkan durante la audiencia celebrada este lunes tras más de una hora de debate sobre cuándo debería comenzar el juicio.

Señaló que el juicio comenzará más de tres años después de que los alborotadores partidarios de Trump descendieran sobre el edificio del Capitolio de Estados Unidos e interrumpieran el recuento de votos del Colegio Electoral.

La fecha coincide con la del juicio fijado en Nueva York, donde Trump está acusado de violar las leyes estatales por mantener contabilidad y registros falsos al ocultar pagos de dinero por silencio. Chutkan dijo que había avisado al juez de ese caso de su decisión sobre el calendario.

Los fiscales habían solicitado que el juicio comenzara en enero de 2024, lo que Chutkan dijo que “no da a la defensa suficiente tiempo para prepararse para el juicio”, mientras que los abogados de Trump habían pedido una fecha en abril de 2026, una fecha que Chutkan consideró “mucho más de lo necesario”.

El abogado de Trump, John Lauro, dijo que acataría el calendario que fijó Chutkan, pero señaló para que constara en acta que creía que “la fecha del juicio negará al presidente Trump la oportunidad de contar con la asistencia efectiva de un abogado”.

Los abogados del expresidente Donald Trump, Gregory Singer, a la izquierda, Todd Blanche, segundo por la derecha, y John Lauro, a la derecha, llegan al Tribunal E. Barrett Prettyman el 28 de agosto de 2023 en Washington. Crédito: Win McNamee/Getty Images

“Entiendo muy bien la necesidad de que el abogado tenga tiempo suficiente para investigar y prepararse para el juicio”, dijo Chutkan. “Me tomo en serio la petición de que el señor Trump sea tratado como cualquier otro acusado, y tengo la intención de hacerlo”.

Añadió, refiriéndose a la campaña de Trump, que “fijar una fecha para el juicio no depende ni debería depender de las obligaciones personales o profesionales del acusado”. Chutkan dijo que, sin embargo, sí tuvo en cuenta los calendarios de los juicios de las otras tres acusaciones penales de Trump.

Chutkan también advirtió que estaría “observando cuidadosamente cualquier cosa que pudiera afectar a ese grupo de jurados o influir en ese grupo de jurados”, incluyendo cualquier comentario que el expresidente o su equipo legal hicieran sobre Washington, en el período previo a la fecha del juicio de marzo.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.