¿Es un pato? ¿Es un conejo? ¡No, es Donald Trump!

Una de las ilusiones ópticas más conocidas es la de un dibujo que, según se mire, puede ser un pato o un conejo. Tiene unos 130 años de historia y hay muchas parecidas, como el retrato de una anciana que también puede ser el de una joven.

Esta semana hemos visto otra ilusión óptica similar: la foto policial de Donald Trump, que fue fichado en jueves en Georgia por sus intentos de fraude en las elecciones de 2020. Cuando la vi en la portada de EL PAÍS, pensé, por vigesimoséptima vez desde 2015: “Este hombre está acabado”. No estaba solo: para muchos, la imagen es otra prueba de que Trump nunca debió ser presidente y una confirmación de que no va a poder librarse de la justicia. Muchos tuiteros estadounidenses se han dedicado estos a compartir memes con la foto y, por ejemplo, han comparado a Trump con los villanos de las películas de Stanley Kubrick o con el modelo descerebrado de Zoolander. También había quien proponía que esa ficha de la policía se convirtiera en su retrato presidencial.

He looks like he’s trying to pull off “blue steel” from Zoolander. pic.twitter.com/KwmMGMqH6a

— Dr. John Slavin (@Kropotkinista) August 25, 2023

One Donald Trump mug shot meme stood out among the rest Thursday, comparing the former president to “The Stanley Kubrick Stare.”https://t.co/NbecSdcGAK pic.twitter.com/mmIMhxb7NV

— TheWrap (@TheWrap) August 25, 2023

Should the #TrumpMugShot be his official Presidential Portrait? pic.twitter.com/GmZ3MIm7mX

— Jamaal Bowman Ed.D. (@JamaalBowmanNY) August 25, 2023

Pero, como en la ilusión óptica, muchos no veían un pato, sino un conejo: Trump creyó que la foto merecía volver a Twitter dos años y medio después de que le suspendieran la cuenta y casi diez meses después de que Elon Musk decidiera devolvérsela. El expresidente tuiteó la foto, acompañada de un mensaje en el que decía “interferencia electoral, ¡nunca nos rendiremos!”.

Sí, hubo memes, pero también hubo aplausos: para los seguidores del expresidente, la imagen se ha convertido en un símbolo de su resistencia ante una persecución jurídica, según ellos, sin fundamento. Por ejemplo, la congresista Marjorie Taylor Greene aseguraba que “esta es la foto que ganará las elecciones presidenciales de 2024″. Y, según recogía la web Vice, el delirio llegaba al máximo entre los seguidores de las conspiranoias de QAnon, que llevan tres años convencidos de que Trump está batallando contra el Estado profundo, con ideas que el guionista de una película de ciencia ficción de serie B descartaría por ridículas, como que Joe Biden está arrestado en Guantánamo y ha sido sustituido por un actor.

El retorno a Twitter no es desinteresado: la foto iba acompañada de la dirección de su web, en la que recoge donativos para su campaña presidencial (y para sus abogados) y en la que vende camisetas (unos 32 euros), tazas (23 euros) y pósters firmados (26 euros), todos con la foto de la policía. Y ha funcionado: según la web Politico, la campaña de Trump recaudó 7,1 millones de dólares dos días después de que se publicara la imagen. Trump insiste en que prefiere seguir usando su propia red social, Truth Social, pero allí tiene 6,5 millones de seguidores y en Twitter aún le siguen 88 millones de donantes y compradores potenciales de souvenires. ¿Seguirá tuiteando? Aún no lo ha confirmado, pero visto el éxito, es muy posible.

https://t.co/MlIKklPSJT pic.twitter.com/Mcbf2xozsY

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) August 25, 2023

This is the photo that will win the 2024 Presidential election.

The American people will not stand for communism in America. pic.twitter.com/BERW2xIHLc

— Rep. Marjorie Taylor Greene🇺🇸 (@RepMTG) August 25, 2023

The threat on this man’s life is real and active. Tucker focused on this and others have as well.

Donald Trump posts mugshot meme with guns pointed at his face saying ‘Soros’ and ‘pedophiles’https://t.co/zYrg6k5bZj pic.twitter.com/WzrsWdUSCs

— 🇺🇲Salty Texan (@texan_maga) August 25, 2023

El proceso de Georgia no es un caso aislado: Trump tiene tantos problemas legales que The Washington Post ha publicado un ranking de causas judiciales como quien ordena de mejor a peor las películas de Tarantino o los discos de Taylor Swift. Algo así hundiría a cualquier candidato a presidir la escalera de vecinos, pero Trump sigue siendo el favorito para presentarse a las elecciones de 2024 por el Partido Republicano, gracias a una base muy fiel de votantes. Las encuestas también lo mantienen muy igualado con Biden.

Pero en las elecciones no solo votan los fieles, sino también los que no lo tienen tan claro. Como señalaba The New York Times, casi dos terceras partes de los votantes indecisos creen que Trump ha cometido delitos graves. Los incondicionales hacen mucho ruido en Twitter y gastan mucho dinero, pero las elecciones no se ganan solo con teorías de la conspiración, gorras y camisetas.

Claro que ahora igual soy yo el que quiere ver un pato.

Seguir leyendo

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.