La concejal de Barcelona Rosa Alarcón (PSC) presenta su dimisión a Collboni por motivos de salud

La concejal del PSC en Barcelona Rosa Alarcón ha presentado su dimisión este martes al alcalde, Jaume Collboni, por motivos de salud vinculados a la enfermedad del Síndrome Meige. Esta enfermedad rara que padece consiste en una alteración neurológica que le cierra los párpados, y ya le hizo retirarse temporalmente de la política el mandato pasado. “Con todo el dolor os tengo que comunicar que he presentado mi dimisión por motivos de salud a Jaume Collboni”, ha publicado en redes sociales.

Amb tot el dolor us haig de comunicar que he presentat la meva dimissió per motius de salut a @jaumecollboni. Agraeixo el suport i la confiança de l’Alcalde durant aquests anys. Malauradament, ara haig d’aturar el meu ritme. #sindromemeige

— Rosa Alarcon /❤️ (@rosaalarcon) August 29, 2023

En el mismo mensaje ha agradecido “el apoyo y la confianza del alcalde durante estos años” y ha lamentado que ahora tiene que parar el ritmo, en sus palabras. Collboni le ha respondido agradeciéndole “el inmenso trabajo hecho”.

“Querida Rosa Alarcón, tu renuncia nos toca profundamente”, ha afirmado, y ha destacado su dedicación, capacidad de trabajo y pasión por Barcelona y sus barrios. “Tu trabajo incansable siempre será recordado y será un ejemplo para todos nosotros. Estoy convencido de que seguiremos encontrándonos trabajando para una ciudad mejor”, ha concluido. Alarcón fue responsable de Movilidad en el Consistorio barcelonés hasta septiembre de 2021, cuando le relevó Laia Bonet. Desde entonces siguió ejerciendo como responsable del distrito Horta-Guinardó y en esta última legislatura lo era en Nou Barris. Alarcón es periodista de profesión y con amplia experiencia en gestión pública (fue jefa de Gabinete de la alcaldesa de L’Hospitalet, Núria Marín).

Alarcón decidió visibilizar su enfermedad a través de la red social Tik Tok a finales de 2022, tras tardar cuatro años en obtener un diagnóstico. El Síndrome de Meige afecta al movimiento de los músculos del cuello, la lengua o, en su caso, los ojos: se le cierran los párpados. Puede ser en cualquier momento, por unos segundos, minutos, horas o un día entero. El síndrome, que no tiene cura, afecta a una de cada 500.000 personas. Alarcón estima que en Cataluña hay 14 o 15 afectados.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Seguir leyendo

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.