BYD está ganando la guerra de precios en China y acaba de presentar un rival para su gran objetivo: Tesla

BYD está viviendo el momento más dulce de su historia. Ya en abril contamos que la compañía había conseguido destronar a Volkswagen como la firma de coches más vendida del país. Lo ha conseguido con lo que en China denominan “vehículos de nueva energía”. Es decir, poniendo en el mercado modelos exclusivamente eléctricos o híbridos enchufables.

La estrategia para conseguirlo ya la contamos cuando presentaron los primeros modelos que llegarían al mercado español. La compañía tiene un control integral de su producción. Si abrimos el capó de uno de sus coches y nos ponemos a repasar etiquetas, sólo encontramos tres letras que se repiten hasta la saciedad: BYD.

La compañía china produce sus propias plataformas, baterías, semiconductores o bombas de calor. Es decir, tiene un férreo control sobre la inmensa mayoría de los componentes que conforman sus vehículos, lo que les permite tener un dominio absoluto sobre los costes de producción. Algo que está resultando clave para salir más fuertes que nadie de la guerra de precios que se está librando en China.

Las cifras que recoge Bloomberg en su análisis de la situación de la compañía son mareantes. Entre ellas destacan, sobre todo, su capacidad para seguir aumentando los beneficios pese a una caída generalizada en los precios de los automóviles menos contaminantes. “Mejores economías de escala y una profunda integración vertical ayudan a compensar la presión sobre los precios, contribuyendo a la estabilidad de los márgenes”, señalan sus analistas de Bloomberg Intelligence.

Según sus datos, las ganancias aumentaron en un 145% en el segundo trimestre de 2023. En él, consiguieron unos ingresos netos por valor de 930 millones de dólares, duplicando las cifras conseguidas en el mismo periodo de 2022. Pero, además, han conseguido situar su margen bruto de beneficios en un 18,7%, muy lejos de los 12-13% en los que se movieron durante 2023.

Todo ello les ha permitido entrar de lleno en una guerra de precios a la que le están sacando máximo beneficio. La integración vertical y unos costes muy bajos de fabricación les están permitiendo ofrecer grandes descuentos en modelos que apenas llevan unos pocos meses en el mercado y, sobre todo, inundar el mismo con modelos de todo tipo y para todos los públicos.

En España, sin ir más lejos, ofrecen el BYD Atto 3. Un muy interesante compacto eléctrico para pelear entre los modelos más asequibles. Y, también, el BYD Han, una enorme berlina que apunta directamente a los modelos premium, de mayor calidad del mercado y que no tiene complejos en ofrecerse por cerca de 70.000 euros.

Y aunque para España se han anunciado otros dos modelos (Dolphyn y Seal) y a Europa irán llegando más novedades, ya sabemos que en China habrá un nuevo modelo que rivalizará directamente con el Tesla Model Y. Un SUV que aunque no tiene fecha para Europa o España, es altamente probable que dé el salto más pronto que tarde, pues ofrecerían un rival para el coche eléctrico más vendido en Europa.

Un rival para el enemigo más poderoso

Con el Tesla Model Y arrasando en ventas y BYD situándose como una de las marcas más difíciles de batir en el terreno del mercado mundial del coche eléctrico, la presentación del BYD Song L en el Salón del Automóvil de Chengdú adelanta la que puede ser una de las grandes batallas del futuro.

El nuevo BYD Song L tiene unas medidas ligeramente superiores al Tesla Model Y, con sus 4,84 metros de largo, 1,95 metros de ancho y 1,56 metros de alto. Se parecerá, por tanto, más a un crossover que a un SUV puro pero la estética en las líneas y la ligera caída coupé trasera le sitúan directamente en la esfera de los gustos de los consumidores europeos.

En el caso del mercado chino, el BYD Song L ha sido anunciado con dos versiones de un único motor. La más potente alcanzará los 380 kW (510 CV), mientras que la segunda se moverá en 230 kW (308 CV). Unos propulsores que buscarán apostar por la eficiencia para ofrecer la máxima autonomía posible, uno de los grandes alicientes del Tesla Model Y.

De momento, se desconocen detalles del interior o más informaciones sobre su equipamiento. Sí se ha especificado que el lanzamiento en China se producirá a lo largo del próximo trimestre, siguiendo la estrategia de la marca de lanzar nuevos automóviles a un ritmo vertiginoso.

Pese a ello, podemos esperar que cuente con una potente batería tecnológica. Hasta ahora, todos sus modelos han apostado por ello, incluyendo unas curiosas pantallas giratorias. Si el precio y la autonomía acompaña, el BYD Song L puede ser un durísimo rival para el Tesla Model Y.

En China, ambas compañías pelean duramente pero mientras que BYD ha conseguido mantener unos márgenes brutos envidiables, Tesla ha visto cómo la venta en masa de sus vehículos y las continuas ofertas de sus productos han devorado unas cifras que hasta hace poco eran la envidia de la industria.

Además, mientras que para Tesla el lanzamiento de nuevos productos supone todo un dolor de cabeza (recordemos los retrasos continuos de su Cybertruck y Roadster o la eterna promesa de un Tesla de 25.000 dólares), BYD se mueve a velocidad de crucero, con una integración vertical de todos sus componentes que le permite inundar el mercado de nuevos modelos cada poco tiempo.

En Xataka | A un ritmo del 400%, la industria del coche ha encontrado a su próximo meteorito: BYD

Fotos | BYD y Tyler Casey


La noticia

BYD está ganando la guerra de precios en China y acaba de presentar un rival para su gran objetivo: Tesla

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Alberto de la Torre

.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.