El teletrabajo se ha encontrado con un aliado inesperado en su lucha por sobrevivir: las pymes

Las grandes tecnológicas han declarado la guerra al teletrabajo y están obligando a sus plantillas a volver a la oficina creando importantes conflictos internos. Las empresas argumentan distintos motivos para acometer ese cambio en su organización.

Sin embargo, los ejecutivos de muchas empresas jóvenes siguen apostando por el teletrabajo y le auguran un crecimiento considerable en los próximos años al liberar a las nuevas empresas de la necesidad de contar con un espacio de oficinas fijo. Algo que aumentará la presión sobre las empresas que sí tienen que asumir el sobrecoste de las oficinas en sus balances.

La presencialidad continúa siendo la norma. La vuelta a la normalidad laboral ha supuesto el retorno de la presencialidad en la oficina, bien de forma completa con 40 horas semanales, o mediante modelos de trabajo híbrido con uno o dos días de teletrabajo.

Según datos recogidos en la Encuesta sobre Incertidumbre Empresarial elaborada de forma conjunta por el Banco de la Reserva Federal de Atlanta y las universidades de Chicago y Stanford, el 72,6% de los empleados de las 500 empresas consultadas trabajarían a tiempo completo en oficina en 2028. Solo el 11,2% sería teletrabajo a tiempo completo. El 16,2% restante estaría dispuesto a adoptar un modelo híbrido. Aunque a primera vista la presencialidad parece tener un peso aplastante, no lo es tanto como cabría esperar según los valores prepandemia, bajando desde el 91,6% para dejar paso a otras modalidades más flexibles.

Las pymes y empresas jóvenes apuestan por el teletrabajo. Tal y como destaca Harvard Business Review en su análisis, las pequeñas empresas y, sobre todo, las empresas creadas durante los años de pandemia, son las que más apuestan por el futuro del teletrabajo porque ya han desarrollado su estructura en base al trabajo remoto.

Estas empresas ya han implementado las herramientas y procesos para crecer en un entorno de teletrabajo, por lo que van a seguir creciendo por ese camino y para ellas cambiar a un modelo presencial no tiene sentido por los costes añadidos de adquirir un espacio para las oficinas.

El teletrabajo como arma estratégica para las pymes. Según la ley de la oferta y la demanda, las grandes empresas están consiguiendo que el teletrabajo sea un valor escaso en el mercado laboral. Las pymes están aprovechando ese valor añadido para captar el talento que sale de las grandes compañías descontento por unas políticas de retorno a las oficinas muy beligerante.

Según un estudio del proveedor de servicios empresariales Gusto.Inc, solo el 22% de las empresas creadas durante las limitaciones de movimiento derivadas de la pandemia de COLVID-19 tienen un modelo 100% presencial. El 31% han adoptado un esquema de teletrabajo, y el 47% apuesta por la flexibilidad del trabajo híbrido. En el polo opuesto, aquellas empresas con presencia a tiempo completo antes de 2020 se mantienen en esta política en un 43%, el 49% apuesta por una transición progresiva con modelos de trabajo híbrido y solo el 8% mantiene el teletrabajo a tiempo completo.

Viejos hábitos, nuevas realidades. Según una encuesta llevada a cabo por Slack en 2021, el 44% de los ejecutivos dijeron que querían volver a la oficina todos los días, frente a un 17% de empleados que también preferían volver. Según la opinión de expertos en ciencias del comportamiento recogidas por Business Insider, “Para un determinado grupo de personas representadas en todos los sectores, la creencia de que la presencialidad es productividad, es perfectamente racional: si alguien no quiere venir a la oficina significa básicamente que no es alguien que quiera añadir valor a la empresa”.

Los expertos consultados relacionan esta actitud como una forma de recuperar el poder sobre los empleados mediante un esquema de “mando y control” que les lleva a adoptar planteamientos extremos del tipo “si te gusta bien, si no te gusta, contratamos a otro” como hemos visto recientemente en palabras del CEO de Amazon.

En Xataka | La vuelta masiva a las oficinas está deprimiendo la productividad por un motivo inesperado: el ruido

Imagen | Pexels (Anna Shvets, fauxels)


La noticia

El teletrabajo se ha encontrado con un aliado inesperado en su lucha por sobrevivir: las pymes

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Rubén Andrés

.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.