Militares anunciaran la toma del poder en Gabón y el arresto del presidente Ali Bongo; se reportan celebraciones en la capital Libreville

(CNN) — Oficiales militares de Gabón aparecieron en la televisión nacional este miércoles para declarar que estaban tomando el poder, lo que provocó celebraciones e informes de disparos en las calles de la capital.

El anuncio se produjo pocos minutos después de que el presidente Ali Bongo Ondimba, también conocido como Ali Bongo, fuera considerado vencedor de unas elecciones disputadas, extendiendo el gobierno de medio siglo de su familia sobre la nación centroafricana.

Los militares, que afirmaban representar a las “fuerzas de defensa y seguridad” del país, hicieron el anuncio en un discurso televisado en el canal de noticias Gabon24. Fue visto por CNN en X, antes conocido como Twitter.

“En nombre del pueblo gabonés y garante de la protección de las instituciones, el CTRI [Comité para la Transición y Restauración de las Instituciones] ha decidido defender la paz poniendo fin al régimen vigente”, dijo un oficial militar el la transmisión.

Poco después, un grupo de líderes golpistas anunciaron que Bongo fue puesto bajo arresto domiciliario.

“Se informa a la comunidad nacional e internacional que Ali Bongo Ondimba se encuentra bajo arresto domiciliario”, dijo un portavoz anónimo de la junta en la televisión estatal este miércoles por la mañana.

Residentes de Gabón aplauden a miembros de las fuerzas de seguridad en el barrio de Plein Ciel, Libreville, el 30 de agosto de 2023. (Crédito: AFP/Getty Images)

El presidente derrocado está rodeado de su “familia y médicos”, añadió el portavoz.

Mientras tanto, la agencia de noticias AFP mostró un vídeo de soldados en la capital, Libreville, celebrando al líder golpista, el general Brice Oligui Nguema. Fue visto sobre los hombros de personal del ejército, que gritaban “presidente”.

CNN no puede confirmar de forma independiente el video y aún no ha podido comunicarse con el gobierno de Gabón para hacer comentarios.

En la transmisión, el oficial militar dijo que los resultados de las elecciones serían anulados y las fronteras del país se cerrarían.

“Se disuelven todas las instituciones de la República: en particular el Gobierno, el Senado, la Asamblea Nacional, el Tribunal Constitucional, el Consejo Económico, Social y Medioambiental y el Consejo Electoral de Gabón”, afirmó el funcionario.

Golpistas de Níger suspenden la Constitución y Francia condena el ataque a la democracia

“Hacemos un llamado a la población de Gabón, a las comunidades de los países vecinos que viven en Gabón, así como a la diáspora gabonesa, a mantener la calma”.

Se escucharon fuertes disparos en la capital, Libreville, dijo un periodista de Reuters, después de la aparición televisiva.

Se vieron personas en Gabón bailando y celebrando en las calles de su capital, según videos compartidos con CNN y publicados en las redes sociales.

En un video obtenido por CNN, se puede ver a personas gritando “¡liberados!” y ondeando la bandera de Gabón en el distrito Nzeng Ayong de la capital, junto a vehículos militares.

Cinco países de África occidental y central ya han sido tomados por juntas militares en los últimos tres años, cinco de ellos antiguas colonias francesas. Los golpes de Estado en Malí, Guinea, Burkina Faso, Chad y Níger han socavado el progreso democrático en los últimos años.

Más recientemente, la junta militar de Níger tomó el control del país de África occidental a finales de julio, lo que llevó a la Unión Africana a suspender la membresía de Níger en el grupo de 55 estados miembros. A principios de este mes, el gobernante militar de Níger propuso un retorno a la democracia dentro de tres años, diciendo que los principios de la transición se decidirían dentro de los próximos 30 días.

Ejército de Burkina Faso dice que tomó el control del país El largo gobierno de Alí Bongo en Gabón

Más temprano este miércoles, el organismo electoral de Gabón dijo que Bongo había ganado las elecciones presidenciales con el 64,27% de los votos, informó Reuters, después de unas elecciones generales plagadas de retrasos que la oposición denunció como fraudulentas.

El principal rival de Bongo, Albert Ondo Ossa, quedó en segundo lugar con un 30,77% de los votos, informó el organismo electoral. El equipo de Bongo había rechazado las acusaciones de irregularidades electorales de Ondo Ossa.

Ali Bongo, de 64 años, reemplazó a su padre, Omar Bongo, quien murió de un paro cardíaco mientras recibía tratamiento para un cáncer intestinal en una clínica española en 2009, después de casi 42 años en el cargo.

El padre Bongo llegó al poder en 1967, siete años después de la independencia del país de Francia.

Gobernó la pequeña nación con puño de hierro, imponiendo un sistema de partido único durante años y sólo permitió el gobierno multipartidista en 1991, aunque su partido mantuvo su control del gobierno.

Ali Bongo comenzó su carrera política en 1981, sirviendo como ministro de Asuntos Exteriores y congresista de 1989 a 1991, según el sitio web de la embajada de Gabón en Estados Unidos. Fue ministro de Defensa desde 1999, antes de convertirse en presidente en 2009.

El presidente de Gabón, Ali Bongo Ondimba, se dirige a la Asamblea General de las Naciones Unidas en la ciudad de Nueva York el 21 de septiembre de 2022. (Crédito: Brendan McDermid/Reuters/Archivo)

Elecciones impugnadas

En las elecciones de esta semana, Ali Bongo tuvo 18 rivales, seis de los cuales habían respaldado a Ondo Ossa, ex ministro y profesor universitario, en un esfuerzo por estrechar la carrera. Muchos en la oposición estaban presionando por cambios en esta nación de 2,3 millones de habitantes, rica en petróleo pero azotada por la pobreza.

Las tensiones estaban aumentando en medio de temores de disturbios después de la votación del 27 de agosto, y los observadores internacionales se quejaron de una falta de transparencia.

Antes de las elecciones, la organización sin fines de lucro Reporteros Sin Fronteras condenó al gobierno gabonés por obstruir la cobertura del evento por parte de la prensa extranjera.

El jefe de política exterior de la UE, Josep Borrell, dijo este miércoles que “si se confirma (que) (la situación en Gabón) se trata de otro golpe militar”, “aumentaría la inestabilidad en toda la región”.

“Es un tema que se pondrá sobre la mesa y lo discutiremos”, dijo Borrell a los periodistas antes de una reunión ministerial de la UE sobre defensa celebrada en Toledo, España.

“Toda la zona, empezando por la República Centroafricana, luego Mali, luego Burkina Faso, ahora Níger y tal vez Gabón, es una situación muy difícil”, dijo Borrell. “Los ministros de Defensa y los ministros de Relaciones Exteriores deben reflexionar profundamente sobre lo que está sucediendo allí. Y cómo podemos mejorar la política con estos países”.

La primera ministra de Francia, Elisabeth Borne, dijo que su país estaba siguiendo “muy de cerca” la situación en Gabón.

Esta está lejos de ser la primera vez que Gabón ha visto una lucha de poder o malestar por el gobierno de Bongo, que ha sido cuestionado con frecuencia por los críticos.

En 2016, el edificio del parlamento fue incendiado cuando estallaron violentas protestas callejeras contra la disputada reelección de Bongo para su segundo mandato. En ese momento, el gobierno cerró el acceso a Internet durante varios días.

En 2019 se produjo un intento de golpe de Estado, cuando un grupo de soldados y oficiales militares irrumpieron en la sede de la radio y la televisión estatales, tomaron como rehenes al personal y declararon que habían tomado el control de la nación.

Citaron su insatisfacción con Bongo como presidente y prometieron “restaurar la democracia” en el país, antes de que las fuerzas de defensa y seguridad de Gabón intervinieran para poner fin a la toma de poder y rescatar a los rehenes. Como resultado, dos soldados murieron y ocho oficiales militares fueron arrestados.

— Joseph Ataman y Jake Kwon de CNN contribuyeron a este informe.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.