Nombran a Mark Thompson presidente ejecutivo de CNN en un momento crítico de la historia de la cadena de noticias

(CNN) — Mark Thompson, exdirector ejecutivo de The New York Times y director general de la BBC, será el próximo presidente ejecutivo de CNN, según anunció la cadena este miércoles, tomando las riendas de la renombrada organización mundial de noticias en uno de los momentos más cruciales de sus 43 años de historia.

“No hay un ejecutivo más experimentado, respetado o capaz en el negocio de las noticias hoy en día que Mark, y estamos encantados de que se una a nuestro equipo y dirija CNN Worldwide hacia el futuro”, dijo en un comunicado David Zaslav, CEO de Warner Bros. Discovery, la empresa matriz de CNN.

Chris Licht, CEO de CNN, deja la compañía

Thompson, que comenzará oficialmente el 9 de octubre como presidente ejecutivo, y actuará como redactor jefe de la cadena, dijo en un comunicado que “no podría estar más emocionado por la oportunidad de unirse a CNN después de años de verla y competir con ella con una mezcla de admiración y envidia”.

“El mundo necesita noticias fidedignas y precisas ahora, más que nunca, y nunca hemos tenido más formas de satisfacer esa necesidad en casa y en el extranjero. Donde otros ven trastornos, yo veo oportunidades. Estoy impaciente por arremangarme y ponerme a trabajar con mis nuevos colegas para construir un futuro de éxito para CNN”, dijo Thompson.

El nombramiento de Thompson, un experimentado ejecutivo de los medios de comunicación al que se atribuye ampliamente el rescate de The New York Times durante un período turbulento en la historia del periódico, llega en un momento trascendental para CNN, en el que la cadena se enfrenta a una serie de retos importantes. La forma en que se aborden esos retos definirá el futuro.

En particular, CNN se enfrenta a una amenaza existencial para su modelo de negocio debido a la rápida contracción de la televisión lineal tradicional, donde genera la mayor parte de sus ingresos. Thompson se enfrentó a un reto similar durante su etapa en The New York Times, cuando el negocio del periódico impreso se hundió a medida que las audiencias migraban a Internet y los lectores cancelaban sus suscripciones a los periódicos impresos. En The New York Times, Thompson logró transformar el periódico en una potencia digital.

CNN también sigue lidiando con un entorno político complejo. El expresidente Donald Trump, que convirtió a la cadena de noticias en uno de sus principales objetivos durante su primer mandato, aspira a volver a la Casa Blanca en 2024, al tiempo que se enfrenta a múltiples acusaciones penales, lo que garantiza que las redacciones se vean obligadas a nadar en un río contaminado de desinformación y difamación por parte de Trump y sus aliados.

Thompson reconoció un estado de “interrupción máxima” en la industria de los medios de comunicación, escribiendo este miércoles en su primer comunicado a los empleados de CNN: “Nos enfrentamos a la presión desde todas las direcciones: estructural, política, cultural, lo que se les ocurra. No hay ninguna varita mágica que yo o cualquier otra persona pueda agitar para hacer desaparecer esta perturbación. Pero lo que puedo decir es que donde otros ven una amenaza, yo veo una oportunidad, especialmente dada la gran marca CNN y la fuerza de su periodismo”.

Para agravar los retos, Thompson se enfrentará a la dura tarea de dirigir una empresa mundial de noticias con 4.000 empleados que ha sufrido varios golpes sísmicos en los últimos 20 meses. Durante ese período de prueba, su presidente Jeff Zucker fue destituido inesperadamente; el servicio de streaming CNN+ fue cerrado abruptamente; los presentadores estrella Chris Cuomo y Don Lemon fueron despedidos; se llevaron a cabo varios cambios en la programación, incluyendo el relanzamiento de su programa matutino insignia y la línea de prime time; y se produjeron despidos masivos.

Además, el sustituto de Zucker, Chris Licht, demostró ser un líder impopular durante su breve presidencia, y la moral cayó en picada hasta algunos de los niveles más bajos de las cuatro décadas de historia de la empresa. En su poco más de un año en el cargo, Licht alienó al personal e introdujo cambios en la programación que contribuyeron a la caída de los índices de audiencia. Bajo su supervisión, MSNBC empezó a superar a CNN en los principales índices de audiencia, incluido el grupo demográfico 25-54, muy codiciado por los anunciantes.

Finalmente, Licht fue despedido en junio después de que la revista The Atlantic publicara un perfil demoledor en el que se le veía haciendo una serie de comentarios, entre ellos hablar mal de la cobertura de la cadena antes de su mandato, que hacían imposible que siguiera dirigiendo la organización.

Cuando Zaslav despidió a Licht, nombró un equipo provisional de cuatro personas formado por Amy Entelis, jefa de talento; Virginia Moseley, jefa de redacción; Eric Sherling, jefe de programación; y David Leavy, jefe comercial. El equipo, conocido internamente entre el personal como “The Quad”, se puso rápidamente manos a la obra, restaurando parte de la moral interna perdida y tomando decisiones clave de forma rápida, como la elaboración de una lista permanente para el prime time.

Warner Bros. Discovery informó este miércoles que el equipo directivo de cuatro personas continuará en sus puestos, bajo las órdenes de Thompson.

Aunque los empleados de CNN creían que el equipo de cuatro miembros se mantendría hasta las elecciones de 2024, proporcionando estabilidad a la cadena mientras atravesaba un difícil terreno informativo, las recientes informaciones de que Warner Bros. Discovery estaba buscando un líder único rompieron esa idea. Algunos empleados temían que fuera demasiado pronto para otra reorganización ejecutiva, pero muchos expresaron su entusiasmo ante la posibilidad de que Thompson fuera elegido para el cargo.

CNN Digital, en particular, ha estado deseando que su división reciba más atención. Thompson, cuyas raíces se remontan a la televisión, ha tenido una notable trayectoria en The New York Times, reforzando su negocio digital con la adquisición de The Wirecutter, lanzando NYT Cooking y convirtiendo al periódico en un destino de audio con el lanzamiento de programas como el podcast “The Daily”. Estos movimientos supusieron una serie de grandes éxitos para la empresa que reforzaron el número de lectores en línea y aumentaron la presencia de The New York Times mucho más allá de su publicación impresa. Cuando fue nombrado director de The New York Times en 2012, el periódico contaba con menos de un millón de suscriptores digitales. Al final de su mandato de ocho años, tenía más de cinco millones de suscripciones digitales.

A medida que se agote el lucrativo negocio de la televisión por cable, CNN y otras cadenas de noticias tendrán que transformar su negocio para adoptar plenamente la tecnología digital y el streaming. CNN.com es uno de los destinos de noticias con más tráfico del mundo, pero genera muchos menos ingresos que la televisión y no tiene negocio de suscripciones.

Mientras tanto, Thompson se une a CNN en su segunda incursión en el streaming, construyendo una nueva presencia en la plataforma Max en un esfuerzo que se considera crítico para llevar a CNN hacia el futuro. Desde el apogeo de la televisión por cable a principios de la década de 2010, millones de estadounidenses han cortado el cordón umbilical cada año, reduciendo el alcance y la base de suscriptores de CNN. En julio, por primera vez en la historia, la audiencia de streaming superó a la de la televisión tradicional en Estados Unidos.

En una entrevista concedida en 2021, Thompson hizo una valoración tajante del negocio de los informativos televisivos en Estados Unidos, al que calificó de “en graves problemas”, ya que el público más joven se ha pasado a otras plataformas.

ANÁLISIS | Una CNN más audaz está surgiendo después de la salida del ex jefe de la cadena, Chris Licht

CNN+, que se lanzó el año pasado cuando la propiedad de la cadena pasó de AT&T a Warner Bros. Discovery, se cerró rápidamente a las pocas semanas de su estreno. Zaslav y otros directivos de Warner Bros. Discovery se opusieron al elevado costo de crear y mantener una programación para un servicio de streaming basado en gran medida en contenidos centrados en personalidades. El streamer independiente tampoco encajaba en los planes de Warner Bros. Discovery de albergar todos los contenidos en una plataforma única.

CNN Max, anunciado a mediados de agosto, promete ser diferente. El servicio de streaming estará ubicado dentro de la aplicación Max, junto a contenidos de HBO, Discovery y Warner Bros. Pictures. Aprovechará en gran medida los recursos existentes, emitiendo simultáneamente programas como “The Lead with Jake Tapper” y “AC360”. Y hará hincapié en los informativos tradicionales de una hora de duración, en lugar de los contenidos de estilo de vida.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.