Quesos cuadrados con mucho amor

Silvia Peláez, una ingeniera química industrial, y su pareja, Francisco Romero, un maestro quesero, decidieron en 2016 volver a sus orígenes, en Jaén, para emprender en el medio rural. “Quisimos reconectar con el mundo rural y enseñar a nuestros hijos todo aquello que conocimos en la infancia”, indica Peláez, la cara más visible de Quesos y Besos, empresa fundada en 2017 que en 2021 se alzó con el premio al mejor queso del mundo en el World Cheese Awards (WCA).

Seguir leyendo

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.