Ayuso respalda la estrategia de Feijóo pero le advierte sobre apelaciones “bisoñas” al PSOE

“La igualdad es nuestra bandera”, ha proclamado este jueves Alberto Núñez Feijóo en la apertura del curso político del PP de Madrid. Respondía así el líder del PP a las críticas que está recibiendo ―internas y externas― a las conversaciones que ha abierto también con los nacionalistas e independentistas, salvo EH Bildu, para negociar su investidura. Feijóo es consciente de las reticencias de una parte de su partido y de la derecha a su decisión de explorar con el PNV y con Junts las posibilidades de un acuerdo para hacerle presidente, y hoy, ante los principales dirigentes del PP de Madrid, donde se encuentra el ala más a la derecha del partido, ha defendido un discurso en clave españolista, centrado en tranquilizar a esos sectores, a los que les ha dicho que, aunque se siente con ellos, no cederá.

En primera fila, en el jardín de un hotel junto a la A-6 en la localidad madrileña de Collado Villalba, le escuchaba Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid y referente de la derecha más españolista. La líder madrileña ha avalado la estrategia de Feijóo, salvo por una cosa: su intento de atraer al PSOE, que encuentra ingenua. “La base social del PSOE ha cambiado. Ya no es la igualdad. No nos damos cuenta y estamos apelando de manera bisoña a un partido cuyos principios se esfumaron”, ha expresado Ayuso, que salvo ese cuestionamiento ha respaldado el plan del líder del PP. “Hay que estudiar todas las posibilidades para no abandonar a España”, ha considerado la líder madrileña. “Por eso rendirnos no es una opción”.

Feijóo ha cargado contra “el chantaje” que plantean los nacionalistas, el día después de haber conversado con el lehendakari Iñigo Urkullu, quien en un artículo en EL PAÍS pide un pacto territorial para reinterpretar la Constitución. “Quiero el mayor beneficio de los vascos, pero no a costa de los catalanes. No quiero el mayor beneficio de los independentistas a costa de los propios vascos y los propios catalanes y de los españoles”, ha enfatizado el líder del PP, que, sin embargo, sigue defendiendo su derecho a poder “escuchar” a estas formaciones. “¿Por qué les molesta tanto que estemos abiertos a escuchar lo que se nos diga desde cualquier lugar de España?”, se ha preguntado. “Porque somos libres para decir que sí a lo que esté en la Constitución y no a lo que exceda la Constitución”.

En privado, fuentes de la dirección popular han restado importancia al plan de Urkullu. “No es muy diferente a lo que lleva el PNV defendiendo 20 años”, sostienen estas fuentes al más alto nivel, que interpretan la propuesta del lehendakari no como un mensaje al PP sino en clave de su competición interna con EH Bildu por las próximas elecciones vascas. El PP todavía tiene pendiente la reunión con el grupo parlamentario del PNV en la ronda de contactos para la investidura de Feijóo, y en la dirección siguen defendiendo su derecho a sentarse con el partido vasco, pese a las reticencias internas en algunos sectores incluso al PNV. Lo de Urkullu “es una columna de opinión”, lo ha rebajado el coordinador general, Elías Bendodo. “La ventaja es que el PP es predecible. Tenemos nuestras líneas rojas. Todo lo que sea que haya españoles de primera y de segunda, el PP no lo va a aceptar”.

El líder popular ha tratado de explicar la contradicción de sentarse con los nacionalistas a los que al mismo tiempo acusa en términos muy duros de plantear un chantaje. “Llegaremos al Gobierno a través de los principios que compartimos la mayoría de los españoles, no por la vía del chantaje”, ha subrayado, antes de cargar contra la propuesta de una ley de amnistía que considera “inconcebible en un país europeo”. Feijóo hablaba sobre todo para los suyos, después de que el líder del PP catalán, Alejandro Fernández, elevara la voz para expresar una posición que comparten otros dirigentes populares en privado, y cuestionara que el PP se siente con los independentistas de Junts per Catalunya. Para enfatizar ese mensaje, Feijóo ha dicho hasta dos veces que su investidura puede fracasar porque no está dispuesto a ceder ante los nacionalistas. “Es posible que defender la igualdad nos deje sin la presidencia dentro de un mes”, ha admitido el líder popular. “Os puedo asegurar que a esa presidencia no vamos a llegar por atajos en la igualdad entre españoles”, ha subrayado.

Durante su intervención, lsabel Díaz Ayuso ha querido enfatizar, además, su respaldo al político gallego como líder del PP. “El liderazgo del centroderecha español corresponde a Alberto Núñez Feijóo: ha unido al partido mayoritario en España, ha ganado las municipales y las generales. Es un hombre con principios que ha venido a la política a servir”, ha dicho en su defensa. En privado, fuentes del PP madrileño avalan que Feijóo se siente con Junts con idénticos argumentos a los que utiliza Génova para justificarlo. El PP de Madrid asegura que la estrategia de la investidura de Feijóo corresponde a un “diagnóstico compartido” con la dirección nacional, lo que indica el trabajo previo que ha hecho Génova para asegurarse la unidad interna ante la arriesgada maniobra del líder popular. El plan ha tenido grietas, porque el líder del PP catalán ha enmendado en público la apuesta de Feijóo, pero esta vez la tensión no viene por el lado del PP de Madrid.

Seguir leyendo

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.