Publican video del tiroteo de la policía contra Ta’Kiya Young, una mujer embarazada de 21 años

(CNN) — Imágenes de la cámara corporal de un policía muestran a un agente disparando a través del parabrisas del automóvil de una mujer embarazada después de que fue acusada de robar en una tienda de comestibles en un suburbio de Columbus, Ohio, la semana pasada.

Ta’kiya Young, de 21 años, fue declarada muerta más tarde en un hospital.

El video muestra a un agente de policía de Blendon Township acercándose a la ventana del lado del conductor de Young afuera de un Kroger en Westerville y diciéndole repetidamente que salga del auto.

Un segundo agente, que también lleva una cámara corporal, se para delante del vehículo.

“Dijeron que robaste algo… sal del auto”, dice el agente en la ventana, y le ordena a Young que no se vaya.

“No robé una mier**”, se puede escuchar a Young decir mientras los dos discuten de un lado a otro con la ventana ligeramente entreabierta.

La policía dijo anteriormente que un empleado de una tienda de comestibles notificó a los agentes que una mujer que había robado botellas de alcohol estaba en un automóvil estacionado afuera de la tienda.

“Sal del maldito auto”, dice el policía parado frente al auto, con el arma en la mano y la mano izquierda apoyada en el capó del auto, como muestra el video.

Luego se puede ver a Young girando el volante del automóvil mientras el agente al lado de su ventana continúa instándola a salir del vehículo.

“Sal del maldito auto”, repite el policía frente al auto mientras el vehículo comienza a avanzar lentamente, como se aprecia en el video.

Pasan unos segundos y luego el agente que está parado frente al capó dispara contra el vehículo.

Un policía rompe una ventana para liberar a un bebé atrapado en un coche expuesto al calor

Después del disparo, los agentes corren junto al coche y le gritan a la conductora que se detenga.

El vehículo rueda hacia una acera entre dos columnas de ladrillo y entra en un edificio.

Luego, la policía pide refuerzos y trabaja para romper la ventana para llegar la conductora, que parece estar desplomada hacia un lado.

Las imágenes de la cámara corporal publicadas por el Departamento de Policía de Blendon Township ocultaron los rostros de los agentes. El metraje también se edita y se une.

Young estaba embarazada en el momento de su muerte y el feto no sobrevivió, informó previamente la oficina forense del condado de Franklin. La causa de su muerte está pendiente.

La policía dice que la Oficina de Investigación Criminal de Ohio (BCI, por sus siglas en inglés) lleva a cabo una investigación independiente del incidente.

La investigación de BCI podría tardar “varias semanas o meses”, según Steve Irwin, secretario de prensa de la Fiscalía General de Ohio, que incluye la BCI. Después de que los investigadores terminen, sus conclusiones serán enviadas al fiscal del condado, quien tomará una decisión sobre la presentación de posibles cargos, explicó.

“Habiendo visto las imágenes en su totalidad, es innegable que la muerte de Ta’Kiya no solo fue evitable, sino también un grave abuso de poder y autoridad”, dijeron los abogados que representan a la familia de Young en un comunicado de prensa.

“Después de ver el vídeo de su muerte, esto es claramente un acto criminal y la familia exige una rápida acusación de este agente por los homicidios de Ta’Kiyah y su hija por nacer”, dijeron.

La policía dice que los agentes no han “renunciado a sus derechos como víctimas” en este incidente y ocultan sus identidades, según un comunicado de prensa de la policía de Blendon Township.

“Cuando la señora Young condujo su automóvil directamente hacia el agente número 1 y lo golpeó, el agente número 1 se convirtió en víctima de un intento de agresión vehicular”, dijo la policía en un comunicado de prensa.

“Cuando la Sra. Young se alejó del Agente #2 mientras su mano y parte de su brazo todavía estaban en la ventana del lado del conductor, el Agente #2 se convirtió en víctima de un delito menor de agresión”, dijeron en el comunicado de prensa.

Las autoridades señalaron que los policías trabajaron rápidamente para ayudar a Young después del tiroteo, y dijeron que llamaron al servicio de emergencias médicas 10 segundos después de que la sacaron del auto. El policía que disparó también tomó un kit de trauma y aplicó un sello en el pecho a su herida en menos de dos minutos después de que la sacaron del vehículo.

El agente que disparó su arma todavía está de baja administrativa, pero el segundo agente que estaba en la ventana ha vuelto a trabajar. El jefe John Belford dijo que después de revisar los videos, no veía ninguna razón para mantener al segundo policía de licencia.

“Lo devolví a sus funciones, ya que nuestra dotación de personal ya es muy limitada”, dijo, señalando que ambos agentes aún estarían sujetos a una “revisión administrativa completa” después de la investigación de la BCI.

“La semana pasada hubo una tragedia en nuestra comunidad”, dijo Belford en un comunicado. Debido a posibles litigios pendientes, dice que el departamento está “muy limitado en lo que podemos decir”.

“Estamos siendo lo más transparentes y comunicativos que podemos, dadas estas importantes limitaciones legales”. Citó una investigación en curso de la BCI y posibles “acciones de personal” con respecto al agente que abrió fuego.

El sindicato de policía local dijo que otros tomarían cualquier decisión sobre si alguno de los policías es acusado en el incidente. Brian Steel, vicepresidente ejecutivo de la Orden Fraternal de Policía Capital City Lodge #9, señaló que “un arma no es sólo un arma de fuego. Un arma también es un vehículo de 2.000 libras que alguien pone en marcha y se dirige hacia ti”.

“Entiendo por qué podría estar justificado pero, repito, no tomo esa decisión”, dijo Steel en una conferencia de prensa el viernes, y agregó que asumía que el agente creía que no podía apartarse del vehículo lo suficientemente rápido.

La política de uso de la fuerza del Departamento de Policía de Blendon Township dice que cuando sea “factible”, los agentes deben tomar “medidas razonables” para apartarse del camino de un vehículo que se aproxima en lugar de disparar un arma.

“Un policía sólo debe disparar un arma de fuego contra un vehículo en movimiento o sus ocupantes cuando el agente crea razonablemente que no hay otros medios razonables disponibles para evitar la amenaza inminente del vehículo, o si se dirige como una fuerza letal al agente o otros”, dice la política.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.