La historia de Apple no deja dudas: el iPhone crece en ventas cuando ofrece más versiones

Los que vemos una manzana cuando ponemos el móvil boca abajo estamos estos días deshojando la margarita para la presentación de los nuevos iPhone: me quiere, no me quiere; Pro o Pro Max; Ultra o hipoteca.

En esa espera, que va a durar menos que lo que duran dos peces de hielo en los múltiples whiskeys que necesitará para poder dormir el que busque un Ultra de 1 TB cuando se entere de su precio, es momento de repasar qué puede ocurrir en casa Apple tras esta presentación. ¿Será un gran año para las ventas del iPhone, o será un curso más bien moderado?

Más modelos, más plata

En esta gráfica vemos los ingresos anuales de Apple por la venta de iPhone, desde 2009 hasta el año pasado. Les dejo echar un vistazo y ahora vamos a leer entre líneas. Piensen que cada año se corresponde mayoritariamente con las ventas del modelo presentado el año anterior, ya que se anuncian casi en el último trimestre.

Por ejemplo, si los iPhone 13 se anunciaron en septiembre de 2021, el año que mejor refleja sus fuertes o moderadas ventas será 2022. Y así con todos los demás.

El astuto lector se habrá fijado en algunos detalles que llaman la atención. Principalmente, que los ingresos se mantuvieron bastante planos entre 2015 y 2020, zigzagueando para promediar 145.000 millones de dólares anuales.

Esa época corresponde a la que comenzó con los iPhone 6, que permitieron pasar de 100.000 a 150.000 millones, y terminó con los iPhone 11, el primer año en el que introdujeron el modelo ‘Pro’.

Durante toda esa etapa, los ingresos de los iPhone frenaron su crecimiento, despuntando levemente en 2018, el año del iPhone X, uno de los mayores cambios que hemos visto de una generación a otra en toda la historia del iPhone.

¿Qué ocurrió después? Que 2021 y 2022 promediaron casi 200.000 millones en ingresos. Los ingresos volvieron a crecer, y a lo grande. El motivo principal puede estar en una tendencia que apunta la consultora Omdia: cambiamos de teléfono con menos frecuencia que antes, pero cuando lo hacemos, vamos a por un modelo de gama alta. El más vendido durante la primera mitad de este año ha sido el iPhone 14 Pro Max, un modelo que en España parte de casi 1.500 euros.

Si miramos un poco más hacia atrás, se cumple un cierto patrón (aunque asumiendo que correlación no implica causalidad): nada anima tanto las ventas del iPhone como aumentar el catálogo. Tras unos primeros años de —lógico— fuerte crecimiento, los ingresos fueron estabilizándose hasta que Apple pasó de uno a dos modelos presentados cada año, en 2014, con los iPhone 6 y 6 Plus. Al año siguiente, las ventas volvieron a explotar. Se suma el hecho de que había muchas ganas de ver pantallas más grandes que Apple se resistió a incorporar.

Es cierto que un año antes ya había dos modelos, pero de forma muy distinta: fue cuando Apple lanzó el iPhone 5c acompañando al iPhone 5s, pero aquel fue un modelo inferior, idéntico al iPhone 5, cambiando sus materiales. Solo desde 2014 llegaron dos modelos de última generación, con el chip más reciente, en distintos tamaños.

La historia se repitió posteriormente: tras un frenazo con las generaciones 6s y 7, el siguiente aumento de catálogo trajo un nuevo crecimiento destacado. Fue cuando el mencionado iPhone X acompañó a los 8 y 8 Plus.

Para entonces también habíamos visto la llegada del SE, pero nuevamente, se trataba de algo similar al 5c: especificaciones inferiores en un chasis ya conocido, no una nueva hornada como tal.

Y en 2020 vimos el siguiente salto: de tres a cuatro modelos, cuando los iPhone 12 acogieron al extinto modelo mini, hoy reconvertido en Plus.

Insistimos: correlación no implica causalidad, y hay muchos más factores que explican los crecimientos y las caídas. Desde la cantidad de novedades que ofrece un teléfono frente a su predecesor (algo que contextualiza los malos años del 6s o el Xs) hasta el impacto de una mala fase comercial en China (como en 2018-2019) o la escalada de precios tanto de Apple como del resto de la industria, que auparon esta facturación.

Una de las dudas que quedan mientras deshojamos la margarita es si el rumoreado iPhone Ultra será un cambio de nombre al modelo Pro Max, o si en cambio será un modelo independiente de este, haciendo que el catálogo de terminales nuevos pase de cuatro a cinco modelos de una tacada.

Si se cumple esto último, quizá podamos esperar un aumento de los ingresos del iPhone como no lo tuvimos en 2022 (menos de un 7%), cuando suceda la tormenta perfecta: consumidores demandando más móviles de alta gama que antes, precios previsiblemente al alza y ampliación de la estantería de novedades en la vitrina de Apple. La tormenta ultraperfecta.

En Xataka | El iPhone es uno de los móviles más caros del mercado. Apple tiene margen para subirlo más gracias a cómo se paga.

Imagen destacada | Xataka, Mockuuups Studio.


La noticia

La historia de Apple no deja dudas: el iPhone crece en ventas cuando ofrece más versiones

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Lacort

.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.