Madrid se salvó por diez kilómetros: la previsión de AEMET acertó la catástrofe en los pueblos de la comunidad

Desde el viernes ya se rumoreaba que el fin de semana íbamos a presenciar un temporal en mayúsculas. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) había establecido la alerta roja para Madrid y las autoridades recomendaron no salir de los domicilios ni coger el coche si no era estrictamente necesario. Sus cálculos señalaban que se podría batir el récord de precipitaciones en la capital, que fue de 87 litros en 1972.

Con la Filomena de 2021 en mente (días en los que las previsiones de la AEMET se quedaron cortas y la capital fue prácticamente enterrada bajo la nieve), el presidente de Madrid, José Luis Martínez-Almeida Almeida puso a la ciudad sobre aviso: “La situación va a ser excepcional y anómala”.

Unas horas más tarde, una pantalla acompañada de un pitido aparecía en millones de móviles sorprendiendo a los ciudadanos, que al mediodía aún miraban al cielo esperando un diluvio que no llegaba. La Comunidad de Madrid había enviado un aviso telefónico masivo, la primera vez que recurre a este sistema, para alertar de niveles récord de precipitaciones.

No sucedió en la capital, el agua cayó moderadamente y de forma intermitente y no se informó de ninguna incidencia de gravedad. La gente se preguntaba por las redes por qué habían fallado los pronósticos y si había que tomarse tan en serio este tipo de alertas del Gobierno.

Pero lo cierto es que de “falsa alarma” no tenía nada.

Madrid es en realidad sus 179 municipios. Y lo que ha pasado en 80 kilómetros a la redonda por la lluvia ha sido un desastre absoluto. La DANA ha azotado a Castilla-La Mancha y buena parte de la Comunidad de Madrid, sobre todo la zona suroeste, donde se han registrado inundaciones, cortes de carreteras y hasta el derrumbamiento de un puente. En concreto los municipios más afectados son los Aldea del Fresno, Villa Del Prado, Villamanta, Villamantilla, Villanueva de Perales, Navalcarnero y El Álamo: Toledo, Aldea del Fresno y Navalcarnero.

Basta decir que las inundaciones que han anegado Toledo han dejado dos fallecidos, uno de ellos en la localidad de Casarrrubios del Monte y otro en la A-40, municipio de Bargas. Uno de ellos ha sido encontrado sin vida en el interior de su vehículo, cuando circulaba por la autovía. El otro ha sido hallado en el interior de un ascensor que se quedó bloqueado por un corte de luz provocado por el temporal.

Un coche cayó de madrugada al río Alberche a su paso por la localidad madrileña de Aldea de Fresno. Por suerte, los servicios de emergencia han encontrado a uno de los desaparecidos. El menor, de 10 años, estaba encaramado a un árbol, con vida.

Estos sucesos se producían cuando entraba la noche, momento en el que los bomberos regionales llegaron a atender 140 servicios en apenas dos horas en localidades como Aldea del Fresno, Villa del Prado, Villamantilla y Navalcarnero, entre otras, sobre todo por inundaciones de vías de acceso, calles y garajes. El Ayuntamiento de Chapinería incluso vio como su puente de la M-510 colapsaba, dejando aislados a los habitantes, porque los accesos por otras vías eran simplemente imposibles a esas horas.

Carreteras cortadas y conductores atrapados

La acumulación de agua en las carreteras M-524, M-540 y M-507 a la altura de Villamanta, hizo que los bomberos tuvieran que auxiliar a varios conductores atrapados. El desbordamiento de arroyos complicó aún más la situación. En Móstoles, se temió lo peor para el Guadarrama por la subida de caudal debido a las lluvias.

Ya entrada la madrugada, Emergencias de la Comunidad de Madrid calificaba de “muy complicada” la situación en esa zona, compartiendo vídeos de riadas y vecinos achicando agua. En total, se gestionaron 1.257 expedientes relacionados con tormentas, con 726 intervenciones de los bomberos. “Se han realizado numerosos rescates de personas en viviendas y en vehículos”, explicaban las autoridades.

La tormenta cayó, vaya que sí cayó, pero no lo hizo tanto en la capital (donde estaban todas las miradas puestas) como en sus alrededores. Incluso el presidente andaluz, Juanma Moreno, llegó a poner en duda el alarmismo de Madrid: “Si un organismo público alerta de ‘peligro extremo’ debe estar muy seguro, porque eso tiene consecuencias sociales y económicas”. Un argumento infundado dado el desastre que en realidad sí experimentaron muchos de los municipios de Madrid.

Lo explica muy bien Miguel Ángel Pelacho, delegado de Aemet Madrid, en este artículo de El País. Destaca que los litros caídos no son cantidades para nada desdeñables: “La precipitación ha estado más localizada al oeste de Madrid y en la sierra y no tanto en la ciudad por el movimiento de la DANA. Cuando los modelos dan una situación entre aviso naranja y rojo, por precaución se tiende a poner rojo, sobre todo si afecta a mucha población”.

Imágenes: Twitter

En Xataka | Hubo un año que no tuvimos verano en España: las temperaturas de agosto no llegaban ni a los 12ºC


La noticia

Madrid se salvó por diez kilómetros: la previsión de AEMET acertó la catástrofe en los pueblos de la comunidad

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Albert Sanchis

.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.