Exclusivo de CNN: La investigación electoral del fiscal especial Jack Smith se centra ahora en la recaudación de fondos y violaciones del equipo de votación

(CNN) — El fiscal especial Jack Smith sigue con su investigación sobre los esfuerzos para anular las elecciones de 2020, un mes después de acusar a Donald Trump de orquestar una amplia conspiración para permanecer en el poder, una ampliación de la investigación que plantea la posibilidad de que otras personas aún puedan enfrentar peligros legales.

Las preguntas formuladas a dos testigos recientes indican que Smith se está centrando en cómo el dinero recaudado a partir de afirmaciones infundadas de fraude electoral se utilizó para financiar intentos de violar el equipo de votación en varios estados ganados por Joe Biden, según múltiples fuentes familiarizadas con la investigación en curso.

En ambas entrevistas, los fiscales centraron sus preguntas en el papel de la exabogada de Trump, Sidney Powell.

Según facturas obtenidas por CNN, la organización sin fines de lucro de Powell, Defending the Republic, contrató firmas forenses que finalmente accedieron a equipos de votación en cuatro estados indecisos ganados por Biden: Georgia, Pensilvania, Michigan y Arizona.

Powell enfrenta cargos penales en Georgia después de que el mes pasado fuera acusada formalmente por la fiscal de distrito del área de Atlanta, Fani Willis, quien alega que Powell ayudó a coordinar y financiar un complot multiestatal para acceder ilegalmente a los sistemas de votación después de las elecciones de 2020.

Powell se declaró inocente de los cargos.

El fiscal especial Jack Smith examina una reunión de febrero de 2020 donde Trump elogió las protecciones de seguridad electoral de EE.UU. Las implicaciones del caso judicial contra Trump 5:16

Esos cargos se centran en una violación del sistema de votación en el condado de Coffee, Georgia, un distrito rural republicano que votó abrumadoramente por Trump en 2020. La acusación de Willis describe la violación y la supuesta participación de Powell como centrales para la conspiración más amplia para revocar la resultados de las elecciones de 2020 en Georgia.

Powell también ha sido identificada por CNN como uno de los cómplices no acusados de Trump que figuran en la acusación electoral federal de Smith.

Nuevos detalles sobre la investigación en curso de Smith indican que los fiscales federales están examinando una serie de infracciones electorales posteriores a las elecciones de 2020, que los investigadores estatales han estado investigando durante más de un año.

Aún no está claro exactamente cómo encaja esta reciente línea de investigación en la investigación criminal en curso de Smith. El jurado investigar de Smith en Washington expirará el 15 de septiembre, pero puede extenderse más allá de esa fecha.

La oficina del fiscal especial se negó a hacer comentarios.

El escrutinio de la recaudación de fondos de Powell

Según las fuentes, a los testigos entrevistados por los fiscales de Smith en las últimas semanas se les preguntó sobre el papel de Powell en la búsqueda de pruebas de fraude electoral después de las elecciones de 2020, incluido cómo su empresa sin fines de lucro, Defending the Republic, proporcionó dinero para financiar esos esfuerzos.

Donald Trump se declara inocente en caso de subversión electoral en Georgia

Sidney Powell, abogada del presidente Donald Trump, durante una conferencia de prensa en la sede del Comité Nacional Republicano en Washington, noviembre de 2020. (Crédito: Al Drago/Bloomberg/Getty Images)

Powell promovió Defending the Republic como una organización sin fines de lucro centrada en financiar las impugnaciones legales postelectorales del equipo de Trump, mientras cuestionaba los resultados en estados clave en los que Biden había ganado. Todos esos desafíos y esfuerzos de recaudación de fondos que los sustentaban se basaron en la premisa, según la organización, de que ya se disponía de pruebas de un fraude electoral generalizado.

Pero según documentos revisados por CNN y testimonios de testigos obtenidos por la Comisión Selecta de la Cámara de Representantes que investigó el asalto al Capitolio, del 6 de enero de 2021, el grupo se utilizó para financiar una búsqueda desesperada para respaldar retroactivamente afirmaciones infundadas que los abogados de Trump ya habían presentado en demandas fallidas que cuestionan los resultados en varios estados.

Una serie de facturas y comunicaciones obtenidas por grupos de integridad electoral, incluida la Coalición para el Buen Gobierno y el programa American Oversight, Defending the Republic, contribuyeron con millones de dólares para impulsar el acceso a equipos de votación en estados clave.

En un expediente judicial, después de la acusación en su contra en Georgia, Powell negó su participación en la violación del condado de Coffee, pero reconoció que “una organización sin fines de lucro que ella fundó” pagó a la firma forense contratada para examinar los sistemas de votación allí.

Powell no respondió a la solicitud de comentarios de CNN.

Supuestos nombres, fotos y direcciones del jurado investigador que votó para acusar a Trump en Georgia circulan en sitios web de la ultraderecha Informe de la declaración de Trump en Georgia 4:26 Preguntas sobre teorías de conspiración

El equipo de Smith ha preguntado específicamente a testigos sobre ciertas teorías de conspiración impulsadas por Powell, incluyendo que Dominion Voting Systems tenía vínculos con el fallecido presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y presentaba un software que utilizó para manipular su propia elección. La compañía de software ha dicho anteriormente que fue manipulada la participación en esas elecciones venezolanas, no el sistema de votación.

Un testigo que se reunió con el equipo de Smith, a principios del mes pasado, el excomisionado de la Policía de Nueva York, Bernie Kerik, habló extensamente sobre cómo los aliados de Trump accedieron a los sistemas de votación en el condado de Antrim, Michigan, poco después del día de las elecciones. Kerik también habló sobre los orígenes de la teoría de que las máquinas de votación podrían cambiar los votos de un candidato a otro, según su abogado Tim Parlatore.

Kerik también reconoció la violación de los sistemas de votación en el condado de Coffee durante su entrevista con los fiscales federales, dijo Parlatore a CNN, y agregó que si bien su cliente planteó el tema, la conversación no profundizó en detalles.

A Kerik y a otro testigo que se reunió con el equipo de Smith en las últimas semanas se les preguntó si Powell alguna vez pudo respaldar sus diversas afirmaciones de fraude, incluidas las teorías de conspiración de que países extranjeros habían pirateado equipos de votación.

A ambos también se les preguntó sobre Defending the Republic y cómo se utilizó como fuente de financiación para encontrar pruebas de fraude electoral, dijeron fuentes a CNN.

Trump, en el banquillo de los acusados: resumen de los problemas legales del expresidente de EE.UU. ¿Quién es el juez que presidirá el caso de Trump en Georgia? 2:23 Red de agentes

Además, los fiscales especiales también han escuchado a otros testigos sobre esfuerzos para violar el equipo de votación en otros estados.

En abril, un agente del FBI y un fiscal de la Oficina del Fiscal Especial de Smith entrevistaron a un residente de Pensilvania llamado Mike Ryan, que solía trabajar para un rico donante republicano de Pensilvania llamado Bill Bachenberg.

Durante su entrevista, que Ryan describió a CNN, el testigo dice que les dijo a los investigadores federales que Bachenberg trabajó con Powell y otros abogados de Trump para acceder a los sistemas de votación en Pensilvania y otros estados después de las elecciones de 2020.

Bachenberg, quien ayudó a organizar a los falsos electores de Pensilvania, fue citado a comparecer por la Comisión SDelecta de la Cámara de Representantes, el año pasado, pero no hay indicios públicos de que haya testificado. Ryan dice que les dijo a los investigadores federales que después de las elecciones de 2020, Bachenberg estuvo en contacto directo con Trump y una serie de los aliados más destacados del expresidente, incluidos los abogados Rudy Giuliani y John Eastman, participando en llamadas estratégicas sobre los esfuerzos para anular los resultados electorales en múltiples estados.

No está claro si el equipo de Smith o el FBI se han puesto en contacto con Bachenberg. Bachenberg no respondió a las solicitudes de comentarios de CNN.

Infracciones en Pensilvania y Michigan

La secretaria de Estado de Michigan, Jocelyn Benson, también le dijo a CNN que ha hablado con investigadores tanto a nivel estatal como federal sobre la presión para acceder a los sistemas de votación.

Benson dice que cuando se reunió con el equipo de Smith, a principios de esta primavera, a ella, al igual que a Kerik, le preguntaron específicamente sobre los esfuerzos relacionados con el condado de Antrim, Michigan, donde Powell y una abogada llamada Stefanie Lambert ayudaron a financiar un equipo de agentes pro-Trump que accedieron sistemas de votación poco después del día de las elecciones de 2020.

Stefanie Lambert escucha durante una audiencia judicial en Detroit, Michigan, en octubre de 2022. (Crédito: Dieu-Nalio Chery/Reuters)

Luego, los agentes produjeron un informe que afirma que los votos pasaron de Trump a Biden en el condado de Antrim. Ese informe luego se utilizó como supuesta evidencia para respaldar las docenas de demandas fallidas que Powell presentó en nombre de Trump alegando fraude electoral. Desde entonces, el informe fue desacreditado.

“Creo que la investigación a nivel federal es amplia y meticulosa y analiza todas las formas en que se atacó la democracia en 2020. Por eso, esperaría que todo esté sobre la mesa, cada ley que fue violada”, dijo Benson a CNN el mes pasado refiriéndose al interés del fiscal especial en los esfuerzos para acceder a los sistemas de votación.

Lambert fue acusada el mes pasado por fiscales estatales de Michigan por su presunta participación en una conspiración para acceder a las máquinas de votación allí. Lambert también está vinculada a una infracción en el condado de Fulton, Pensilvania, donde brindó representación legal para el propio condado después de que dos funcionarios republicanos del condado permitieron en secreto que una empresa forense copiara los datos de las máquinas de votación en un esfuerzo por ayudar a Trump a revertir su derrota de 2020 en el estado.

La violación es actualmente objeto de una investigación en curso dirigida por un fiscal seleccionado por la Corte Suprema de Pensilvania.

Lambert y Bachenberg recibieron copias de los datos del sistema de votación del condado de Fulton durante la violación, según la reciente demanda civil que nombra a ambos individuos.

Lambert también ha sido identificada por CNN como una cómplice no acusada en la acusación de Georgia, que alega que trabajó con Powell para asegurar los datos del sistema de votación que fueron copiados del condado de Coffee y que tenía la tarea de ayudar a cobrar facturas de la firma forense contratada a través de Defending the Republic.

En una declaración a CNN, Lambert no dio más detalles sobre sus vínculos con Bachenberg, pero defendió su trabajo relacionado con las elecciones, diciendo: “Soy una entusiasta defensora de mis clientes. No he violado ninguna ley”.

Los correos electrónicos obtenidos por American Oversight indican que Bachenberg participó en discusiones sobre la financiación de la auditoría de Arizona y ayudó a facilitar una revisión similar en Pensilvania.

En un correo electrónico de septiembre de 2021, que contiene un resumen del informe final sobre la controvertida auditoría electoral realizada en Arizona, Bachenberg escribió que “PA será una de las próximas fichas de dominó [sic] en caer”.

Ese mismo mes, los republicanos del Senado de Pensilvania iniciaron una “investigación forense” de los resultados de las elecciones estatales de 2020.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.