Furor en Bélgica por un bono público ante la baja rentabilidad de los depósitos bancarios

En Bélgica no se habla de otra cosa. En solo una semana, la que fue del 24 de agosto al 1 de septiembre, más de 600.000 ciudadanos compraron un bono a un año lanzado por el Estado. En un país que no llega a los 12 millones de habitantes, eso supone que uno de cada 20 ha participado de la mayor operación financiera lanzada nunca por el Estado belga. Los 21.900 millones recaudados por las arcas públicas tampoco tienen parangón en la historia europea de este tipo de emisiones, y ante el éxito de la iniciativa, la popularidad de su gran valedor, el ministro de Finanzas, Vincent Van Peteghem, se ha disparado.

Seguir leyendo

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.