La conflictiva relación de Violeta Isfel con sus vecinos: ‘Me han mandado callar’

Violeta Isfel está trabajando actualmente en dos proyectos, aunque la convivencia con sus vecinos es complicada.

INSTAGRAM/violetaisfel

Violeta Isfel tiene todo para triunfar en el plano profesional: la actriz y cantante ha resurgido como Ave Fénix luego de superar un problema de salud y vivir momentos complicados con la pandemia de COVID-19 debido a que el ritmo de trabajo bajó; sin embargo, ahora está lista para más retos.

“Agradezco mucho a la vida por haberme dado esta memoria increíble donde no se me mezclan los cables”

Actualmente, Violeta está enfocada en dos proyectos de actuación: “Lagunilla mi barrio” y “Caperucita roja”. En entrevista exclusiva que puedes leer completa en la edición de TVyNovelas de esta semana, la actriz nos contó algunos de los retos que tiene al trabajar en dos obras teatrales distintas:

“Agradezco mucho a la vida por haberme dado esta memoria increíble donde no se me mezclan los cables, puedo ser muy barrio o súper dulce, y está siendo un trabajo vocal superinteresante; aparte, estas funciones de ‘Caperucita’… son los domingos a las 11 y a la una, termina y corro para dar funciones de ‘Lagunilla mi barrio’ ”, nos detalló sobre su rutina.

Pero no sólo el teatro le ha dado trabajo a Violeta Isfel: la actriz tiene una participación especial en los 2000’s X Siempre con el papel de Antonella, personaje que la catapultó en la telenovela “Atrévete a soñar”. Hace varios años, a la cantante le practicaron una cirugía de cuerdas vocales, por lo que para ella es muy importante recobrar la confianza en su propia voz y brillar con las canciones de “Las Divinas” que encantaron al público.

VIOLETA ISFEL Y SU CONFLICTIVA RELACIÓN CON SUS VECINOS

Sin embargo, no todo es color de rosa para Violeta Isfel, y es que si bien el trabajo le ha brotado a manos llenas, en el plano personal las cosas no le han salido tan bien, sobre todo por la conflictiva relación que ha tenido con sus vecinos del edificio donde vive, y incluso estudia la posibilidad de cambiarse de departamento.

“No podemos ‘echar pata’ a gusto, me han mandado callar, la vecina, en pleno clímax, tocando desde arriba”

“Ya estamos pensando en poder mudarnos a otro lugar porque es terrible, tengo una vida muy nocturna, mis domingos son los lunes, yo el domingo me levanto muy temprano, y que yo esté corriendo para los vecinos no es lo mejor del mundo, no podemos ‘echar pata’ a gusto, me han mandado callar, la vecina, en pleno clímax, tocando desde arriba; la última vez hasta le eché más ganas…”, detalló la actriz.

“La verdad, ya descubrimos que nuestra modalidad por nuestro estilo de vida no puede ser departamento, así que me tendré que mudar en algún momento, y luego Omar es músico y su inspiración llega en la noche, entonces estamos al revés, tiene que vivir con audífonos, pero somos muy respetuosos, aunque de repente llega el mensajito: ‘Vecina, no cante’. En cuanto termine mi contrato me mudaré”, aseguró Violeta Isfel, consciente de que tal vez deba vivir en una casa aparte debido a su estilo de vida.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.