Casi cinco décadas después de que fuera condenado injustamente por violación en Nueva York, una nueva prueba de ADN exonera a un hombre de 72 años

(CNN) — Casi cinco décadas después de que fuera condenado injustamente por violación, un juez de Nueva York anuló la condena de Leonard Mack tras nuevas pruebas de ADN que lo descartaron como autor e identificaron a un hombre diferente que ya ha confesado el crimen, anunciaron los fiscales.

Mack, de 72 años, cumplió más de siete años en una prisión de Nueva York después de que un jurado lo declarara culpable de una violación de una niña de secundaria en Greenburgh en 1975 y un cargo relacionado con armas, según la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Westchester.

Después de abrir una revisión de la afirmación de inocencia de Mack el año pasado, la oficina del fiscal de distrito realizó pruebas de ADN que “excluyeron concluyentemente” a Mack como el violador y también encontró que la investigación inicial y el procesamiento se basaron en identificaciones de testigos oculares que estaban “contaminadas por datos problemáticos y procedimientos sugerentes utilizados por la Policía”, dijo la oficina en un comunicado.

Mack, cuya exoneración coincidió con su cumpleaños número 72, dijo que nunca perdió la esperanza de que se probara su inocencia.

“Hoy ha tardado mucho en llegar. Perdí siete años y medio de mi vida en prisión por un delito que no cometí y he vivido con esta injusticia sobre mi cabeza durante casi 50 años”, dijo Mack en un comunicado proporcionado por Innocence Project, una organización que trabaja para exonerar a personas condenadas injustamente y llevó el caso de Mack al fiscal del distrito.

“Ahora la verdad ha salido a la luz y finalmente puedo respirar. Finalmente soy libre”, dijo.

Mack es un veterano de la guerra de Vietnam y ha vivido con su esposa en Carolina del Sur durante casi 21 años, según Innocence Project. Dijo que la condena errónea afectó irrevocablemente su vida.

“Cambió el curso de mi vida, todo, desde el lugar donde vivía hasta mi relación con mi familia”, dijo Mack.

Basándose en su conocimiento de casos similares, el Proyecto Inocencia dijo que la condena injusta de Mack es la más larga que se ha anulado basándose en nueva evidencia de ADN.

Nuevas pruebas de ADN indican que 3 hombres condenados por homicidio no lo cometieron, según un experto forense

 

Leonard Mack, centro, abrumado por la emoción en una sala del tribunal del condado de Westchester el 5 de septiembre de 2023. (Crédito: Mark Vergari/The Journal News/USA Today Network)

Los investigadores pudieron igualar los nuevos resultados de la prueba de ADN a un hombre de Westchester que había sido condenado por otra violación en 1975 y otro delito sexual en 2004, dijo la oficina del fiscal de distrito. Cuando fue entrevistado por un investigador, el hombre confesó la violación de Greenburgh en 1975, según el comunicado.

Debido al estatuto de limitaciones de Nueva York, el nuevo sospechoso no puede ser procesado por el crimen de 1975, pero actualmente está bajo custodia y está siendo procesado por no registrarse como delincuente sexual relacionado con el crimen sexual de 2004, según la oficina del fiscal de distrito.

La fiscal de distrito del condado de Westchester, Miriam E. Rocah, atribuyó el descubrimiento de la inocencia de Mack a su “fuerza inquebrantable que luchó para limpiar su nombre durante casi 50 años”.

“Esta exoneración confirma que las condenas injustas no sólo son perjudiciales para los condenados injustamente sino que también nos hacen a todos menos seguros”, dijo Rocah en un comunicado la semana pasada.

Una mujer se reencuentra con su hija, que fue secuestrada hace 51 años, gracias a una prueba de ADN El caso de 1975

El 22 de mayo de 1975, un hombre apuntó con una pistola a dos niñas de secundaria y las ató en una zona boscosa de Greenburgh, Nueva York, según el Innocence Project. El hombre violó a una de las niñas dos veces antes de huir del lugar, dejando que la otra niña se liberara y corriera a una escuela cercana donde un maestro llamó a la Policía, dijo la organización.

El Departamento de Policía de Greenburgh buscó a un sospechoso descrito como un hombre negro de unos 20 años, con el pelo muy corto y bien afeitado, que portaba una pistola y vestía pantalones negros, una chaqueta color canela, un sombrero negro con ala blanca y una arete de oro en su oreja izquierda, según The Innocence Project.

Aproximadamente dos horas después de la violación, un agente de Policía detuvo y arrestó a Mack, que llevaba un sombrero de fieltro negro y un arete de oro en la oreja izquierda. El agente dijo que encontró un revólver en el auto de Mack y que Mack encajaba con la descripción del sospechoso, aunque su ropa no coincidía con la descripción de las víctimas, según Innocence Project.

Un análisis de ADN se vuelve clave para acusar a un hombre por el asesinato de una niña hace 30 años

Las víctimas, una de las cuales era legalmente ciega, identificaron posteriormente a Mack mediante una serie de “procedimientos de identificación problemáticos”, que incluían conjuntos de fotografías y alineaciones, según el Innocence Project.

“La identificación errónea de testigos presenciales, como en este caso, es el principal factor que contribuye a las condenas injustas y ha contribuido al 64% de las 245 exoneraciones y liberaciones del Proyecto Inocencia”, dijo la organización.

Un estudio de más de 3.000 exoneraciones desde 1989 mostró que los estadounidenses negros tienen siete veces más probabilidades que los estadounidenses blancos de ser condenados falsamente por delitos graves, según un informe de 2022 del Registro Nacional de Exoneraciones.

 

— Elizabeth Wolfe de CNN contribuyó a este informe.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.