‘Daryl Dixon’ y ‘Dead City’ demuestran que la franquicia ‘The Walking Dead’ no está muerta: solo necesitaba nuevos aires

‘The Walking Dead’ es, nos pongamos como nos pongamos, una franquicia con un potencial enorme. El complejo e inmenso mundo que planteó en sus primeras temporadas se ha acabado agotando, pero su fórmula de pequeños microcosmos que replican vicios y virtudes de la sociedad desaparecida, pero a pequeña escala, encaja con las bases fundacionales de las películas de muertos de George A. Romero, su principal referente.

Por desgracia, la fórmula se fue agotando debido a un centrarse cada vez más en las enrevesadas relaciones entre los personajes y un olvido casi absoluto de los muertos. No es que solo nos guste el gore y la putrefacción, que también, es que los muertos son parte esencial de esta metáfora que es “un mundo poblado por zombis es casi lo mismo que uno sin ellos”. Tan esencial, de hecho, que la franquicia solo ha tenido que plantear un par de spin-offs lo suficientemente originales como para que los recibamos como un bienvenido soplo de aire fresco.

Ciudades muertas y otros spin-offs

Actualmente, hay en marcha numerosas series derivadas de la principal ‘The Walking Dead’. La más longeva, ‘Fear of the Walking Dead‘ acaba este mismo año, en septiembre, ha durado ocho temporadas y empezó como una alternativa retratando a una familia disfuncional, pero acabó como un spin-off al uso. ‘World Beyond‘ duró dos temporadas y se centró en protagonistas jóvenes. ‘Tales of the Walking Dead’ tiene formato de antología, un reparto de impresión y de momento no se ha confirmado segunda temporada (ni cancelación). Y a principios de 2024 está prevista ‘ The one who lives’, que contará la historia de amor entre Rick y Michonne.

Quedan las dos más interesantes, que acaban de aterrizar a nuestras pantallas. ‘The Walking Dead: Dead City‘ se puede ver completa en España en AMC+ y está más orientada a la acción gracias al protagonismo de uno de los villanos más queridos de la serie: Negan, a quien se suma otra vieja conocida, Maggie. La serie no ha ocultado, desde el principio, sus aires a lo ‘1997: Rescate en Nueva York’ desde su mismo material promocional, porque en el argumento también coincide lo suyo.

Varios años después del final de ‘The Walking Dead’, los dos antihéroes viajarán a un Manhattan postapocalíptico en busca del hijo secuestrado de Maggie, a manos de un villano que tiene lazos en común con el pasado de Negan. La ciudad en ruinas es el escenario perfecto para una aventura hiperviolenta que se aleja de los entornos rurales que marcaron buena parte de la serie principal. En su beneficio juega el ser una historia contenida y el extraordinario escenario, que da pie hasta a sus buenos ramalazos de ‘Mad Max’.

Daryl Dixon viaja a Europa

El nuevo spin-off de la franquicia, recién llegado también a AMC+, acaba de estrenar un primer episodio muy prometedor. En él, otro de los héroes más queridos de la serie principal llega a Francia, continuando el destino que le deparó ‘The Walking Dead’. Quiere volver a Estados Unidos, pero antes decide ayudar a llegar a su destino a un niño casi milagroso que puede tener consigo el secreto para reconstruir el mundo.

En efecto, suena a ‘The Last of Us’: un hombre decidido y relativamente al margen de la sociedad reconstruida tras un apocalipsis accede a escoltar a una “niña mágica” en un peligroso viaje cuya meta es la salvación misma de la endeble civilización que intenta renacer a duras penas. Obviamente, la coincidencia es semi-casual (la serie y ‘Daryl Nixon’ han coincidido en el tiempo, pero el videojuego de Naughty Dog es muy anterior… y antes de eso, el tropo del viaje-escolta es bien conocido en el género fantástico, se me viene ‘Willow‘ a la cabeza, sin ir más lejos).

En cualquier caso, Daryl Nixon tiene su propia personalidad, y funciona bien bajo los códigos de ‘The Walking Dead’. Tenemos un futuro violento, un héroe que está para pocas tonterías y algo de esperanza camuflada bajo un montón de secundarios que intentan sobrevivir en este mundo desolado. Quizás sea más dependiente en tono y estilo a la serie original que ‘Dead City’, pero la ambientación en Francia y el estilo seco y directo, más la ampliación del lore de la franquicia con nuevos tipos de muertos hace pensar que ‘The Walking Dead’ también es uno de esos muertos a los que vamos a ver andar durante muchos años. 

Cabecera: AMC+

En Xataka | Las películas post-apocalípticas ya no funcionan, y esta es la receta para volver a hacer atractivo el fin del mundo


La noticia

‘Daryl Dixon’ y ‘Dead City’ demuestran que la franquicia ‘The Walking Dead’ no está muerta: solo necesitaba nuevos aires

fue publicada originalmente en

Xataka

por
John Tones

.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.