Apple tiene otro gran secreto para ganar más dinero con sus productos. Y no tiene nada que ver con sus chips

El martes pasado Apple nos presentaba sus nuevos Apple Watch Series 9, Ultra 2, y por supuesto los iPhone 15/Plus y los iPhone 15 Pro/Max. Sin embargo, al comienzo de la presentación mostró un pequeño vídeo en el que en tono de comedia (más o menos) nos hablaba de sus esfuerzos por ser una empresa con emisiones cero. A partir de ahí era posible destacar uno de los grandes secretos de Apple para maximizar sus beneficios.

Packaging. Steven Sinofsky hablaba precisamente de la importancia del empaquetado o packaging en un hilo en X. Este ingeniero y directivo fue máximo responsable del desarrollo de la suite ofimática Office, y más tarde de Windows 7 en Microsoft, tenía claro que “la mayoría de la gente no ha pensado mucho en el packaging”, y planteaba una pregunta que tiene más relevancia de la que parece. “¿Cuántos de vosotros sabíais que se puede obtener un doctorado en empaquetado?”.

Empaquetar tiene mucha miga. Las empresas que necesitan empaquetar sus productos suelen acudir a terceras empresas teóricamente especializadas en este ámbito. Ellas proporcionan cajas de tamaño estándar con huecos plásticos moldeados para el producto y luego ofrecen otras cajas para poder reempaquetar esas cajas de cara a su envío por mar o aire. Eso, dice, se supone que es lo barato, “o uno podría pensarlo”.

Hazte tus propios paquetes. Sinofsky destacaba cómo Apple precisamente ha invertido mucho para lograr inventar su propio empaquetado. “Cada fracción de dimensión de volumen peso y cada dimensión cuadrada de material es una oportunidad para optimizar”. El objetivo: optimizar esos paquetes para su envío.

Hola, caja pequeña. En 2020 Apple presentó sus iPhone 12 y iPhone 12 Pro con una novedad llamativa y polémica. No incluirían ni el cargador ni los populares EarPods. Eso, dijo Tim Cook, permiría reducir las emisiones de carbono durante el envío al lograr meter más cajas en los palés y contenedores de los barcos. Hacer las cajas más pequeñas fue probablemente uno de los motivos de no incluir ni cargadores ni auriculares. O quizás fuera sencillamente una maravillosa consecuencia.

Grandes costes, grandes beneficios. Hacer algo así, reconoce, es “súper difícil y caro”, pero el resultado es que el empaquetado suele ser “una obra de arte y una experiencia de desempaquetado fantástica”. Hacer ‘unboxings’ de producto se ha convertido en todo un clásico en plataformas como YouTube, y Apple se ha convertido en maestra en este ámbito. “No solo usa menos materiales y apenas usa plástico: sus paquetes son más pequeños y menos vulnerables”.

Más paquetes por barco (o avión). En 2023, explicaba Sinofsky, Apple envió 225 millones de iPhone. “La etapa de empaquetado debe suponer entre 1 y 2 dólares. Si ahorran 0,50 dólares en eso son 100 millones de dólares que van a la caja. Y eso es muchísimo mejor y valioso para los análisis. Y más verde”. Son todo beneficios tras ese esfuerzo inicial. La propia Apple lo explicó en su informe medioambiental de 2020: quitar accesorios en los iPhone 12 y los Apple Watch Series 6 “permitió un empaquetado más pequeño y ligero. También nos permitió llenar cada palé de envío con un 70% más de productos, lo que a su vez ayuda a reducir las emisiones relacionadas con el envío”.

Igual no habría que comprarle el discurso a Apple. El mensaje de greenwashing de Apple —todas lo hacen— se apoya desde luego en argumentos potentes y razonables: gracias a esas cajas pueden enviar más por lo mismo… ¿o no? Como señalaba un usuario de Reddit, el problema está en que mucha gente acaba comprando un cargador y unos auriculares para poder tener esas cosas que antes Apple sí incluía en la caja. ¿Qué supone eso? Más paquetitos, papel y quizá plástico para esos accesorios. Es cierto que otros muchos reutilizan cargadores y auriculares que ya tenían, pero el argumento de ese usuario era también válido. Aquí hay un poco de todo, y al final la que gana es, sin duda, Apple.

Y luego está el reciclado. Apple también es referente en el uso de materiales reciclados, algo que también contribuye a reducir costes en la producción. No todas las empresas pueden hacer algo así, destacaba Sinofsky: el volumen de Apple y su integración vertical permiten que hacerlo sea rentable, pero la empresa ha hecho sin duda una inversión importante para lograr algo así. Los márgenes lo son todo, y Apple sabe como exprimirlos al máximo. Incluyendo, claro, las cajas de sus productos.

En Xataka | El nuevo coleccionismo de moda entre los aficionados a la tecnología no tiene nada que ver con la tecnología


La noticia

Apple tiene otro gran secreto para ganar más dinero con sus productos. Y no tiene nada que ver con sus chips

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Pastor

.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.