Compromís defenderá en las Cortes la red de carriles bici desplegados por el Botànic

Compromís ha presentado una proposición no de ley (PNL) para que las Cortes Valencianas muestren su rechazo al desmantelamiento de itinerarios ciclistas anunciados por los ayuntamientos valencianos “gobernados por la derecha y la extrema derecha” como es el caso de Elche. La portavoz adjunta de Compromís en el Ayuntamiento de Valencia, Papi Robles, y el concejal de la formación Giuseppe Grezzi, han denunciado que el gobierno local de Valencia, del PP, pone en peligro 20 millones de euros de fondos europeos que están ligados a varios proyectos de movilidad sostenible, entre ellos la eliminación del túnel de Pérez Galdós y la reurbanización de ese entorno, dotando de espacios verdes y peatonales a toda esa zona.

“Hasta el 22 de septiembre celebramos la Semana Europea de la Movilidad, inmersos en esta iniciativa que promueve los desplazamientos sostenibles nos encontramos con gobiernos municipales como los de Elche y Valencia que ya han anunciado el desmantelamiento de vías ciclistas que se habían construido los últimos años, una barbaridad que va en contra de la transformación necesaria para garantizar municipios saludables y verdes, implementando infraestructuras que promuevan la movilidad sostenible y desincentiven los medios de transporte más contaminantes”, defiende la diputada Paula Espinosa.

La coalición quiere que los grupos parlamentarios se posicionen contra la eliminación de carriles bici, además de instar a los ayuntamientos a mantener su compromiso con las infraestructuras ciclistas ya licitadas. Muchos de estos carriles bici que ahora pretenden eliminar fueron construidos gracias a la financiación de los fondos europeos de recuperación Next Generation EU y de los proyectos que constituyen el Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia; “fondos que el Ministerio para la Transición Ecológica ya ha advertido que, en caso de desmantelarlos, las subvenciones tendrán que ser devueltas por parte de los ayuntamientos que lleven adelante esta política de reversión”.

“Es muy preocupante que la llegada del PP y Vox al gobierno de algunos ayuntamientos esté suponiendo ir en contra de la política europea y de los compromisos internacionales en materia de reducción de emisiones”, advierte la parlamentaria. Las políticas para la lucha contra el cambio climático tienen que suponer el desarrollo de la movilidad sostenible, en la que los desplazamientos en bicicleta juegan un papel fundamental y desgraciadamente se están desincentivando”.

Y se propone que el Gobierno valenciano desarrolle políticas y programas en apoyo de la movilidad sostenible para que las ciudades de más de 50.000 habitantes y las de más de 20.000 que superen los límites de contaminación del aire habiliten zonas de bajas emisiones (ZBE), como establece la Ley de Cambio Climático y Transición Energética.

Túnel de Pérez Galdós

En Valencia, el anuncio del gobierno local, del PP, de “repensar” la reforma de la avenida de Pérez Galdós, con la supresión del túnel, o la eliminación de un carril bici entre el barrio de San Isidro para reconvertir la vía en una ciclocalle, han activado todas las alarmas en la formación valencianista. Robles ha dicho que “desde Compromís le pedimos a la señora Catalá que gestione con responsabilidad y sin sectarismos, y también le pedimos que sea fiel al proyecto que firmó de la Capitalidad Verde Europea y de la reducción de emisiones”. “Y no se lo pedimos sólo desde Compromís”, ha añadido Robles, a través de una moción que hemos presentado para el próximo pleno municipal, lo hacen también los vecinos y vecinas del barrio, con quien hemos hablado y acordado los puntos clave”.

Giuseppe Grezzi ha dicho que “el túnel representa una verdadera autopista urbana que desde hace décadas afecta a la calidad de vida de los miles de vecinos y vecinas que viven en torno a los cerca de 2,5 kilómetros que abrazan las dos avenidas, creando una situación de insalubridad por los altos niveles de contaminación acústica y atmosférica”. Además, ha añadido Grezzi, “hay que tener en cuenta los problemas derivados de esta anacrónica infraestructura, como la falta de accesibilidad, de permeabilidad y la inseguridad vial”.

Desde Compromís consideran que “la pérdida de una subvención para un proyecto tan importante y tan costoso para la ciudad sería un error histórico, un desperdicio económico sin precedentes y una traición a los vecinos y vecinas afectados de la Raiosa, Patraix, Nous Moles, La Petxina y Arrancapins”.

Además, renunciar a este proyecto “sería alejarse de las principales capitales europeas y mundiales para convertirse en la capital provinciana de Madrid que Almeida quiere”, ha denunciado Robles.

Mientras, Grezzi ha puesto los ejemplos a las ciudades de Utrecht (que ha transformado una autopista en un canal navegable y que ha recibido el Premio Europeo de Espacio Público Urbano 2022) y de la ciudad de Seúl, (que ha llevado a cabo la transformación de una autopista en la que antes circulaban 170.00 coches, en un canal navegable donde ahora hay multitud de personas disfrutando de un parque lineal de 400 hectáreas).

El concejal ha recordado que en Valencia también se ha ido trabajando estos últimos años esta línea de ir haciendo una ciudad más amable y con espacio de calidad para las personas en los proyectos de la Plaza de la Reina, la Plaza de la Ayuntamiento o de la calle Colón.

El proyecto de renaturalización de la avenida Pérez Galdós-Giorgeta forma parte de un paquete de proyectos que el Ayuntamiento de Valencia presentó a convocatoria de los Next Generation y que fue definitivamente concedida hace unos meses. En el caso de Pérez Galdós, el proyecto presentado es Arrels el ganador del concurso de ideas, que fue la base de presentación de las ayudas, consensuado con el vecindario, y que contempla una serie de condicionantes que no se podrían cumplir si no se elimina el túnel.

Seguir leyendo

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.