Ana Rosa Quintana se despide de las mañanas para saltar a las tardes: “Yo soy yo y digo lo que pienso”

Ana Rosa Quintana no se irá de vacaciones hasta este martes 25 de julio, una fecha inusualmente tardía para ella. Lo hará después de analizar en El programa de Ana Rosa la resaca electoral de este domingo. “Solo he pedido entrevista con Alberto Núñez Feijóo para este lunes, porque es quien va a ganar”, comenta en la sede madrileña de Mediaset España en la tarde del jueves. Ha convocado a los medios para despedirse de forma definitiva de su exitoso formato matutino, con el que ha sido líder de forma ininterrumpida en las últimas 19 temporadas, con una media de cuota de pantalla del 19,8%. A partir de la segunda quincena de septiembre, pasará a heredar las tardes de Sálvame con un nuevo formato, TardeAR, diseñado a medida por su productora fundada junto a Xelo Montesinos, Unicorn Content.

Durante todo el mes de julio, los cuatro principales candidatos a la presidencia han ofrecido entrevistas a la comunicadora en las mañanas de Telecinco. Entre ellos se encuentra Pedro Sánchez, quien llevaba años sin pisar su plató y que ella asegura haber invitado todas las semanas hasta que finalmente regresó, hace unos días. “Se ha dado cuenta que tenía que venir a los medios un poquito tarde”, defiende. ¿Y Feijóo ha acertado no acudiendo al debate del miércoles emitido en RTVE?, le pregunta este periódico. “Hizo bien. Aquí solo va a haber dos presidentes, o Feijóo o Sánchez —recula con respecto a sus palabras anteriores—. Y en ese debate, se dirimía quién será la tercera y la cuarta fuerza política más votada”, argumenta. Entonces, ¿quién ganó ese debate, Yolanda Díaz o Santiago Abascal?. “Yolanda”, contesta Quintana de inmediato y sin titubear.

La comunicadora es consciente de que su influencia mediática y política ha cambiado mucho desde que hace casi dos décadas pasara de comandar Sabor a ti, en las tardes de Antena 3, a las mañanas de Telecinco. “Yo soy yo y digo lo que pienso. Y me equivoco o no, pero lo hago en conciencia”, comenta. Desde que llegó la pandemia, comenzó a hacer editoriales muy críticos con el Gobierno de Pedro Sánchez en El programa de Ana Rosa, en los que admite no buscar el equilibrio periodístico, sino dar su opinión. “Estaba en casa y me puse a escribir sobre lo que estaba pasando. Como no quería que mi opinión personal involucrara al resto de personas que intervienen en la mesa política y en el programa, decidimos que ese contenido apareciera siempre solo conmigo, antes de que se emitiera la careta del programa”, puntualiza. “Pero algo de editorial haremos también en la tarde”, avanza.

De hecho, Quintana matiza las palabras de Alessandro Salem, nuevo máximo ejecutivo de Mediaset España, que afirmó el pasado mes de mayo en este periódico que “no habrá política en las tardes de Telecinco”. “No es verdad”, dice ahora la comunicadora. “Él tiene razón. No tiene ningún sentido hacer una tertulia política por la tarde, pero si hay un tema político, claro que lo vamos a tratar. Vamos a hacer un programa de actualidad y todo es política. Que suban o bajen las pensiones, que haya una pandemia, que cambie un código penal…”. Ella estará al frente del programa solo de lunes a jueves por consejo médico, tras superar el año pasado un cáncer que le mantuvo casi un año alejada de la televisión.

Aun así, considera “impresentable” que su nombre aparezca en la campaña electoral, o el de Pablo Motos, el de Alsina, el de Vicente Vallés, incluso el de Silvia Intxaurrondo, muy criticada por el PP por repreguntar y corregir a Feijóo durante su paso por La hora de La 1. “Llevamos un acoso real en los últimos meses que no ha ocurrido nunca. Desde el poder se ha decidido que hay periodistas buenos o malos”, critica. “Los periodistas tenemos derecho a controlar al poder. Sea quien sea y esté quién esté”.

Quintana no solo puntualiza a Salem, también a Jaime Guerra, responsable de la División de Producción de Contenidos del grupo de comunicación, quien explicaba este jueves que TardeAR mantendrá “una duración típica” de los programas vespertinos, de unas tres horas. “Bueno, ya veremos… Eso no es lo que habíamos quedado hace un mes”, comenta luego Quintana, solo medio en broma. “Quiero hacer un programa moderno. Intentaremos ser gamberros”, dice al tiempo que admite que el adelanto de la fecha de elecciones ha trastocado los planes iniciales que Unicorn y Mediaset tenían para TardeAR.

“No me voy, solo me mudo de casa. Entendí que la cadena que me ha dado 19 años de éxito me necesitaba y no le podía decir que no”, comenta sobre este cambio, que admite arriesgado. Telecinco comienza la futura temporada con la intención de plantar realmente cara a Antena 3. A priori, Ana Rosa Quintana no lo tiene complicado para hacerse con el liderato ante unas tardes de audiencias muy fragmentadas. Sonsoles Ónega ronda en la actualidad el 11% con su programa en Antena 3 (cifra muy similar a la que lograba en temporada alta, en mayo) y lidera ante La 1, cuyo concursos, programas y culebrones se manejan en cuotas entre el 7% y el 11% en esa franja.

Unicorn Content, que tomará a partir de septiembre el control de la parrilla de Mediaset en detrimento de La Fábrica de la Tele, también se encargará de dar continuidad a las mañanas, tal y como han triunfado con Ana Rosa, pero sin Ana Rosa. Producirá dos espacios para Telecinco, uno de actualidad política, el recuperado La mirada crítica, con Ana Terradillos, y un magacín con crónica social, titulado Vamos a ver, con Joaquín Prat Jr. y Patricia Pardo. Todos ellos ya son rostros habituales en las mañanas de la cadena. La productora de Ana Rosa y Xelo Montesinos también se seguirá encargando de Fiesta, el magacín de fin de semana de Telecinco, y de Cuatro al día, el programa vespertino de actualidad de Cuatro, que coincidirá en algún momento en parrilla con TardeAR, pero que “no será competencia”, consideran sus responsables, al contar con “una identidad y contenidos propios”.

Telecinco, en su renovada ambición por recuperar el liderato en audiencias, también está grabando un piloto con Jorge Javier Vázquez con la intención de lanzar en septiembre un espacio de entrevistas que compita frontalmente con El hormiguero de Pablo Motos. A Quintana le parece una buena idea si ese proyecto sale adelante. “Jorge Javier es buenísimo y siempre aporta”, defiende.

Puedes seguir EL PAÍS TELEVISIÓN en Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Seguir leyendo

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.