El Banco de España avisa del debilitamiento de la economía y rebaja cuatro décimas la previsión de crecimiento para 2024 al 1,8%

Déjà vu. Se repite en el horizonte próximo el perfil de desaceleración que trazó la economía el año pasado, cuando incluso se llegó a hablar de recesión técnica pero al final la coyuntura se salvó por el gasto público y el sector exterior. El Banco de España vuelve a advertir sobre las señales de debilidad que muestra la actividad durante la segunda mitad del año, si bien esta situación debería mejorar conforme se avance en el 2024 al aumentar las rentas reales por la moderación de los precios, recuperarse el comercio global y desplegarse las inversiones de fondos europeos. Aun así, el organismo supervisor mantiene la previsión de crecimiento para este año en un 2,3%. Sin embargo, este peor comportamiento en la recta final del ejercicio, que viene lastrado por las subidas de tipos, el encarecimiento de la energía y la atonía de los socios comerciales, tendrá un efecto arrastre que hace que la institución rebaje su pronóstico para el año que viene en cuatro décimas hasta el 1,8%.

Seguir leyendo

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.