El Paso está en el “umbral de una tercera oleada” de migrantes y los albergues no se dan abasto, advierte funcionario

(CNN) — El Paso, Texas, se encuentra en el “umbral de una tercera oleada” de llegadas de migrantes, a medida que los refugios locales superan su capacidad, dijo este lunes a CNN un funcionario local de una organización sin fines de lucro.

Los tres albergues operados por la organización sin fines de lucro Opportunity Center for the Homeless han sobrepasado su capacidad durante las últimas tres semanas, dijo a CNN el subdirector de la organización, John Martin. Por su parte, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) está aumentando la cantidad de personas que deja en libertad en las calles.

Las solicitudes de refugio de migrantes crecen cerca del 29% en México

“El viernes registramos 700 liberaciones en la calle. La Oficina de Gestión de Emergencias de El Paso tuvo que intervenir y ayudar a alojar a los inmigrantes en hoteles”, explicó Martin.

Las liberaciones en las calles también están generando una situación de cuello de botella: los inmigrantes permanecen más tiempo en El Paso por falta de recursos para llegar a su destino, explica Martin.

Las razones por las que la gente llega a Estados Unidos son muy variadas, según los expertos: algunos huyen de la violencia, mientras que otros buscan oportunidades económicas o reunirse con familiares que ya están en el país.

En la región se ha producido un repunte de migrantes en la frontera, con una media de 1.200 encuentros diarios, según la directora de Comunicación Estratégica de El Paso, Laura Cruz-Acosta. Las ONG, las autoridades municipales y del condado están recibiendo a más de 1.100 personas al día, añadió.

La ciudad ha proporcionado refugio a través de hoteles “a más de 4.200 migrantes en los últimos siete días”, dijo Cruz-Acosta.

“La ciudad de El Paso y la Oficina de Gestión de Emergencias (OEM, por sus siglas en inglés) continúan proporcionando refugio de emergencia para apoyar a las ONG locales, el Centro de Apoyo de Servicios para Migrantes del Condado y recibir liberaciones directas del CBP”, dijo Cruz-Acosta. “OEM está operando actualmente hoteles con más de 900 migrantes a los que se les proporciona comida y refugio mientras se aseguran y esperan su viaje”.

Cuando se le preguntó acerca de los migrantes que están siendo liberados en las ciudades de Estados Unidos, la CBP dijo en un comunicado a CNN que la agencia “está trabajando de acuerdo al plan y como parte de nuestros procesos estándar para descomprimir rápidamente las áreas a lo largo de la frontera suroeste, y de forma segura y eficiente filtrar y procesar a los migrantes para colocarlos en los procedimientos de aplicación de inmigración en consonancia con nuestras leyes”.

El sur de California también ha registrado una afluencia de migrantes en los últimos días.

Alrededor de 2.000 migrantes llegaron al condado de San Diego en los últimos días, mientras que los grupos de ayuda están trabajando para proporcionarles recursos adicionales, el Immigrant Defenders Law Center, una firma de abogados centrada en las comunidades de inmigrantes con sede en Los Ángeles, dijo a CNN.

El número está siendo reportado a través de los esfuerzos de admisión y ayuda, dijo la portavoz Alicia Vargas. No hubo planificación previa o notificación sobre la llegada de los migrantes, y la mayoría de los migrantes necesitan ayuda adicional, agregó.

Las autoridades fronterizas separaron a algunas familias migrantes en medio del hacinamiento en las instalaciones, según un informe

“Nos hemos reunido con funcionarios federales para garantizar un proceso seguro y coordinado tanto para los inmigrantes como para nuestros residentes”, dijo el alcalde de San Diego, Todd Gloria, en un comunicado. “A medida que el Congreso delibera un paquete de financiamiento gubernamental, es imperativo que incluyan la solicitud de asignaciones suplementarias para la frontera suroeste del Gobierno de Biden, que incluye US$ 600 millones para ayudar a nuestras organizaciones sin fines de lucro con operaciones continuas de refugio y apoyo”.

En la ciudad de El Cajón, a unos 27 kilómetros al este de San Diego, el alcalde Bill Wells calificó la oleada de “desastre”.

“Todas las salas de emergencia están al límite de su capacidad en el condado de San Diego. Nuestros refugios para personas sin hogar están llenos. Los recursos están al límite”, dijo Wells en una publicación en las redes sociales.

— Conor Powell y Taylor Romine de CNN contribuyeron con este reportaje.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.