Descubren “tesoros y secretos” en templo hundido frente a la costa egipcia

(CNN) — Se han revelado nuevos “tesoros y secretos” en el sitio de un templo hundido frente a la costa mediterránea de Egipto, anunció este martes el Instituto Europeo de Arqueología Subacuática (IEASM) en un comunicado de prensa.

Un equipo arqueológico subacuático, dirigido por el arqueólogo marino francés Franck Goddio, realizó más descubrimientos en el sitio de un templo dedicado al dios Amón en la antigua ciudad portuaria de Thonis-Heracleion en la bahía de Aboukir, dijo el instituto.

El equipo investigó el canal sur de la ciudad, donde enormes bloques de piedra del antiguo templo se derrumbaron “durante un evento cataclísmico que data de mediados del siglo II a. C.”, dijo el instituto.

El templo del dios Amón era el lugar al que acudían los faraones “para recibir los títulos de su poder como reyes universales del dios supremo del antiguo panteón egipcio”, decía.

Encuentran cuatro espadas romanas de hace 1.900 años en una cueva de Israel

“Se desenterraron objetos preciosos pertenecientes al tesoro del templo, como instrumentos rituales de plata, joyas de oro y frágiles recipientes de alabastro para perfumes o ungüentos”, dijo el IEASM. “Dan testimonio de la riqueza de este santuario y de la piedad de los antiguos habitantes de la ciudad portuaria”.

Las excavaciones arqueológicas, realizadas conjuntamente por el equipo de Goddio y el Departamento de Arqueología Subacuática del Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto, revelaron estructuras subterráneas “sostenidas por postes y vigas de madera muy bien conservados que datan del siglo V a. C.”, dijo el instituto.

“Es sumamente conmovedor descubrir objetos tan delicados, que sobrevivieron intactos a pesar de la violencia y magnitud del cataclismo”, dijo Goddio, presidente del IEASM y director de excavaciones.

Los descubrimientos fueron posibles gracias al desarrollo y uso de nuevas tecnologías de prospección geofísica que pueden detectar cavidades y objetos “enterrados bajo capas de arcilla de varios metros de espesor”, afirmó el instituto.

También hay reliquias de la presencia griega

Demostrando la presencia griega en el Antiguo Egipto, se descubrió un delicado vertedor de bronce con forma de pato entre cerámicas en el sitio de un santuario griego recientemente descubierto para Afrodita en las ruinas sumergidas de Thonis-Heracleion. (Crédito: Christoph Gerigk ©Franck Goddio/Fundación Hilti)

Al este del templo de Amón, se descubrió un santuario griego dedicado a Afrodita que contenía objetos de bronce y cerámica.

“Esto ilustra que los griegos, a quienes se les permitió comerciar y establecerse en la ciudad durante la época de los faraones de la dinastía Saïte (664 – 525 aC), tenían sus santuarios para sus propios dioses”, dijo el instituto.

Los descubrimientos de armas griegas también revelan la presencia de mercenarios griegos en la zona, afirmó el IEASM. “Defendían el acceso al reino por la desembocadura del brazo canópico del Nilo. Este ramal era el más grande y mejor navegable de la antigüedad”.

Bucear en Thonis-Hercleion para descubrir tesoros antiguos es una tarea delicada. Se muestra una mano votiva emergiendo del sedimento durante una excavación. (Crédito: Christoph Gerigk ©Franck Goddio/Fundación Hilti)

Los restos de Thonis-Heracleion se encuentran ahora bajo el mar, a 7 kilómetros de la actual costa de Egipto, dijo el IEASM. La ciudad fue durante siglos el puerto más grande de Egipto en el Mediterráneo antes de la fundación de Alejandría por Alejandro Magno en el 331 a.C.

“El aumento del nivel del mar y los terremotos seguidos de maremotos que provocaron licuefacción de la tierra provocaron que una porción de 110 kilómetros cuadrados del delta del Nilo desapareciera totalmente bajo el mar, llevándose consigo la ciudad de Thonis-Heracleion”, dijo el instituto.

La ciudad fue descubierta por el IEASM en el año 2000.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.