Cassidy Hutchinson, exasistente de Trump, afirma que Rudy Giuliani la manoseó el día del asalto al Capitolio

(CNN) — Cassidy Hutchinson, exasistente de Donald Trump en la Casa Blanca, afirma en un nuevo libro que Rudy Giuliani la tocó inapropiadamente durante el mitin que precedió el asalto al Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero de 2021.

Hutchinson, cuyo testimonio explosivo el año pasado fue clave en las audiencias públicas de la comisión selecta que investigó los hechos del 6 de enero, detalla su paso por el gobierno del expresidente Donald Trump en su libro titulado “Enough”, que se publicará la próxima semana.

CNN pudo confirmar las declaraciones que aparecen en el libro, las cuales fueron reportadas por el diario The Guardian inicialmente. Hutchinson ––asistente del entonces secretario general de la Casa Blanca de Trump, Mark Meadows–– escribe que Giuliani metió las manos “debajo de mi chaqueta y luego de mi falda” en el mitin del 6 de enero.

Ted Goodman, asesor político de Giuliani, emitió un comunicado en el que calificó de “mentiras repugnantes” las afirmaciones de Hutchinson.

“Es justo preguntarle a Cassidy Hutchinson por qué acaba de revelar estas acusaciones de hace dos años y medio, como parte de la campaña de publicidad para el lanzamiento de su libro”, señaló Goodman. “Esta es una mentira repugnante contra el alcalde Rudy Giuliani, un hombre cuya distinguida carrera en el servicio público incluye acabar con la mafia, limpiar la ciudad de Nueva York y consolar a la nación después del 11 de septiembre”.

El relato sobre lo que ocurrió el 6 de enero

Hutchinson escribe que el incidente con Giuliani lo observaron otras personas, incluido John Eastman, un abogado conservador que, como Giuliani, presentó afirmaciones falsas de que a Trump le robaron las elecciones de 2020.

El incidente comenzó, escribe Hutchinson, cuando Giuliani afirmó tener pruebas de fraude electoral.

“Las comisuras de su boca se dividieron en una sonrisa de gato de Cheshire. Agitando una pila de documentos avanzó hacia mí, como un lobo acercándose a su presa”, narró Hutchinson.

“’Tenemos la evidencia. Está todo aquí. Vamos a lograrlo’. Rudy pasó un brazo alrededor de mi cuerpo, cerrando el espacio que nos separaba. Sentí su pila de documentos presionando la parte baja de mi espalda. Bajé los ojos y vi su mano alcanzar el dobladillo de mi chaqueta”, escribió Hutchinson.

“‘Por cierto’, dijo, tocando la tela, ‘me encanta cómo se te ve esta chaqueta de cuero’. Su mano se deslizó debajo de mi chaqueta, luego de mi falda”.

“Sentí sus dedos congelados subir por mi muslo”, relató. “Levanté la barbilla. El blanco de sus ojos parecía ictérico. Mis ojos se dirigieron a John Eastman, quien mostró una sonrisa lasciva”.

“Luché contra la tensión en mis músculos y retrocedí del agarre de Rudy… llena de rabia, atravesé la carpa, buscando a Mark”, continuó, en referencia a su entonces jefe Meadows.

Charles Burnham, abogado de Eastman, negó categóricamente el relato de Hutchinson y en una declaración a CNN calificó las acusaciones de “difamatorias”.

El comunicado de Burnham señaló que Eastman “no recuerda haber conocido nunca a la señora Hutchinson y ni siquiera sabía quién era hasta su testimonio público ante la Comisión Selecta de la Cámara de Representantes en junio de 2022”.

La batalla legal de Giuliani

Las afirmaciones de Hutchinson ocurren mientras Giuliani enfrenta una serie de problemas legales, incluida una deuda de millones de dólares en facturas legales. El exalcalde de la ciudad de Nueva York es una de las 18 personas ​​que fueron acusadas junto a Trump en agosto por la fiscal de distrito del condado de Fulton, Fani Willis, por su presunto papel en el intento de interferir con los resultados de las elecciones de 2020 en Georgia. Giuliani tuvo que pagar una fianza mientras espera el juicio.

Un bufete de abogados que representó a Giuliani en los últimos años, Davidoff Hutcher & Citron, también lo está demandando, señalando que Giuliani había pagado sólo 214.000 dólares de su factura total, dejando a la firma una deuda de más de 1,3 millones de dólares.

Giuliani también ha sido declarado responsable de difamar a dos trabajadores electorales de Georgia que dicen que Giuliani los acusó falsamente de cometer fraude electoral en 2020.

El Comité de Acción Política de Trump pagó recientemente más de 300.000 dólares que Giuliani debía a una empresa de alojamiento de datos, pues esta mantuvo acceso a algunos de sus datos electrónicos que debía producir en el litigio. También enfrenta más de 100.000 dólares en sanciones por no responder a partes de la demanda por difamación electoral de 2020 y está esperando un juicio con jurado sobre daños potencialmente significativos en ese caso.

Trump ha promovido actividades de recaudación de fondos para el fondo de defensa legal de Giuliani.

Con información de Kara Scannell y Katelyn Polantz de CNN.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.