Luis Abinader, presidente de República Dominicana, advierte ante la ONU sobre Haití días después de cerrar la frontera común

(CNN Español) — El presidente de República Dominicana, Luis Abinader, habló este miércoles ante la Asamblea General de la ONU sobre su decisión de cerrar sus fronteras con Haití desde el pasado 15 de septiembre.

República Dominicana cierra sus fronteras con Haití: ¿cuál es el conflicto?

El mandatario sostuvo que “un pequeño grupo de particulares haitianos ha retomado la construcción de un canal ilegal en territorio haitiano para extraer agua del río Dajabón”, también conocido como río Masacre. Según Abinader, la construcción es unilateral, ilegal y viola los tratados fronterizos de los dos países.

El presidente aseguró que ante “este acto ilícito internacional”, su gobierno debió cerrar la frontera con el país vecino, incluidos los pasos fronterizos aéreos, terrestres y marítimos.

Nayib Bukele asegura en la ONU que El Salvador se convirtió en el país más seguro de Latinoamérica

“El gobierno dominicano se ha visto obligado a tomar medidas contundentes, como el cierre de la frontera con Haití, para garantizar la seguridad y el interés nacional, así como para proteger nuestros ríos, medioambiente y producción agrícola”, afirmó Abinader.

Aunque señaló que no busca ni desea confrontación con Haití, dijo que sí están “enfrentando a los actores incontrolables que mantienen la inseguridad en Haití por sus intereses particulares”, y agregó que estos ahora “conspiran” también contra la estabilidad de su gobierno y la seguridad de los recursos hídricos.

Luego, denunció que la construcción del canal “es una maniobra de control de agua por parte de una reducida élite económico-política para lucrarse con su venta a pequeños productores de la zona”.

Según Abinader, el gobierno de Hatí ha señalado que “no se trata de una obra gubernamental, pero no la ha detenido producto de la debilidad institucional y la crisis de orden público y seguridad en ese país”.

Cierre de frontera entre República Dominicana y Haití deja pérdidas millonarias, dicen autoridades dominicanas

El presidente de República Dominicana agregó que solo 2 km del río discurren por Haití, mientras que 55 km lo hacen por territorio dominicano.

Abinader instó ante el pleno de la Asamblea General de la ONU a atender el “tema haitiano como de altísima prioridad”, ante la posibilidad de que la situación en Haití “pueda desbordar las fronteras de ese país incidiendo como un factor de inseguridad en la región”.

Los efectos del cierre total de la frontera de República Dominicana con Haití desde el viernes ya empiezan a sentirse en la economía de la localidad dominicana de Dajabón, según las autoridades de la zona.

Para el alcalde de Dajabón, Santiago Riverón, la situación es difícil, ya que esa localidad y toda la provincia del mismo nombre viven del comercio bilateral.

Riverón afirmó que en las instalaciones del llamado Mercado Binacional de Dajabón, haitianos y dominicanos comercian los lunes y los viernes por el equivalente a más de US$ 4 millones por semana.

Lo que ha dicho Haití sobre el conflicto

En un comunicado emitido el 15 de septiembre, cuando se cerraron las fronteras, el gobierno de Haití dijo que el país “puede decidir soberanamente sobre la explotación de sus recursos naturales”.

“Al igual que la República Dominicana, con la que comparte el río Masacre, tiene pleno derecho a realizar capturas (tomas de agua) allí, de conformidad con el acuerdo de 1929. El gobierno de la República de Haití tomará todas las medidas necesarias para proteger los intereses del pueblo haitiano”, agregó. El río en cuestión nace en República Dominicana y luego es limítrofe entre los dos países.

Las autoridades haitianas aseguraron que siempre favorecerán el diálogo. “El diálogo estaba en curso y bien encaminado entre la delegación haitiana, debidamente autorizada, con sus homólogos dominicanos de la Comisión Binacional, en la cancillería dominicana, en la República Dominicana, cuando se produjo el anuncio unilateral del presidente de República Dominicana de cerrar sus fronteras”, agregaron.

Mientras en su primera reacción tras el cierre inicial en el paso de Dajabón, el 6 de septiembre, había señalado que las obras de canalización respondían a una iniciativa privada, sin participación estatal, en su declaración del viernes 15 el gobierno de Haití instó a su población a mantener la calma y aseguró que tomará todas las medidas necesarias para que la irrigación de la llanura de Maribahoux se lleve a cabo conforme a los estándares, bajo la supervisión de los Ministerios de Agricultura, Recursos Naturales y Desarrollo Rural y de Medio Ambiente.

Con información de Ana Melgar, Omar Fajardo y Jessica Hasbun. 

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.