¿Qué podría pasar si cierra el Gobierno de Estados Unidos?

(CNN) — La posibilidad de un cierre del Gobierno de Estados Unidos es más probable cada día que pasa, ya que los legisladores aún no llegan a un acuerdo para ampliar la financiación más allá de la fecha límite, a finales de mes.

Los líderes del Congreso de ambos partidos confían en aprobar una extensión de la financiación a corto plazo para mantener las cosas en marcha y evitar el cierre. Pero no está nada claro que ese plan tenga éxito en medio de profundas divisiones sobre el gasto entre los dos partidos y desacuerdos políticos sobre cuestiones como la ayuda a Ucrania.

El Pentágono advierte que un cierre del gobierno podría interrumpir la ayuda militar de EE.UU. a Ucrania

Esto es lo que hay que saber si el Gobierno se cierra y lo que está impulsando la situación actual:

¿Cómo podría desencadenarse un cierre del Gobierno?

La financiación del Gobierno expira al final del sábado 30 de septiembre, cuando el reloj marca la medianoche y se convierte en el 1 de octubre, que marca el inicio del nuevo año fiscal. (Como abreviatura, la fecha límite se describe comúnmente como el 30 de septiembre a medianoche).

Si el Congreso no aprueba una ley para renovar la financiación en ese plazo, el Gobierno federal cerrará a medianoche. Como esto ocurriría durante el fin de semana, los efectos totales del cierre no se verían hasta el comienzo de la semana laboral el lunes.

¿Qué podría ocurrir durante un cierre?

En caso de cierre, muchas operaciones gubernamentales se detendrían, pero algunos servicios considerados “esenciales” continuarían.

Las agencias federales tienen planes de contingencia que sirven como hoja de ruta para lo que continuará y lo que se detendrá. Por ahora, los organismos aún tienen tiempo para revisar y actualizar los planes y no es posible predecir exactamente cómo se verían afectadas las operaciones del gobierno si se produjera un cierre a finales de mes.

Las operaciones y servicios gubernamentales que continúan durante un cierre son actividades consideradas necesarias para proteger la seguridad pública y la seguridad nacional o consideradas críticas por otras razones. Algunos ejemplos de servicios que han continuado durante paros anteriores son la protección de fronteras, la aplicación de la ley federal y el control del tráfico aéreo.

Los empleados federales cuyo trabajo se considere “no esencial” estarían en situación de excedencia, lo que significa que no trabajarían y no recibirían paga durante el cierre. Los empleados cuyo trabajo se considere “esencial” seguirían trabajando, pero tampoco cobrarían durante el cierre.

Una vez finalizado el cierre del Gobierno, los empleados federales que estaban obligados a trabajar y los que fueron suspendidos recibirán el pago retroactivo.

ANÁLISIS | Las luchas internas del Partido Republicano conducen a Estados Unidos a un cierre del Gobierno

En el pasado, el pago retroactivo para los empleados suspendidos no estaba garantizado, aunque el Congreso podía actuar y actuó para garantizar que esos trabajadores fueran compensados por los salarios perdidos una vez finalizado el cierre. Ahora, sin embargo, el pago retroactivo para los trabajadores suspendidos está automáticamente garantizado como resultado de la legislación liderada por el senador Ben Cardin, demócrata de Maryland, que fue promulgada en 2019. Los empleados considerados “esenciales” y obligados a trabajar ya tenían garantizado el pago retroactivo después de un cierre antes de la aprobación de esa legislación.

Y los empleados federales no son los únicos que pueden sentir los efectos de un cierre.

En anteriores cierres, los parques nacionales se han convertido en uno de los principales focos de atención. Aunque los sitios del Servicio de Parques Nacionales en todo el país han estado cerrados durante cierres gubernamentales anteriores, muchos permanecieron abiertos, pero con una grave falta de personal bajo el Gobierno de Trump, durante un cierre en 2019. Algunos sitios de los parques operaron durante semanas sin servicios para visitantes proporcionados por el Servicio de Parques, como baños, recolección de basura, instalaciones o mantenimiento de carreteras.

“Si eres un trabajador del Gobierno, es altamente perturbador, ya sea que no vayas a trabajar o que lo hagas”, dijo Maya MacGuineas, presidenta de la Comisión para un Presupuesto Federal Responsable, una organización no partidista y sin fines de lucro. “Si eres alguien que quiere utilizar uno de los servicios a los que no puedes acceder… es muy perturbador. Pero para mucha gente… todas las cosas que esperan y están acostumbrados a ver del Gobierno siguen ocurriendo y los inconvenientes y el tipo de pérdida de tiempo y de recursos no son cosas que vean y sientan directamente”.

¿Por qué Estados Unidos podría encaminarse a un cierre del Gobierno?

En estos momentos, existe una profunda división entre la Cámara de Representantes y el Senado en torno a los esfuerzos por alcanzar un consenso y aprobar la legislación de gastos para todo el año, ya que los conservadores de línea dura de la Cámara de Representantes presionan a favor de profundos recortes de gastos y polémicos añadidos políticos que los demócratas, así como algunos republicanos, han rechazado por considerarlos demasiado extremos.

Con el plazo de financiación a la vuelta de la esquina, los principales legisladores de ambos partidos esperan aprobar una prórroga de financiación a corto plazo, conocida en el Capitolio como resolución continua o CR, por sus siglas en inglés. Estas medidas a corto plazo se utilizan a menudo como una solución provisional para evitar un cierre y ganar más tiempo para tratar de llegar a un acuerdo más amplio de financiación para todo el año.

No está claro, sin embargo, si habrá suficiente consenso para aprobar incluso un proyecto de ley de financiación a corto plazo en ambas cámaras antes de finales de mes, ya que los conservadores de la Cámara de Representantes se oponen a la posibilidad de un proyecto de ley provisional y han amenazado con votar en contra, al tiempo que exigen importantes concesiones políticas que no tienen ninguna posibilidad de ser aprobadas por el Senado.

La lucha por la ayuda a Ucrania también podría ocupar un lugar central y complicar aún más los esfuerzos para aprobar un proyecto de ley a corto plazo.

Los demócratas y los republicanos del Senado apoyan firmemente la ayuda adicional a Ucrania, que podría incluirse como parte de un proyecto de ley provisional, pero muchos republicanos de la Cámara de Representantes son reacios a seguir enviando ayuda y no quieren que se adjunte a un proyecto de ley de financiación a corto plazo.

¿Qué ha dicho la Casa Blanca sobre el posible cierre?

La Casa Blanca advirtió esta semana que un cierre podría poner en peligro programas federales cruciales.

En su advertencia, la Casa Blanca estimó que 10.000 niños perderían el acceso a los programas Head Start para menores de bajos ingresos en todo el país, ya que el Departamento de Salud y Servicios Humanos se vería impedido de conceder subvenciones durante un cierre, mientras que los controladores aéreos y los funcionarios de la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA, por sus siglas en inglés) tendrían que trabajar sin sueldo, amenazando con retrasos en los viajes en todo el país. El cierre también retrasaría las inspecciones de seguridad alimentaria de la Administración de Alimentos y Medicamentos.

“Estas consecuencias son reales y evitables, pero solo si los republicanos de la Cámara de Representantes dejan de jugar políticamente con la vida de las personas y de atender las demandas ideológicas de sus miembros más extremistas y de extrema derecha”, dijo la Casa Blanca.

Marnie Hunter, Donald Judd y Piper Hudspeth Blackburn, de CNN, contribuyeron a este artículo.

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.