Portugal aprueba otra vez la ley que prohíbe nuevos pisos turísticos y desafía el veto del presidente de la República

Las medidas del Gobierno socialista portugués para combatir la crisis de la vivienda chocaron este verano contra el presidente de la República, Marcelo Rebelo de Sousa, que pertenece a la familia del centroderecha. La ley que incluía la prohibición de abrir nuevos pisos turísticos en las principales ciudades del país, un impuesto extraordinario a los propietarios de estos alojamientos y el fin de la concesión de los visados de oro por inversiones inmobiliarias fue aprobada a finales de julio en el Parlamento, pero no llegó a ser publicada en el Diario de la República por el veto de Rebelo de Sousa. El jueves fue de nuevo al pleno para ser debatida sin cambiar una coma para forzar su promulgación y su entrada en vigor en octubre. El debate se realizó sin la presencia de miembros del Gobierno y ni siquiera la ministra de la Vivienda, Marina Gonçalves, acudió a escuchar a los portavoces parlamentarios. La aprobación, prevista en la sesión de este viernes, está garantizada por la mayoría absoluta de los socialistas en la Asamblea.

Seguir leyendo

Post Relacionados

Suscríbase a nuestros boletines

Únete a nuestra comunidad de lectores informados y mantente al día con las noticias más importantes.